viernes, 9 de septiembre de 2016

One Mississippi

amazon.com/One-Mississippi-Season-1/
-Estreno: 9 de septiembre de 2016, Amazon.
-Dramedia, 26 minutos, 1 temporada, 6 episodios.
-Renovada.

-Tig Notaro es una "stand-up comedian" estadounidense que es sureña, lesbiana y ha pasado por una mastectomía doble, renunciando a la reconstrucción de las mamas y conservando las cicatrices tal cual. Además, ha sufrido un caso agudo de contagio intestinal de bacteria C Diff, su madre murió una noche de repente, y está intentando quedarse embazarada junto a su pareja. Todo esto no son meros cotilleos traídos aquí sin motivo, sino que son parte del material que ella misma usa en sus monólogos de comedia, obviamente tan oscuros de tono que cualquier media sonrisa brilla con luz propia. Tanto es así que tras una de sus actuaciones en 2012, Louis CK, el pope de la comedia tan alternativa que casi no es ni comedia, la llamó para convencerla de que publicara el audio en iTunes. Cuatro años más tarde, todo eso desemboca en una dramedia donde Notaro interpreta la inevitable versión ficcionalizada de sí misma (aquí es una locutora de radio, profesión que en la vida real tiene su hermano Renaud). Cuando ocurre la muerte de su "madre" Tig vuelve a casa en Mississippi, donde pasa una temporada desenredando las consecuencias del repentino fallecimiento (y las secuelas de sus propias enfermedades) junto a su hermano, su padrastro y su novia, ahora a distancia. Tras todo esto, puede comprenderse que esta sea una serie que lleve el concepto de "no es para todos" hasta sus últimas consecuencias, pero tampoco es que se regodee en las desgracias que le han ocurrido a la protagonista. Por supuesto que no se hace como si no existieran, y en cambio se tratan con un rayo de cansada esperanza que si no llega a ser optimismo, al menos tampoco es derrotismo. A veces carga un poco las tintas contra los profesionales médicos que en el fondo solo intentan ayudarla (a ella y a su madre), lo cual es un blanco un tanto fácil, pero a cambio tanto la serie como la propia actriz tienen una cierta resignada serenidad, al menos de puertas hacia afuera, que la hacen ciertamente admirable.