domingo, 16 de agosto de 2015

Show me a hero

hbo.com/show-me-a-hero
-Estreno: 16 de agosto de 2015, HBO
-Drama, 55 minutos, 6 episodios.
-Miniserie.

-David Simon es uno de los nombres más importantes de la historia de la televisión, debido a la calidad de las teleseries con las que ha estado relacionado ('Homicide', 'The corner', 'The wire', 'Generation kill' y 'Treme'). Con 'Show me a hero' muestra otra vez por qué hay gente que queda tan fascinada por sus proyectos: porque coge cosas que tenemos a la vista, cosas que nos cabrean y que nos afectan, y hace ficciones con ellas que son prácticamente documentales, ya que están basadas en hechos auténticos. La droga, el racismo, la política, la violencia, la educación, la guerra, las desigualdades, la prensa, la policía y hasta el simple buscarse la vida más o menos honradamente son los temas que toca, sin recurrir a zombis, dragones o naves espaciales que sustituyan a personas y temas de verdad. Solo alguien como él podría considerar que una historia sobre la construcción o no de unas viviendas sociales en Yonkers (estado de Nueva York) podría dar para una excepcional serie de televisión, y por eso es una voz tan especial desde las pantallas. La serie en concreto ocurre entre 1987 y 1994, y trata sobre los problemas a los que llevó una decisión del gobierno estadounidense de construir viviendas destinadas a gente de pocos recursos económicos en una ciudad de unos 200.000 habitantes mayoritariamente acomodada. Muchos residentes se opusieron a estas viviendas porque temían que sus vecindarios se llenarían de gente pobre y propensa a la delincuencia y se convertirían en guetos de drogadicción y violencia, rebajando el valor del resto de las viviendas que los habitantes anteriores habían pagado sin ayudas del gobierno. Todo esto se complica además porque los residentes anteriores son blancos y los nuevos se espera que sean en su mayoría negros e hispanos, y los opuestos a la decisión no tardan en buscar ejemplos gráficos de otros lugares devastados por las drogas y la delincuencia, con lo cual el tema se empieza a teñir de tonos raciales también. E incluso religiosos, en cuanto se sabe a quién apoya el obispo local, o quién tiene un abogado judío.

Uno de los ataques que Simon siempre ha hecho en sus obras es a cómo los intereses creados de la gente con poder acaban estropeándolo todo (obispos, jueces, políticos en busca de reelección, gente normal y corriente que no quiere complicarse la vida), y este es un microcaso que lo ilustra a la perfección, donde empezando por algo loable (vivienda barata para quien no pueda pagarla) acaba terminando como el rosario de la Aurora. Esto queda ilustrado también por el título de la serie, y del libro en que se basa, escrito por la reportera del 'New York Times' Lisa Belkin, que es el inicio de una cita de Francis Scott Fitzgerald: "Show me a hero and I'll write you a tragedy" ("Muéstrame a un héroe y te escribo una tragedia"). Todo comienza con el alcalde más joven de América, fan de Bruce Springsteen, a quien nadie hacía caso antes de ni siquiera oponerse a la decisión original, sino que solo había pedido una apelación, y que una vez electo se ve luchando contra gigantes de todo tipo (Oscar Isaac, encarnando al alcalde Nick Wasicsko, está muy bien, por cierto). Uno de los sellos de Simon es el de explorar cada cuestión desde todo los ángulos posibles, porque en la vida todo está conectado y todo afecta a todo, así que aparte de al pobre alcalde, la trama también sigue a los residentes antiguos de las zonas afectadas y a varios negros y latinos cuyas circunstancias iluminan la necesidad de la medida tomada.  Como cualquier otra de las obras de Simon, 'Show me a hero' da para varias clases de ética y civismo, y aquí, aparte del comportamiento de los ciudadanos ante sus representantes elegidos, se puede hablar de política local contra gobierno nacional, del papel de los jueces a la hora de tomar decisiones que afectan a millones de personas, de cómo de fácilmente nos salta a cada uno el resorte de los prejuicios y de muchas otras cosas. No acabará provocando una avalancha de memes graciosos en internet, pero es una de las series más necesarias de ver desde la última que Simon hizo.

miércoles, 5 de agosto de 2015

Difficult people

hulu.com/difficult-people
-Estreno: 5 de agosto de 2015, Hulu.
-Comedia, 23 minutos.

-Las series sobre cómicos en Nueva York son todo un subgénero en sí mismas, y como no suelen costar gran cosa producirlas en comparación con otras series, incluso aquellas que no caben en las cadenas de televisión convencionales están empezando a encontrar acomodo en plataformas de internet como Hulu, que por ahora solo puede verse legalmente en Estados Unidos (de hecho esta serie en concreto, por ejemplo, estaba pensada en principio para el canal USA). Creada, escrita y protagonizada por Julie Klausner, trata de una pareja de amigos treintañeros (chico gay y chica hetero, a lo 'Will y Grace'), que se dedican principalmente a odiar a todo y todos, excepto el uno a la otra. Mientras esperan la gran oportunidad que los lance al estrellato cómico, él trabaja (con bastante poco interés) de camarero y ella se dedica a recapitular episodios de realities en plan sarcástico. La fuente cómica aquí reside primero en lo desconsiderados que ambos son con el resto del mundo a su alrededor, y segundo en cómo dicho mundo se acaba vengando de ellos por su mala leche. Por ejemplo, di palabrotas en el teatro delante de unos niños antes de que empiece 'Annie' y acabarás el episodio meándote encima por causa de las vueltas y revueltas del karma neoyorquino. También hay bastantes críticas al mundo celebrity-tuitero, pero esto ya depende de cómo de bien se conozca la fauna del famoseo norteamericano.

Mr Robinson

nbc.com/mr-robinson
-Estreno: 5 de agosto de 2015, NBC.
-Comedia, 21 minutos, 1 temporada, 6 episodios.

-Seis episodios. Se emiten dos por semana. Estreno en agosto. Serie que fue rodada para la temporada anterior. Todos los datos previos apuntan a pinta de "summer burn-off", o serie que se echa al fuego rápidamente durante el verano para deshacerse de ella cuanto antes. Es una telecomedia sobre un músico de funk que no ha pasado de tocar en clubes pequeños de Chicago y que a veces trabaja de profesor de música suplente en colegios. Un día le sale la oportunidad de pillar plaza fija en la que fue su antigua escuela, y donde trabaja la chica a la que plantó el día del baile de fin de curso y que ahora tiene otro novio. Así pues, tenemos un toque de comedia romántica, otro toque de lecciones vitales entre adultos y adolescentes, y la que es seguramente la mejor parte, la de la peculiar música funk-soul irónica que hace el protagonista, parodiando el tono muy poco veladamente sexual de dichos géneros musicales: "Si me enseñas tus magdalenas de chocolate, les puedo añadir mi crema". Por ejemplo. Se supone que el colegio está en una parte chunga de la ciudad, pero aparte de algún que otro porro y de que alguien dibuje pililas en los exámenes, los alumnos van muy limpitos y ordenados a clase, así que nada de tono 'Mentes peligrosas' tampoco. Se nota que está hecha a la medida del cómico protagonista, Craig Robinson, pero sin ser horrible, no es de las que dejan especial huella tampoco.

lunes, 3 de agosto de 2015

Significant mother

cwtv.com/shows/significant-mother/
-Estreno: 3 de agosto de 2015, The CW.
-Comedia, 20 minutos.

-Dos amigos desde preescolar, que ahora tienen 26 años, viven en Portland, y ahora uno de ellos, el ligoncete de los dos, tiene ligue nuevo: ni más ni menos que la madre del otro, una separada de 46 años. La comedia de ocultamientos y mentirijillas entre ambos dura bastante poco, y el otro amigo se entera enseguida, con lo cual la serie pasa a ser una curiosa historia de cómo tu mejor amigo se convierte en tu "padrastro" de hecho mientras no paras de sorprenderlos con las manos en la masa a todas horas. Por su parte, al sufridor de todo esto además le mola una de sus empleadas en un restuarante hipster que tiene, pero ella, una ninfa de pelo corto y hábil con la guitarra, está liada con un inglés machote, barbudo y agricultor que es proveedor del restaurante. Es una comedia romántico-sexual sin demasiada gracia más allá del mortificar al pobre chaval entre la chica, su novio, la madre, el amigo-padrastro y hasta el padre, que a pesar de estar separado anda husmeando lo que pasa con la ex con cierta frecuencia. Prescindible y sobreactuada.

viernes, 31 de julio de 2015

Wet hot American summer

-Estreno: 31 de julio de 2015, Netflix.
-Comedia, 8 episodios, 27 minutos.
-Miniserie.

-En 2001 se estrenó la película 'Wet hot American summer', que era principalmente una parodia de los films ochenteros sobre campamentos juveniles de verano. La trama de la película era en concreto un último día de uno de estos campamentos en 1981 tan lleno de acontecimientos que eso mismo resultaba parte de lo cómico: había una boda, había una obra de teatro que se llevaba ensayando todo el verano, había un trozo de satélite artificial cayendo del cielo e incluso varias desapariciones inquietantes. Bueno, pues la película fue un casi absoluto fracaso de crítica y público, pero resulta que su reparto principal casi al completo, 14 años más tarde, ha hecho fortuna en el mundo del cine y la televisión norteamericanos, lo cual ha provocado que de vez en cuando haya más gente que vaya viendo la película aunque solo sea en plan de "trabajo previo hecho por un actor o actriz que me gusta", y se ha convertido en una especie de clásico tardío de culto. Bradley Cooper, por ejemplo, es ahora mismo uno de los "galanes", como dicen las crónicas rosa, más de moda de las grandes pantallas, habitual de las entregas de premios, y gente como Amy Poehler, Janeane Garofalo, David Hyde Pearce o Christopher Meloni llevan trabajando en la farándula televisiva con bastante fortuna (depende un poco de cuánta tele se haya visto en la última década y media, pero seguro que si los nombres no suenan, las caras sí). Toda esta gente a su vez ha hecho amigos de rostro reconocible, y cuando se propuso la idea de hacer una peculiar precuela de la película, la avalancha de nombres aumentó: Jon Hamm y John Slattery de 'Mad men', Josh Charles  de 'The good wife' y muchos otros, sobre todo cómicos de fama televisiva.

Llegamos entonces por fin a hablar de la serie en sí: teniendo todo esto en cuenta, esta miniserie de ocho episodios narra no el último día de aquel verano del 81, sino el primero, no lo hace en 97 minutos sino en cuatro horas, y sobre todo, se usa a los mismos actores, 14 años mayores, para interpretar los mismos personajes que antes, solo que ahora se supone que son dos meses más jóvenes. Esto, como se ve, es una especie de chiste meta dirigido a burlarse de una de las convenciones del cine de adolescentes, el hecho de que estén interpretados por actores más mayores de lo que deberían. Si en la película original ya lo eran, como siempre, aquí se dobla la apuesta y tenemos cuarentones y cuarentonas haciendo de chavales de 16 años de edad. Al igual que en la película, la acción de toda la trama lleva un solo día, tiene muchos hilos entrelazados, y usa de un humor un tanto seco e irónico (aunque no faltan concursos de eructos), en lugar de ser una comedia gruesa y/o desmadrada. La verdad es que resulta más interesante por lo extraño del experiento y por la galería de rostros conocidos que por la calidad de la comedia en sí, aunque a los amantes del rollo más alternativo y menos obvio puede que les guste.

domingo, 19 de julio de 2015

Tut

spike.com/shows/tut
-Estreno: 19 de julio de 2015, Spike.
-Drama, 3 episodios, 85 minutos cada uno.
-Miniserie.

-La biografía de Tutankamón es de esas que cuanto más sabes de ella más deprimente te parece. Sus padres eran hermanos, él nació y vivió con tan grandes y variadas taras físicas que la lista es pavorosa (y aumenta con cada examen que se hace al ADN de su momia), se convirtió en faraón de Egipto a los nueve años de edad, se casó también con una hermana suya que tuvo dos fetos que no llegaron a nacer, y finalmente murió a los 19 debido a una combinación de pierna rota y malaria. Si es el único nombre de un antiguo faraón que la mayoría de la gente conoce es porque su tumba es de las más completas y mejor conservadas, si no la que más, que han podido encontrar los arqueólogos modernos. Nada de eso se ve en esta serie, pálida heredera no ya de los peplums de los 50 y 60, sino de otras miniseries históricas de fin de semana que hicieron cierta fortuna en los 90 y que de vez en cuando aún se siguen haciendo. Aquí el joven Tut (apodo por el que se le empezó a llamar en la coloquial prensa norteamericana de los años 20) no padece escoliosis ni cojera ni tiene una dentadura contrahecha, sino que es un gallardo y atlético adolescente que entrena a espada continuamente en espera de que sus intrigantes y ambiciosos asesores le dejen mostrarse como es ante un pueblo que nunca lo ve en público. Además, sale de incógnito por las calles para ver a la gente real, como en 'Aladdin', por ejemplo, y luego es el cerebro en la tienda de campaña y el primer luchador sobre el campo de batalla. Los cánones de este tipo de miniseries mandan que haya al menos un actor de cierto postín en el reparto, y aquí es Sir Ben Kingsley, para quien es un juego de niños robar la pantalla en su papel de veterano visir del reino con mucha calva, mucha ceja y mucha sombra de ojos. Entre batallitas diversas, hay un par de tramas donde Tut y su hermana, a quienes nunca se les ve juntos como pareja, porque eso daría regomello, se buscan la vida amatoria por su cuenta, ella con el entrenador y mejor amigo de él, y él con una campesina de etnia enemiga. Todo muy pulcro, hasta cuando hay sangre y barro, y sin mucha mordiente, que se puede ver entre cabezadas de siesta veraniega.

jueves, 16 de julio de 2015

Sex & drugs & rock & roll

fxnetworks.com/shows/sex-drugs-rock-roll
-Estreno: 16 de julio de 2015, FX.
-Comedia, 21 minutos.

-Denis Leary es un cómico que a menudo escribe, produce y protagoniza sus propios proyectos, y por lo tanto suele colocar a sus personajes que encarna en el centro de sus series, con sus características de alto, rubio, flaco, de origen irlandés, bebedor, follador, cabreao, un desastre en su vida privada, duro por fuera, pero luego a menudo tiernecito por dentro justo cuando el público debería empezar a odiarlo. La mejor de ellas es 'Rescue me', que trataba sobre bomberos neoyorquinos en los años siguientes al 11-S. Aquí hace de rockero excesivo, miembro de un grupo estilo The Sex Pistols llamado The Heathens, que duró un solo disco y se separó el mismo día en que se publicó. 25 años más tarde, cuando la mística se ha acabado y las opciones son tocar en cumpleaños o en grupos de homenaje a Bon Jovi, le sale una hija que no sabía que tenía y que quiere usar la fama que le queda a su padre para triunfar en esto de la música. Es una buena idea, pero uno de los problemas es que, como varios críticos han indicado, parece estar ambientada en el momento equivocado. The Heathens es claramente un grupo al estilo de los 70, como mucho muy tempranos 80, y el hecho de que lo suyo ocurriera en 1990 no pega mucho con la escena musical de aquel momento. Y una hija que hoy día quisiera apoyarse en algo para lanzar una carrera musical no es muy probable que escogiera a un rockero fugaz que ya casi nadie recuerda y con aversión a las redes sociales. Por demás, la serie tiene algún buen momento de sátira de la industria musical, alguna que otra canción aceptable, pero el centro sigue siendo esa leyenda del santo bebedor, irlandés, metepatas y odioso a menudo, hasta que encuentra su momento de redención. Y además, Leary tiene 57 años y hace como que tiene 50. Porque supongo que así da menos yuyu verlo ligarse groupies.

miércoles, 15 de julio de 2015

The Jim Gaffigan show

tvland.com/shows/the-jim-gaffigan-show
-Estreno: 15 de julio de 2015, TV Land.
-Comedia, 21 minutos.

-Otra adición más a la lista de humoristas y/o monologuistas que se montan una serie protagonizada por una versión ficcionalizada de sí mismo e incluso pone su nombre en el título. Y tanto es así en este caso que hasta la propia esposa del actor, Jeannie, es la coguionista del proyecto. Gaffigan es alto, blanco, pelirrojo, barbudo, de frente despejada, está al borde de los 50 y es de constitución digamos corpulenta. La figura del cómico gordete es un clásico, y Gaffigan incluso tiene un par de libros publicados titulados 'Dad is fat' y 'Food: a love story', así que no se le ve problema alguno en jugar esas cartas en su oficio. Tampoco se le da mal la de oso padrazo (en la serie tiene cinco hijos) un tanto perezoso y metepatas, y con esa imagen más amable y menos cortante que la de otros cómicos esta teleserie funciona bastante bien en el ambiente de la cadena TV Land. Gaffigan lleva intentando producir esta comedia desde hace años (Mira Sorvino iba a ser su esposa de ficción en el primer intento), así que ha tenido tiempo para afinar los guiones, y muchos funcionan bastante bien a la hora de echar a rodar bolas de nieve que no se llevan el chalet por delante por un pelo.

Impastor

tvland.com/shows/impastor
-Estreno: 15 de julio de 2015, TV Land.
-Comedia, 21 minutos.

-Pastor. Impostor. Son palabras que tanto en español como en inglés (sobre todo con acento norteamericano) están pidiendo a gritos que alguien las una en matrimonio ahora y siempre por toda la eternidad y haga un chiste con ellas. Bueno, pues aquí finalmente ocurre, y no solo se hace una coña, sino una teleserie entera, basada únicamente en la broma lingüística del título: Buddy, un cuarentón de mala vida, capucha y chupa de cuero, en realidad inofensivo pero muy manirroto y con debilidad por el juego, está siendo perseguido por un prestamista con gorila incorporado, y encuentra escapatoria al hacerse pasar por el nuevo pastor (protestante) de la iglesia de una comunidad rural muy elegante y formal. Es un lugar progresista en un sentido (aceptan párrocos gays...), pero conservador en el otro (...a condición de que sean célibes). Buddy no es ni lo uno ni lo otro (ni lo otro tampoco), pero por ahora no parece mal sitio para dejar que pase la tormenta, mientras cuele el engaño. El humor, muy previsible, viene lógicamente de poner al protagonista en los aprietos de tener que fingir conocimiento de la biblia, homosexualidad contenida y heterosexualidad abstemia. Para eso exactamente están diseñados sus secundarios, que son respectivamente el estricto líder de la comunidad, el secretario abiertamente gay, y la rubia tesorera cañón. Normalmente, las comedias de la cadena TV Land son bastante chapadas a la antigua, en el sentido de chistes continuos, vengan o no a cuento, risas más o menos en directo y tres decorados máximo, siempre de interior. Esta serie es diferente, sin risas grabadas y con exteriores, seguramente porque en realidad está pensada para la CBS, pero ha acabado en este otro canal por esas vueltas que da la tele norteamericana. Para quien recuerde estas cosas, el protagonista es Michael Rosenbaum, antiguo Lex Luthor en 'Smallville', aquí irreconocible a base simplemente de tener pelo.

lunes, 6 de julio de 2015

Star Wars: Droid tales

-Estreno: 6 de julio de 2015, Disney XD
-Animación, 22 minutos, 5 episodios.
-Miniserie.
-Como toda la galaxia sabe ya (y quienes no, se lo irán taladrando poco a poco, no habrá escapatoria posible), el 18 de diciembre de 2015 se estrena 'The force awakens', la séptima parte de 'Star Wars'. Mayormente, hay dos maneras de prepararse para el magno acontecimiento: una es re-verse todas las pelis, series animadas, extras y videocachejos imaginables que uno pueda encontrar dispersos por las estanterías y los intertubos, y la otra es meeeh, pasar mucho del tema. SW:DT, sin embargo, ofrece una muy recomendable tercera vía, que es ver un rápido repaso animado con figuras Lego y mucho humor. 'La guerra de las galaxias' siempre ha sido una de las cosas más parodiables (y parodiadas) que se hayan creado nunca, e incluso la propia Disney se apunta aquí al asunto con esta recreación en la que mientras acaban de limpiar tras la fiesta ewok de 'El retorno del jedi', C3PO y R2D2 cuentan a la concurrencia cómo empezó todo, ya que son dos personajes que llevan en la saga desde el principio, treinta años antes. La cosa va a toda leche (las dos primeras películas se ventilan en los 22 minutos del primer episodio) y tienen un humor meta con bastante mala leche a veces, como por ejemplo cuando nadie entiende por qué era tan importante que Amidala firmara o dejara de firmar un tratado, o la aplaudida decisión de que Jar Jar Binks aparezca lo menos posible en el resumen. Tiene guion de telecomedia, ritmo de animación infantil y golpes cómicos tanto para los pequeños, que ya los pillarán, como para los mayores. Recomendable, pues, para públicos de cualquier nivel de midiclorianos.

martes, 30 de junio de 2015

Zoo

cbs.com/shows/zoo/
-Estreno: 30 de junio de 2015, CBS.
-Drama, 43 minutos, 1 temporada, 13 episodios.

-Cuando se habla de escritores de best-sellers internacionales, los primeros nombres que suelen venir a la mente son Ken Follett, Dan Brown o John Grisham, pero otro que no les va a la zaga (y que de hecho fue el primer autor en vender un millón de e-books de una de sus obras) es James Patterson, un estadounidense al borde de los 70 años de edad responsable de varias sagas de éxitos de ventas. Uno de sus otros libros "sueltos", digamos, es el que se adapta en esta teleserie, y su punto de partida es bastante simple: ¿qué pasaría si de repente los animales, tras milenios de dominación de la especie humana sobre ellos, se rebelaran contra ella? La acción comienza en dos lugares, Botswana y Los Ángeles (una jungla de verdad y otra de asfalto), donde los leones, reyes de la selva y todo eso, comienzan a atacar a seres humanos con mucha mayor frecuencia de lo normal, en África en su hábitat natural a los turistas de los safaris (sean con armas, sean fotográficos) y en California, desde la cautividad de sus zoos, a sus cuidadores, visitantes e incluso, cuando escapan, a la gente en general. Lógicamente, hay una razón para todo esto, pero lógicamente también, no se va a revelar de salida, aunque los dos protagonistas de cada trama enseguida conciben diferentes teorías. En Botswana, el director de uno de los proveedores de safaris, hijo de un famoso biólogo ya fallecido, cree que una de las exageradas teorías evolutivas de su padre puede revelarse ahora como cierta. Mientras, en América, una periodista y bloguera de causas perdidas sospecha de la alimentación vendida a los zoológicos por una poderosa multinacional. Tanto la idea como la novela como la serie anuncian desde el primer momento de qué van y su tono de historia fácil, atrapante y veraniega hecha por profesionales competentes, así que resulta fácil saber rápidamente si uno se quiere subir al jeep o no. Las secuencias con animales están manejadas con bastante destreza, pero con eso me refiero a que hay mucha cámara temblorosa, mucha música estresante, mucho primer plano de actor asustado actuando ante nadie real, y mucho montaje de efectos en el momento decisivo, confiando en que sea el espectador el que rellene mentalmente lo que falta. Obviamente no se puede rodar todo en realidad por el peligro que supondría para los actores y los animales, y también por la dificultad de que estos hicieran exactamente lo que se necesita para cada toma. Desde luego, la serie ha debido de mantener ocupados a varios especialistas del gremio de la actuación animal y de los creadores de efectos de bichos varios, y también está bastante bien escondido que Botswana está en realidad rodada en Louisiana. En un verano en el que además ha vuelto 'Parque Jurásico' a los cines, esta novela puede haberse publicado en 2012, pero de repente parece que sea 1993 otra vez.

Scream

mtv.com/shows/scream/
-Estreno: 30 de junio de 2015, MTV.
-Drama, 43 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-En 1996, Kevin Williamson y Wes Craven hicieron una interesante relectura del subgénero "slasher", ese tipo de películas de terror consistente en que un misterioso asesino va matando uno a uno a un grupo de personajes hasta que al final se revela su identidad, motivos, consecuencias, supervivientes, etc. La novedad de 'Scream' consistía en que era una película (que luego tuvo tres secuelas) que dentro del guion jugaba con las convenciones típicas del subgénero, poblándolo de personajes que sabían que estaban dentro de una peli "slasher", siguiendo algunos de sus tópicos fielmente y subvirtiendo otros aposta para provocar sorpresas adicionales. Dos décadas después, la MTV hace una versión inequívocamente MTV, que puede interesar a los jóvenes que todavía no hayan visto la saga de cine, pero que decepcionará bastante a quienes sí. Los asesinatos se producen en torno a un instituto que ya pasó por esto veinte años antes, y donde, como siempre, hay un montón de veinteañeros de agencia de casting fingiendo que tienen 16 años (lo curioso es que la primera víctima, Bella Thorne, tiene 17, aunque no lo parezca). Hay un cierto intento de tocar temas como la crueldad adolescente con quienes son diferentes y cosas así, incluyendo la obsesión con las redes sociales y el cotilleo de baja estofa, pero las mayores diferencias son principalmente tecnológicas: mientras que antes la inquietante llamada de teléfono venía desde dentro mismo de tu casa, ahora es el inquietante vídeo que te llega al móvil el que acaba de ser filmado desde dentro mismo de tu casa. De hecho, los móviles resultan por sí solos una parte omnipresente en la serie: sirven para enviar amenazas, para hacer "bullying" a los compañeros, para leer noticias sobre el caso, para enterarse de que te ponen los cuernos cuando pillas una mentira sobre que a alguien se le hubiera acabado la batería, para grabar a dos chicas besándose (jamás falta un rollo bollo en una serie de la MTV, aquí incluso con la especialista en el tema Bex Taylor-Klaus, ex de 'The killing')... Son prácticamente personajes por sí mismos, y hasta deus ex machinas a veces. En el instituto de la serie, por casualidad (o no), están estudiando literatura gótica, aunque en realidad no se pasa mucho de mencionar 'El castillo de Otranto' como novela fundadora del género (porque así lo dice la Wiki), y de usar al profe para liarse con una alumna, que en la vida real deben de ser casi quintos. Otro de los alumnos de la clase está obsesionado con los asesinos en serie ("hay gente a quien le gusta el deporte, a mí me gusta esto, y para mí este asesino es mi Dallas Cowboys"), y él es el que va haciendo comentarios meta sobre cómo funcionan las películas de este estilo. De hecho, una de sus primeras reflexiones es que un "slasher" no vale para ser serie de TV (que es precisamente lo que estamos viendo), porque en cine, y durando hora y media, consigue un efecto que no se puede replicar en un episodio a la semana. Y seguramente, como esta misma serie demuestra, tiene razón, porque para cuando se emita el siguiente episodio, los chavales ya se habrán bajado y/o visto en "streaming" las películas originales, que son muy superiores.

viernes, 26 de junio de 2015

Best friends whenever

disneychannel.disney.com/best-friends-whenever
-Estreno: 26 de junio de 2015, Disney Channel.
-Comedia, 22 minutos.

-Dos amigas de unos 13-14 años de edad, haciendo travesuras un día en el laboratorio de un compañero de clase, adquieren la habilidad de viajar en el tiempo. Para eso solo tienen que abrazarse y pensar adónde quieren ir. No, no le busquen lógica ninguna. Esto es Disney, y por lo tanto aquí los padres no existen, el laboratorio del chaval está en una autocaravana donde algún día, cuando sea mayor y lleguen los tiempos chungos, podrá convertirse en un cruce entre Sheldon Cooper y Walter White, y las actrices tienen una de ellas 17 años y otra 12, pese a lo cual hacen de compañeras de clase. Los padres de una (la morena) están en una excavación en Perú, y esa es la excusa (y no la peor que se ha visto en una serie Disney) para que viva en casa de la rubia, su mejor amiguísima, donde los padres son solamente una voz que les manda despertarse para ir al cole desde el piso de abajo. En cuanto a los paseos por el tiempo, con todo lo que podrían hacer, usan su habilidad para cosas como intentar hacer trampa en los exámenes, lograr que tu chico te lleve al baile si no sale bien la primera vez (se cumplen 30 años justos desde el estreno de 'Regreso al futuro'), preparar la fiestuqui perfecta y otras cosas de bastante corto alcance. Pero bueno, en realidad se trata de inventarse aventurillas protoadolescentes, pelearse un poco (la rubia es la típica futura novia de América, la morena es un poco más chunga, con camisa a cuadros y póster de payaso zombie en la pared) y que luego todo acabe bien. A todo esto se pueden añadir los hermanos de la rubia, que por alguna razón son dos gemelos pelirrojos que recuerdan al gorderas de los Goonies (otra peli también de 1985) y cuyo chiste único es pelearse entre ellos por la atención de la invitada. En fin, Disney. Dentro de 10 años las protas, Lauren Taylor y Landry Bender, pueden ser las próximas Miley Cyrus o no ser nadie.

miércoles, 24 de junio de 2015

Mr Robot

usanetwork.com/mrrobot
-Estreno: 24 de junio de 2015, USA.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Renovada por una temporada más.

-'Mr Robot' es una serie sobre un grupo de activistas hackers (o "hacktivistas") con un plan para hundir a la principal megaempresa del mundo, la ficticia E-Corp, a la que todo el mundo en la serie llama por su apodo de "Evil Corp". Descrito así, no parece gran cosa, e incluso suena mucho a fantasía rebelde-juvenil ya trillada muchas veces, pero esta serie merece verse, aunque solo sea el estupendo primer episodio (de duración extendida, 67 minutos), para darse cuenta de cómo es posible elevar el nivel de un guion con elementos que otras veces pueden pasar desapercibidos, como la dirección, el casting o incluso la banda sonora. Lo que destaca por encima de todo en esta serie es el actor principal, Rami Malek, nacido en Estados Unidos de familia egipcia, y que aquí interpreta a Elliot Alderson, un currito de medio pelo en una empresa de seguridad informática, uno de cuyos clientes, y no por casualidad, es E-Corp. Elliot tiene unos ojos como platos, va por la calle con capucha, vive solo, es un genio informático y posiblemente, según sospecha propia, tenga un toque de autismo y/o esquizofrenia. Debido a periódicos ataques de ansiedad y depresión que padece visita a una psicóloga, y debido a la soledad que siente dedica su tiempo libre al hobby de hundir a mala gente, como por ejemplo una red de pedófilos, o un marido multi-infiel, y a espiar en internet a la poca gente que conoce (la mencionada psicóloga, una compañera del trabajo a la que conoce desde hace tiempo, sus respectivos ligues y otros dos o tres más). Malek resulta hipnótico en su actuación, haciendo funcionar casi por sí solo un guion con muchos lugares comunes sobre hackers altruistas, corporaciones neoesclavistas y atontamiento vía redes sociales. También hay mucha voz en off del propio protagonista, a la que hay que prestar mucha atención, porque muy probablemente estemos ante un narrador no fiable que debido a sus problemas mentales, y también a su uso ocasional de drogas, no nos esté presentando las cosas como son, sino solo como su peculiar mente las percibe. Es más, existen sospechas fundadas de que pueda haber más de un toque de 'El club de la lucha' en la trama.

El director es el danés Nils Arden Oplev, autor de la primera adaptación sueca de 'Los hombres que no amaban a las mujeres', que aquí, poniéndonos en plan topicazo escandinavo, escoge una realización minimalista, aunque sin pasarse, ayudado por una música de sintetizadores un tanto ochentera que le da otro punto surreal a la atrapante imaginería elegida. Esos toques de tono retro también se notan en el Mr Robot del título, porque a todo esto, Elliot no es quien da nombre a la serie, sino otro personaje, encarnado por Christian Slater, que es quien dirige al mencionado grupo de hackers, FSociety, desde un antiguo local de videojuegos abandonado, rodeado de enormes máquinas de Pac Man, Pinball y otras reliquias. El episodio piloto se estrenó con varias semanas de antelación en varias plataformas de internet, y cada episodio lleva un nombre que suena a fichero ilegal colgado en la red, como por ejemplo "eps1.0_hellofriend.mov" o "eps1.1_ones-and-zer0es.mpeg". Dado lo bueno que es el primer episodio, es una buena jugada de marketing, y antes del estreno por esa antigualla que es ya la televisión se calcula en 2,77 millones el número de espectadores que lo habían visto ya, provocando incluso la renovación de la serie por otra temporada ipso facto. Ahora, a ver cómo continúa el proyecto, porque junto al uso del "mataseries" Christian Slater en el reparto, una de las cosas que puede provocar dudas tras el buen inicio es el pasarse de rosca con las sorpresas, con la falta de respuestas o con las vueltas de tuerca. Seguiremos informando.

martes, 23 de junio de 2015

Another period

cc.com/shows/another-period
-Estreno: 23 de junio de 2015, Comedy Central.
-Comedia, 21 minutos.

-Una de las idas de olla más grandes vistas en una pantalla fue la idea de hacer 'Drunk history' (véase reseña) en Comedy Central. Ahora, del mismo creador, llega esta parodia mezcla de 'Downton Abbey' y de los programas de telerrealidad y famoseo al estilo vida y milagros de las Kardashian. Es una idea mucho más convencional pero con un resultado mejor trabado, aunque, como pasa siempre con las parodias, una coña puede ser brillante y la siguiente bastante mala. Eso sí, es una serie que no para ni por un segundo, al estilo de la propia 'Downton Abbey', y con un reparto casi tan grande, entre la familia de ricachos protagonista (esta vez norteamericana, en la Rhode Island de 1902, diez años antes del 'Titanic'), los criados del piso de abajo (entre lo que se encuentra Christina Hendricks, la pelirroja de 'Mad men'), y diversos invitados y secundarios. Las protagonistas principales son las dos hijas menores de la familia Bellacourt (interpretadas por las dos creadoras de la serie, Natasha Leggero y Riki Lindholme), que son insufriblemente clasistas, racistas, cabezahuecas, fiestadictas y aficionadas a la crueldad con su menos agraciada hermana mayor. Varias de las mejores ideas de los guiones tienen que ver con el tipo de triste vida que llevan los criados, entre cuyas obligaciones está bañar las partes pudendas del señorito de la casa, con su bigote y todo, y desvestirlo a él y a su amante y quedarse al lado de la cama con firme labio superior mientras los amos proceden al coito. No falta tampoco la madre drogata (en aquella época la heroína se vendía como medicina, y esto no es parodia), ni el mayordomo aún más estirado que sus amos, ni los escándalos de alcoba. Y sí, hay muchos chistes de humor grueso e incluso mal gusto, empezando por el título. Resulta desigual y un tanto dada a la histeria y el descoque, pero es descacharrante cuando atina.

domingo, 21 de junio de 2015

The brink

hbo.com/the-brink
-Estreno: 21 de junio de 2015, HBO.
-Comedia, 30 minutos.

-Para sustituir a la cuarta temporada de 'Veep', una de las mejores comedias del momento, HBO ha puesto en antena 'The brink', otra sátira política que desgraciadamente no llega a la altura de la anterior. Y no es por falta de medios: si hace falta una calle peligrosa en Islamabad llena de pakistaníes cabreados para una sola escena, HBO te la diseñodeproducciona sin despeinarse, por mucho que sea para una comedia y no para algo más serio y/o trascendente estilo 'Homeland'. Además, están los nombres de Tim Robbins y Jack Black en el reparto para dar caché. El problema quizá sea que aquí todo el mundo está pintado como un payaso incompetente más interesado en las drogas, el alcohol o el sexo con putas caras que en hacer su trabajo como secretario de estado, empleado de embajada o piloto que donde pone el ojo pone el misil (o no, dependiendo de si se ha equivocado de pastilla antes de despegar). La trama se divide en tres hilos en torno a uno de esos momentos al borde del abismo (de ahí el título), provocado en este caso por un presidente de Pakistán que está loco con certificado médico. Pendiente de sus decisiones de megalómano están la embajada estadounidense (donde Black hace de "punchcionario" que mayormente está interesado en la maría, en las mujeres locales y en fichar en el curro sin hacer gran cosa), la Casa Blanca (donde Robbins, el equivalente de Hillary Clinton, no resulta tonto del todo cuando se lo mantiene sobrio y desatado de las camas de su dominatrix asiática), y un portaaviones cuya tripulación hace ocho meses que no toca tierra y a quienes se les van acabando las sustancias de las que abusar. Si el modelo inicial era el 'Teléfono rojo' ('Dr Strangelove') de Kubrick, no es mal comienzo, pero no se llega al mejor nivel posible. Es más, si se rebajan las expectativas y se admite que los más gracioso de todo esto es cuando hacen bromas sexuales o sobre palabras que suenan raras en otro idioma, luego quizá te puede sorprender agradablemente algún dardo acertado con el que el guion a veces hace diana sobre la política internacional y sus paradojas. Si se le coge el punto o no se le pide mucho más es muy divertida, pero la verdad es que sufre bastante en comparación con 'Veep'. Y si se quiere una buena sátira política protagonizada por Robbins y Black (en su debut en largometrajes), recomiendo la película 'Bob Roberts'.

Ballers

hbo.com/ballers
-Estreno: 21 de junio de 2015, HBO.
-Drama, 30 minutos.

-¿Alguien se acuerda de 'Entourage' ('El séquito')? Era una serie (aún llega ahora una película a modo de secuela) sobre la vida de una estrella de Hollywood y su grupo de amigos, bastante apreciada por el público pero con muy mala fama entre la crítica norteamericana, debido principalmente a que trataba de problemillas de millonario y a que en el fondo todo acababa saliendo bien, sin grandes dramas. Uno de sus productores, Steven Levinson, aplica ahora más o menos el mismo tratamiento al mundo del fútbol americano, con la misma mezcla de jóvenes ricachones, cochazos, cacho casas, tías con poca o ninguna ropa y escandalillos de poca monta que a veces te cuestan un milloncejo o dos, que luego acabas recuperando enseguida de alguna manera. El protagonista es Dwayne Johnson, el famoso The Rock, que por una vez se guarda los músculos bajo un traje y hace aquí de exjugador recientemente retirado que ahora se pasa al mundo de las finanzas deportivas, intentando usar sus contactos y conocidos para que lo fichen como representante. Esto le coloca en una posición ideal para tratar con jugadores en activo (algunos de ellos, como pasaba en 'Entourage', son estrellas reales haciendo cameos en la pantalla), con directivos, dueños de equipos, novias, esposas, groupies, gorrones y demás fauna del ecosistema. En principio, los otros personajes secundarios van a ser un talentoso veterano que tras ocho años de experiencia empieza la cuesta abajo, otro retirado reciente a quien no mucha gente reconoce por la calle y que se mete a vendedor de coches, y el propio exagente del prota, ahora convertido en jefe y mentor suyo en su nuevo empleo. Peter Berg, uno de los principales encargados de 'Friday night lights', una muy buena serie sobre fútbol americano a nivel escolar, echa una mano al proyecto dirigiendo el primer episodio y encarnando al entrenador de los Miami Dolphins. No va a ser una serie rompedora, desde luego, y quizá tenga un poco más de arista y un poco menos de comedia que 'Entourage', pero sin duda está dirigida al mismo público, aunque el efecto "cameo sorpresa de cara conocida" lógicamente se perderá casi completamente para los no conocedores del mundillo. Johnson, eso sí, da el pego completamente como exestrella del asunto a quien todo el mundo recuerda con afecto.

viernes, 19 de junio de 2015

Killjoys

syfy.com/killjoys
-Estreno: 19 de junio de 2015
-Drama, 42 minutos

-Doblete de coproducciones canadienses para la SyFy estrenadas en una semana. En esta ocasión es un guion original para la pantalla sobre un trío de cazarrecompensas galácticos, formado por dos hermanos y una chica que se dedican a localizar "paquetes" humanos y capturarlos o matarlos según el encargo del día y el nivel que haya alcanzado el "killjoy" ("aguafiestas") empleado. La chica y el hermano menor llevan seis años trabajando juntos, pero mantienen la relación estrictamente laboral y en realidad no saben mucho el uno de la otra. Cuando en uno de sus casos se ve involucrado el hermano mayor, la dinámica entre los tres cambia, y el secreto que ella guarda empezará a ser importante. La creadora de la serie, Michelle Lovretta, es la misma que la de 'Lost girl', otra serie canadiense, esta de fantasía, con varias buenas ideas y otra heroína central con sorpresa, pero que no siempre atina en lo enrevesado de sus historias. Además de eso, hay una trama relativa a la empresa que los contrata, diversos abusos gubernamentales y conspiraciones subterráneas en un sistema formado por un planeta y tres lunas llamado The Quad al borde de una guerra de clases. Y lógicamente hay incluso la obligatoria organización secreta llamada "The Company". Como es marca de la casa, es ciencia ficción barata que usa muchas fábricas abandonadas y pasillos de salas de calderas como decorados, pero resulta eficaz si lo básico del diseño y lo poco convincente de las peleas no te importa demasiado. Y por supuesto, no se han gastado un duro en prótesis alienígenas. Aquí todo el mundo es humano, y tan contentos.

jueves, 18 de junio de 2015

The astronaut wives club

abc.go.com/shows/the-astronaut-wives-club
-Estreno: 18 de junio de 2015, ABC.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-Los Estados Unidos aún son una nación muy joven, pero ya van teniendo sus momentos favoritos de la Historia para contar y recontar una y otra vez, y uno de ellos son los años 60. Y un subgénero dentro de ello es la carrera espacial, con toda su estética de camisas blancas de manga corta, gafas de pasta gruesa, auriculares de casco grande y mamotréticos aparatos de televisión en blanco y negro que se comían las esquinas. Los nombres de John Glenn, Deke Slayton, Alan Shepard o Wally Schirra son ya tan conocidos en el imaginario norteamericano como Davy Crockett, Buffalo Bill o Billy El Niño, y aunque sus logros están mucho más documentados y filmados en la vida real, aún hay lugar para la dramatización más o menos histórica. Esta serie vuelve a esa década desde un punto de vista diferente, el de las esposas de aquellos astronautas pioneros, y la verdad es que sería una buena idea de no ser porque ya existen magníficos relatos fílmicos de estos años y estas hazañas, en particular 'Elegidos para la gloria' ('The right stuff') y 'De la Tierra a la luna' ('From the Earth to the moon'), serie esta última de cuando HBO empezaba aún a ser HBO, sin olvidar tampoco 'Apollo XIII'. Basada en el libro de Lily Koppel, la trama cuenta lo que ya sabemos o podemos imaginar: que estos maridos héroes no estaban nunca en casa, que corrían riesgos importantes, que de vez en cuando echaban una cana al aire y que a ellas les tocaba hacer el papel de ama de casa ideal de toda una civilización sin derecho a queja, no fuera a ser que por tu culpa a tu marido lo apartaran de un viaje espacial. La prensa las asedia o las ignora sin término medio, los reporteros se les meten por casa como Pedro por su ídem y encima acaban viéndose casi obligadas a competir unas con otras por ver cuál mola más de todas, con el gran sueño dorado de un día quizá poder salir en la tele junto a JFK (y señora). Hay soledad, hay preocupación, hay inseguridades, hay hijos que criar y hay grandes alegrías a veces... pero no por lo que haces tú, sino por lo que hace tu marido. La serie en sí cumple dentro de las limitaciones y aprovecha hasta el fondo el abanico visual de los 60, con sus vestidos, sus coches, sus colores, sus peinados y todo el rollo, pero no acaba de servir para quitarse el mono de 'Mad men'.

Complications

usanetwork.com/complications
-Estreno: 18 de junio de 2015, USA.
-Drama, 43 minutos

-El protagonista de 'Complications' es un doctor, pero esta no es en realidad una serie médica. Un día, el buen doctor va al veterinario a que le curen una ardilla, de repente se oyen unos tiros y un chaval de 9 años queda en el suelo desangrándose. El médico lógicamente se acerca a ayudar, pero en estas los autores de los disparos vuelven a rematar el trabajo, y hay una pistola en el suelo al lado del médico. A partir de ahí, la bola de nieve va rodando y rodando, "complicando" (de ahí el título) el asunto cada vez más con cada nueva decisión tomada por el galeno (recordemos: lo primero, no hacer daño). La identidad del crío es obviamente importante, pero lo chungo del multirracial barrio donde se produce el suceso da una pista sobre por qué. Así pues, la serie es en realidad un thriller donde un hombre machote y de familia, un tanto aficionado a llevar sus actos demasiado lejos, se mete en un lío cada vez más gordo a base de intentar arreglar el desaguisado anterior. También hay que tener en cuenta que el hombre está bajo bastante presión, tras haber perdido a su hija de ocho años por enfermedad y tras los continuos roces con los pacientes, los familiares y la burocracia del hospital, y es que el doctor Ellison (Jason O'Mara) no es de los que tratan a una maltratada por su marido o a un drogata con diabetes pasando mayormente de ellos. Ni él ni tampoco su muy atractiva enfermera tatuada (Jessica Szohr, ex de 'Gossip girl'). En fin, que es una serie de la veraniega cadena USA, competentemente hecha, siempre que se sepa que esto es un thriller de sorpresas a fuego lento que no cuida demasiado la lógica a veces.

martes, 16 de junio de 2015

Proof

tntdrama.com/shows/proof.html
-Estreno: 16 de junio de 2015, TNT.
-Drama, 42 minutos.

-Empiezan a llegar los estrenos de TNT y USA, así que el verano llega oficialmente a la tele norteamericana. El primer pasatiempo estival del año es esta serie médico-sobrenatural en la que un billonario y una doctora cuyas vidas han sido rozadas por la muerte recientemente colaboran en un proyecto para intentar averiguar científicamente qué ocurre después de la vida. Los protagonistas son Matthew Modine y Jennifer Beals, dos estrellas de los 80-90 que, ahora cincuentones, pueden interpretar este tipo de cosas con la gorra.  Beals ya demostró en la tristemente cancelada 'The Chicago code' (en incluso como lesbiana alfa en 'The L word') que se la da bien poner cara seria e intensa de jefa profesional, así que aquí resulta lo mejor de la serie en su papel de Scully descreída que poco a poco va viendo cosas raras que la hacen dudar cartesianamente (a todo esto, 'Proof' se estrena en la misma semana en la que se han publicado las primeras imágenes de la nueva miniserie de 'Expediente X'). El caso del primer episodio está protagonizado por la obligatoria niña adorable que tras un coma dibuja muertos y a gente que nunca conoció, y habrá que ver por dónde evoluciona, si por lo lacrimógeno o por algo con más enjundia. Dicho lo cual, recordamos que es una serie veraniega sin grandes pretensiones tampoco.

Clipped

tbs.com/shows/clipped.html
-Estreno: 16 de junio de 2015, TBS
-Comedia, 21 minutos

-David Kohan y Max Mutchnick son un par de veteranos de la telecomedia norteamericana que son las dos mitades de la empresa del ramo que tienen, KoMut. En su currículo figura una serie de gran éxito, 'Will y Grace', y varias otras de nivel medio-bajo, la verdad, y a menudo no renovadas o directamente canceladas antes de acabar de emitir los episodios rodados (la última fue 'Partners', en 2012). En esta ocasión intentan hacer lo que se podría llamar "'Cheers' en una peluquería". Al igual que en esa otra serie, una de las mejores comedias de siempre, estamos en Boston, en un popular local de barrio, y hasta George Wendt (el famoso Nooooorm Peterson) es uno de los protagonistas, ahora interpretando a un barbero gay y sesentón, cuya pareja, en otra vuelta a los 80, es el poli negro de 'Jungla de cristal'. El reparto central es un jefe pequeñajo y en principio puñetero que luego al final resulta no ser tan mala gente, rodeado de nada menos que seis empleados, tres hombres y tres mujeres, todos por lo que parece trabajando a la vez y sin apenas clientes. A uno le gusta una, a otro le gusta otra y quién sabe si las vueltas y revueltas de sus relaciones durarán tanto como lo de Sam y Diane en 'Cheers'. Resulta competente, pero no muy novedosa, y al estar en un canal secundario como TBS probablemente no reciba mucha atención.

viernes, 12 de junio de 2015

Dark matter

syfy.com/darkmatter
-Estreno: 12 de junio de 2015, SyFy.
-Drama, 42 minutos.
-Si nadie te compra tu guion, conviértelo en novela o cómic, y ya verás cómo lo vendes enseguida (eso si te lo publican, claro). Ya le pasó al mismísimo Guillermo del Toro con 'The strain', y este es otro caso parecido. Joseph Mallozzi y Paul Mallie crearon la idea original para un guion, pero como no encontraban cliente, lo tranformaron en cómic de cuatro entregas en 2012, que así entra mejor por los ojos, y ahora se convierte en teleserie. El planteamiento de la trama es una nave espacial cuyos seis tripulantes despiertan de repente sin recordar sus identidades. Todo lo demás lo sí lo recuerdan: hablar, moverse, hacer las cosas que sabían hacer antes (manejar los controles, usar armas, reparar cables), pero no guardan memoria alguna de quiénes son. Eso se descubrirá al final del primer episodio, así que aviso de spoilers: pues resulta que son... un grupo de mercenarios enviados a acabar con unos colonos mineros rebeldes en el planeta adonde se estaba dirigiendo la nave, y a quienes conocieron como gente decente y hasta amable justo antes de recibir esta información. Sin embargo, al no recordar tampoco este encargo, cada uno de ellos ahora ve la misión de una manera diferente y empiezan los desacuerdos sobre cómo actuar a partir de ahora. La serie, eso sí, la han acabado haciendo, pero es de la cadena SyFy, que es como un Lidl de la ciencia ficción: barata, básica y no siempre de lo mejor que se pueda paladear. Los efectos dan menos el cante que otras veces, pero eso es a base de no intentar hacer lo que no se tiene presupuesto para hacer y limitar el diseño de producción a lo imprescindible. Al fin y al cabo, nadie dijo que el guion del principio te lo fuera a comprar la HBO. Y por mucho que los creadores citen la influencia de 'The shield', la saga 'Alien' o 'Doce del patíbulo', al final es una "space opera" de coproducción canadiense que cumple a secas, con la aparición estelar, pero ni siquiera en el reparto principal, de Wil Wheaton, ahora más conocido por sus aparciones esporádicas en 'The big bang theory' que por su papel original en 'Star trek'.

lunes, 8 de junio de 2015

Odd mom out

bravotv.com/odd-mom-out
-Estreno: 8 de junio de 2015, Bravo.
-Comedia, 21 minutos.

-Jill Kargman es hija de Arie Kopelman, un expresidente de Chanel, y por lo tanto creció nadando en la abundancia. La vida le dio diamantes del tamaño de limones, y con ellos ha hecho una limonada consistente en escribir satíricamente sobre el ecosistema donde ha vivido, el de los neuróticos ricachones neoyorquinos. Uno de sus libros, 'Momzillas', es en el que se basa esta serie, y ya puestos, la propia Krugman se pone a interpretar a la protagonista, que es una versión ficcionalizada de sí misma. Juntando los títulos de la novela y de la serie se puede ver bastante bien de qué va el asunto: las madres alfa de la gran manzana y sus problemas de gente con más dinero que cerebro, cuya competitividad extrema hacen sentir a la pobre prota como si fuera una extraña. Plazas en las mejores escuelas primarias, organizaciones benéficas para niños obesos, donativos gigantes, machacarse en la clase de spinning, tener el bombo de embarazada más pequeño posible, ser la primera en rechazar a gritos la cesta de pan en los restaurantes... Todo es una competición por ser la más superperfecta a todos los niveles. Resulta más sardónica que de carcajada, y el humor viene de un solo sitio, pero se deja ver.

viernes, 5 de junio de 2015

Sense8

netflix.com/WiMovie/80025744
-Estreno: 5 de junio de 2015, Netflix.
-Drama, 60 minutos, 1 temporada, 12 episodios.

-'Sense8' es una serie de ciencia ficción hecha por los creadores de 'Babylon 5' (J Michael Straczynski) y de la saga 'Matrix' (Andy y Lana Wachowski), aunque seguramente una referencia más válida para acercarse a este proyecto sea 'El atlas de las nubes', la película que los Wachowski hicieron con Tom Tykwer en 2012. La historia trata sobre ocho veinteañeros (los "sensates", pronunciado "sénseits", del título) de diferentes lugares del mundo, que un día comienzan a sentir una especie de visiones, alucinaciones o ensoñaciones que unen a unos con otros con cada vez más intensidad. Estos ocho personajes son un policía de Chicago, una disc-jockey islandesa que vive en Londres, un conductor de autobuses en Nairobi, una ejecutiva surcoreana, un actor español que trabaja en una telenovela mexicana, una estudiante de farmacia hindú en Mumbai (antes Bombay), un delincuente de una mafia eslava que revienta cajas de caudales en Berlín y una bloguera transexual de San Francisco. Este último personaje está especialmente influido por uno de los creadores de la serie, Larry Wachowski (ahora Lana), que se hizo un cambio de sexo en 2008. Este fenómeno les ocurre por una razón que es mejor no destripar aquí, pero sí se puede decir que estas ocho personas, a medida que van entendiendo mejor lo que les pasa, también se ven afectadas por otros dos personajes que sí saben de qué va el rollo y que actúan con propósitos opuestos respecto al octeto. La serie está rodada siempre que es posible in situ en cada uno de los lugares originales, y resulta visualmente impresionante, como corresponde a la filmografía anterior de sus creadores. Los diálogos, por otra parte, digamos que no son lo mejor, y desde luego no es una historia que facilite mucho su comprensión a quien la ve. Las cosas no se explican mucho al principio, o casi nada, y se espera del espectador que pase por el mismo estado de confusión inicial, de atar cabos mentalmente y de hacerse teorías más o menos acertadas a medida que va transcurriendo la historia. ¿Por qué el policía de Chicago cree oír en el piso de al lado la música que está pinchando la DJ en Londres en ese momento? ¿Por qué una gallina keniana de repente asusta a alguien en Corea? ¿Por qué los ocho tienen la misma visión de una misteriosa rubia madura (Daryl Hannah) vestida de blanco? ¿Por qué de repente alguno de los personajes es capaz de hacer algo en que otro de ellos es un experto?

El haberse estrenado en Netflix, con su ya conocido modelo de ofrecer temporadas completas de un tirón, puede ser de gran ayuda en este sentido, ya que es una historia que se beneficia de poder verse si no toda seguida, al menos sí en poco tiempo, en lugar de esperar 12 semanas a acabarla. La trama, aparte de una típica lucha de bien contra el mal y de un grupo heterogéneo unido en resistencia contra un poder corrupto, trata también sobre temas políticos, filosóficos, sexuales, religiosos y de conexión humana a nivel planetario: de búsqueda de la verdad, de saltos adelante de nuestra especie y de llevar las cosas al límite (replicando por otra parte lo que los propios creadores lograron anteriormente en el mundo visual, en especial la muy influyente saga 'Matrix'). Además, los personajes se debaten tanto contra el mal que los acecha como contra los propios problemas de sus vidas: muertes recientes, decisiones vitales de importancia, pobreza o violencia en sus entornos familiares, crisis de identidad... En fin, que lleva muchas cosas dentro, sobre todo para ser una serie en principio de ciencia ficción escapista, y  puede ser tan fácil encontrarla fascinante como decepcionante, e incluso ambas cosas al mismo tiempo.

martes, 2 de junio de 2015

Stitchers

abcfamily.go.com/shows/stitchers
-Estreno: 2 de junio de 2015, ABC Family
-Drama, 42 minutos

-'Stitchers' trata de un nuevo proyecto secreto de laboratorio secreto y agencia gubernamental secreta que consiste en introducir (o "coser", como sugiere el título) la mente de una persona en la de otra, muerta hace pocas horas, cuando (según la parte ci-fi de la serie) sus recuerdos aún están frescos y accesibles, y así desfacer entuertos con la información que se encuentre. La persona encargada de infiltrarse es una joven rubia con "displasia temporal", o incapacidad para sentir el tiempo que transcurre: no tiene noción de cuánto tiempo le lleva decir una frase, por ejemplo, o ir del trabajo a casa, excepto si se aprende el dato de memoria. Además de eso, también parece tener algún tipo de patología en la escala del Asperger, porque es bastante fría con todo el mundo, aunque muy sarcástica, y pasa bastante de todo en general. Alrededor de ella está el equipo de empollones y cerebritos del proyecto, con líder de camisa de cuadros por fuera, creído y sobrao, la jefa negra, madura y seria, y otros dos o tres más por ahí. El laboratorio que tienen son cuatro pantallas táctiles, un tanque de inmersión como el que se usaba en 'Fringe' para hacer las incursiones mentales, y ya. ABC Family es un canal que lleva su tema en el nombre, y aunque a veces intenta estirar un poco el asunto de la ficción para toda la familia, lo cierto es que deben de tener un presupuesto de aproximadamente 20 dólares por episodio, y eso en una serie de ciencia ficción se nota. Ninguno de los actores es ni remotamente conocido, y en fin, una del montón para muy aficionados al género solamente y con mucho tiempo e interés.

lunes, 1 de junio de 2015

The whispers

abc.go.com/shows/the-whispers
-Estreno: 1 de junio de 2015, ABC.
-Drama, 42 minutos.

-'The whispers' es de esas series tan misteriosas que tras acabar el primer episodio aún no se sabe muy bien de qué va el misterio. Si piensan que hoy en día, y con todo lo que hay que ver en otros sitios, la gente va a tener la paciencia y la curiosidad suficiente como para volver al segundo episodio, quizá deban ver el destino que han tenido hace poco otras dos series que intentaron lo mismo, 'Intruders' y 'The messengers': ninguna de las dos fue renovada. De todas formas, como esta serie está basada en un texto preexistente, un relato de Ray Bradbury llamado 'Zero hour', se puede saber algo más si se quiere, como por ejemplo, la razón segura de por qué hay hasta tres niños (que sepamos) que andan hablando por ahí con una especie de amigo invisible que tienen llamado Drill, que bajo capa de estar meramente jugando acaban haciendo cosas que a Damien el de 'La profecía' no le importaría firmar. Y lo inquietante (y no casual en absoluto) es que los padres de esos niños y niñas tienen empleos en el FBI, el ministerio de defensa o la fuerza aérea. Hablando de la cual, también resulta que acaba de aparecer en el Sahara un avión desaparecido del que se supo por última vez en el Círculo Polar Ártico, y cuyo piloto, que ha perdido la memoria, es padre de uno de los niños a los que susurra (de ahí el título) el tal Drill. En fin, todo muy misterioso e incluso muy spielbergiano, que a todo esto, resulta también que esta es otra de esas series de intriga y/o ciencia ficción de medio pelo a las que el director de 'ET' o 'Encuentros en la tercera fase' ha puesto su sello de productor ejecutivo, cosa que en el mundo televisivo empieza a ser más una advertencia que un reclamo (y de hecho, la ABC esta vez no ha hecho gran hincapié en la conexión al promocionar la serie). Al menos, dicho sello se nota en que lo mejor de 'The whispers' sea seguramente los críos, en especial las niñas, de esas chavalas precoces que dan miedín ya de por sí. En cuanto al resto, entre los rodajes en Vancouver, la temática sobrenatural y algunos pasajes de la música, más se aproxima a un 'Expediente X' de los de mitad de temporada que otra cosa.

Unreal

mylifetime.com/shows/unreal
-Estreno: 1 de junio de 2015, Lifetime
-Drama, 43 minutos

-A veces, de donde menos se espera puede salir una serie que por una razón u otra acaba descollando , al menos hasta cierto punto, de las demás. 'Switched at birth', 'Jane the virgin' o incluso en lo suyo 'Gravity Falls' son prueba de ello en canales como ABC Family, The CW o Disney. Con 'Unreal', Lifetime se apunta un tanto al hacer esta serie que trata sobre el lado oscuro de los concursos de citas y solteros ricos, donde por debajo de las rosas, las joyas y el romanticismo de cuanto de hadas hay una realidad de manipulación, falsedad y sueños rotos mucho menos edificante. Las dos grandes protagonistas de la serie son Constance Zimmer como la fantásticamente llamada Quinn King, productora del concurso y una zorra sin sentimientos de mucho cuidado, y Shiri Appleby como Rachel Goldberg, una licenciada en estudios sobre la mujer, que va a los rodajes con camisetas rollo "This is what a feminist looks like", y que a pesar de odiar este tipo de programas resulta que se le da como nadie el conseguir que las concursantes se porten como la productora quiera a base de conocer sus debilidades vía informe psicológico y de un innato sexto sentido para las inseguridades, sobre todo las del tipo de mujer que se presentaría a un programa así. ¿Que hace falta que la villana del concurso pierda los nervios? Rachel se encarga. ¿Que hace falta que la tímida ruja un poco? Rachel se encarga. ¿Que esto está quedando muy soso y hace falta una pelea de gatas? Rachel se encarga. ¿Que hay que conseguir etiquetar como sea a las concursantes? Aquí viene Rachel con los carteles de villana, desesperada o virgen casta y pura. En sí son claramente dos personajes a su vez muy exagerados e incluso manipulados desde el guion también, de forma que toda la serie podría verse como un ejercicio "meta" sobre la televisión dentro de la televisión que termina usando todos los trucos sucios que critica y desvela al espectador, aunque a todo esto la cocreadora de la serie, Sarah Gertrude Shapiro, ha dicho que lo retorcido de 'Unreal' está completamente basado en lo que pasa en realidad en estos programas, y que sobre todo los concursantes sufren un proceso de edición y montaje, en ambos sentidos de la palabra, que no pueden controlar de ninguna manera. Porque además de las neuras de las propias concursantes, también al otro lado de las cámaras pasa lo suyo, con la productora liada con su jefe, el ex de Rachel pululando por allí, y sobre todo un famoso petardazo que la Rachel protagonizó la temporada anterior del concurso, harta ya de hipocresías, y que casi la lleva a la cárcel. En fin, a la espera de saber hasta dónde va a llegar, es una serie con un bienvenido punto de mala leche que podría ver incluso quien pase completamente del tipo de concursos de que se trata.

sábado, 30 de mayo de 2015

The secret life of Marilyn Monroe

mylifetime.com/movies/the-secret-life-of-marilyn-monroe/
-Estreno: 30 de mayo de 2015, Lifetime.
-Miniserie, 2 episodios, 85 minutos cada uno.

-Por lo que parece, Marilyn Monroe es demasiado "icónica" como para que alguna actriz de gran prestigio se haya atrevido a hacer de ella (de entre la veintena que han osado, quizá las más conocidas sean Ashley Judd y Mira Sorvino, ambas curiosamente en la misma película, 'Norma Jean y Marilyn', en 1996). Y es que debe de resultar casi imposible ver a alguien encarnándola y no pensar que no se la puede superar, y que casi mejor empleo el tiempo en ver algunas de esas películas suyas tan famosas que nunca he acabado de ver. Incluso aunque alguien no haya visto ninguna película completa de ella (y es más frecuente de lo que podría parecer), su imagen es inconfundible. O al menos, la más pública y famosa, la de rubia (que se hace la) tonta. De todas maneras, de vez en cuando hay alguien que se lanza al ruedo de hacerle una "biopic", porque además de sus películas en una carrera que duró en realidad apenas una década, está por detrás todo el tema de su muerte demasiado joven (a los 36 años), de su infancia difícil, de los hombres  que la usaron y a los que usó, e incluso de su relación con otro icono moderno, JFK, elementos todos de sobra para varias películas. Por todo eso pasa esta miniserie de consumo rápido, con un esquema basado en una especie de sesión de terapia en la que la Monroe cuenta a un doctor más joven y apuesto, y menos estirado de lo normal, las cosas que luego vemos en pantalla. Está la infancia dificultosa, con una madre con problemas mentales (interpretada con solvencia pero sin especial brillantez por la gran Susan Sarandon), están los productores con ojo clínico y cama grande, y están varias de las escenas más conocidas de su carrera: sus desnudos aún como pelirroja para calendarios de camioneros, sus faldas blancas al aire del metro, los maridos superfamosos (el deportista y el intelectual), y su "cumpleaños feliz" al presi Kennedy, entre otros. Kelli Garner, la protagonista que porta la pesada carga, resulta quizá un poco menos inocente de lo que llegaba a parecer la Monroe auténtica, pero hace un buen trabajo, especialmente al intentar imitar esa voz jadeante y soñadora que se convirtió en una de las marcas de identidad de la diva. A pesar del título de portada de escándalo típica de revista del colorín, la miniserie no cuenta nada que no se sepa o suponga, y está resuelta con ritmo televisivo "del de antes", yendo siempre al grano y sin especiales alardes. Cumple y deja hueco para poderse mejorar en el futuro, si es que eso es posible.

100 things to do before high school

nick.com/100-things-to-do-before-high-school/
-Estreno: 30 de mayo de 2015, Nickelodeon.
-Comedia, 21 minutos.

-CJ (Isabela Moner) es una chavala de 13 años que dentro de un par de años empezará la educación secundaria superior (la high school), y como piensa que va a a ser todo de molón como en 'Glee' o 'High school musical', llega su hermano y le mete en la cabeza que de bailecitos y canciones nada, sino que el insti es un sitio lleno de trampas mortales, y madrugones, y deberes, y exámenes, y sobre todo, donde perderá a todos sus amigos, porque es un sitio nuevo. Así que la muchacha, toda atacada por esta revelación, se dispone a aprovechar al máximo el tiempo que le queda en su middle school, junto a sus amiguitos Crispo, que va para clon de Justin Bieber, y Fenwick, que va para clon de Steve Urkel. Juntos se dedican a correr aventurillas como soltar a un mapache del laboratorio de ciencias, hacer un grupo de pop-rock, ayudarse a superar sus miedos, enfrentarse a la futura rubia animadora zorrona y a profesores varios, etc, etc. Típica comedia de canal infantil, vamos. Isabela Moner ya participó en una comedia de cadena de personas mayores, la cancelada 'Growing up Fisher', y podría tener futuro en esto, la verdad.

jueves, 28 de mayo de 2015

Aquarius

nbc.com/aquarius
-Estreno: 28 de mayo de 2015, NBC.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 13 episodios.

-'Aquarius' es un experimento interesante por varias razones. En primer lugar, es una serie hecha por un canal de toda la vida, la NBC, que tras estrenarla en televisión con los dos primeros episodios, luego colgó todos ellos (los 13) en su página de internet, a la vez que continuó emitiendo un episodio a la semana de la forma tradicional. No es muy seguro si con esto pretenden investigar qué manera de ver series tienen sus espectadores, pero desde luego es otra muestra de lo cambiante que está el futuro de la ficción serializada ahora mismo. En segundo lugar, la serie en sí trata del llamado "verano del amor", en 1967, un momento histórico que es por sí mismo una verdadera encrucijada en la cultura occidental, de la misma forma que ahora lo es para la televisión. La trama se centra en dos detectives de la policía de Los Ángeles, uno veterano y uno casi novato, uno antiguo combatiente en la Segunda Guerra Mundial y otro con una pinta tan de hippie que a menudo trabaja infiltrado entre la comunidad alternativa californiana. Un día reciben un encargo "fuera de los libros" consistente en encontrar a una joven que se ha fugado de casa para irse ni más ni menos que con Charles Manson. Sí, el luego famoso asesino en serie, que en esta época era simplemente un bala perdida con aspiraciones de estrella de la música, gran magnetismo para atraerse mocitas impresionables y un pronto violento de navaja fácil que ya empieza a ser su perdición.

Sin embargo, como esto no tendría miga suficiente para aguantar tres meses de emisión, y como hay muchas más cosas ocurriendo al mismo tiempo, mientras siguen el caso en sus ratos libres deben de vez en cuando trabajar en lo suyo, y así los dos agentes también dedican tiempo a investigar homicidios con artistas del off-Hollywood, Black Panthers reivindicativos, jóvenes quemados por la experiencia de Vietnam (incluyendo el hijo del poli veterano), sexualidades ambiguas, políticos corruptos y todo cuanto pueda imaginarse (o recordarse, en persona o por otras películas) de aquella época. Además, buena parte de la promoción de la serie se basa en que su protagonista (el poli veterano) es David Duchovny, aún a salto de mata entre 'Californication' y la nueva repesca de 'Expediente X', aquí con marcial corte de pelo a cepillo y teniendo que leerle los derechos a la gente con la ayuda de una tarjeta que lleva en el bolsillo, ya que esto era una novedad reciente. Y lógicamente, todo ha de completarse con una banda sonora que afortunadamente no se queda en lo más conocido de la década y que de vez en cuando tira por algún tema que no haya salido ya en tropecientas películas de Stone, Coppola o Scorsese. El resultado no es una maravilla, y hay quien lo llama pastiche sin más, pero puede tener su punto veraniego.

lunes, 25 de mayo de 2015

Texas rising

history.com/shows/texas-rising
-Estreno: 25 de mayo de 2015, History.
-Drama, 5 episodios de 90 minutos.
-Miniserie.

-Tres años después del éxito que se apuntó con 'Hatfields y McCoys', History regresa al indómito siglo XIX norteamericano, trayéndose incluso al actor protagonista, Bill Paxton, para marcarse una miniserie con mucho de todo: uniformes, batallas, barbas, fusiles, sombreros, llanuras polvorientas, un reparto largo, y sobre todo mucha épica a lo hollywoodiense. La historia que se cuenta es la de la Revolución de Texas, o cómo este territorio cambió de manos mexicanas a estadounidenses, pasando por un breve momento en el que casi se consolidó como nación independiente. El guion comienza recién tomado el famoso fuerte de El Álamo por los mexicanos del general Santa Anna en marzo de 1836, y continúa durante los meses siguientes, junto a los legendarios rangers de Texas en su retirada táctica y luego en sus victorias más o menos decisivas sobre unas tropas mexicanas cuyos uniformes eran tan imponentes como su incompetencia ocasional sobre el terreno. Lejos de grandes despliegues a la napoleónica, se trató de un conflicto donde lucharon apenas unos cientos de combatientes en cada escaramuza, y en ocasiones unas meras decenas de personas en cada bando, con varias acciones donde los muertos se podían contar con una mano. Y sin embargo, en apenas una década este conflicto produjo un cambio decisivo en la zona (hoy día Texas es por sí sola la 12ª economía del mundo).

La serie en sí continúa con un sello propio que el canal History ya se ha hecho, que es el de dar más cabida a los sucesos históricos en el guion de lo que harían otras productoras, pero aun así dejar espacio para la inventiva. Además, el diseño de producción sigue siendo perfecto, y los personajes siguen siendo no muy elaborados, con diálogos más bien dedicados a exponer lo que en un documental estaría diciendo el narrador. Dirigida por Roland Joffé, el realizador de las premiadas 'La misión' o 'Los gritos del silencio', tiene un reparto lleno de caras conocidas del cine y la televisión que casi es mejor no mencionar para darse el gusto de decir "anda, mira quién es" cada vez que aparece un nuevo personaje. Entre tanta ensalada de personalidades, destacan el ya mencionado Paxton como Sam Houston, el ideólogo de la retirada para luego luchar otro día y en cuyo honor se llama la ciudad texana donde está la NASA, y Jeffrey Dean Morgan como el Sordo Smith, hombre que seguía luchando a pesar de estar gravemente enfermo de los pulmones. En el bando mexicano, el papel de Santa Anna está hecho por el francés Olivier Martínez, lo cual resulta muy poco apropiado, y a pesar de que en la vida real este general era bastante cruel e histriónico, aquí está convertido casi en un villano de folletín que retuerce el cuello a gallos de pelea para ilustrar sus monólogos. Eso por no mencionar lo del hablar inglés con acento raro cuando habla con otros mexicanos, mientras que los indios nativoamericanos que aparecen en la serie sí que hablan en su lengua, subtitulados. En fin, que hay cosas mejorables, y que a cinco episodios de hora y media cada uno (siete horas y media en total) se puede hacer un tanto largo, pero puede gustar bastante a los aficionados al nicho del western histórico.

jueves, 14 de mayo de 2015

Wayward Pines

fox.com/wayward-pines/
-Estreno: 14 de mayo de 2015, Fox.
-Drama, 43 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-"M Night Shyamalan se mete a hacer algo del estilo de 'Twin Peaks' en televisión" fue de los primeros rumores que se oyeron sobre este proyecto. Uno de los siguientes fue que el propio Shyamalan dijo que 'Wayward Pines' no tenía nada que ver con 'Twin Peaks'. Y al final nos encontramos con que Shyamalan se limita a dirigir el episodio piloto y a colocar su nombre como uno de los productores, mientras que el auténtico "showrunner" del asunto es otro. La trama va en principio sobre Ethan Burke (Matt Dillon), un agente del Servicio Secreto que tras un accidente de coche despierta de repente en un extraño hospital del pueblo de Idaho que da nombre a la serie. A partir de ahí, el resto del episodio piloto es una constante siembra de dudas en la mente del espectador, y no solo acerca del caso que Burke venía a investigar (la desaparición de otros dos agentes anteriores), sino sobre cualquier otra posible certidumbre. ¿Por qué en el hospital solo parece haber una enfermera que da repelús y el propio Burke? ¿Por qué el sonido de los grillos del pueblo proviene de unos altavoces escondidos entre arbustos? ¿Por qué a Burke no le dejan irse del pueblo? ¿Qué pasa con los teléfonos y telefonistas del lugar? ¿Por qué la camarera del primer día no está al siguiente? ¿De verdad hay gente en el pueblo que no sabe en qué año vive? ¿Lo de empezar la serie entera con un ojo que se acaba de abrir es un guiño a 'Perdidos', el ejemplo más acabado de serie que podía tratar sobre todo y sobre nada a la vez? ¿Tienen razón un psicólogo y un doctor que aparecen por ahí cuando cuestionan la salud mental de Burke, que en poco tiempo sufre un accidente, recibe un golpe en la cabeza y es sedado en el hospital? ¿A qué se debe la pachorra del sheriff local? Es decir, que justo cuando parece que ya vemos que esto no es 'Twin Peaks' ni 'Alguien voló sobre el nido del cuco', y quizá pueda ser 'El show de Truman', pues a lo mejor tampoco lo es. O quizá 'Expediente X'. O quizá, sin salirnos de Shyamalan, 'El bosque'. ¿O por qué no 'The twilight zone', yéndonos a lo más clásico? ¿El lema del pueblo, "Where Paradise is home" es la clave? Por lo que parece, las cosas raras y sin respuesta van a continuar hasta más o menos el episodio cinco (de los diez que tiene la serie), que es hasta donde se calcula que a la gente le puede durar la paciencia antes de irse de copas en vez de seguir la serie cada semana, aprovechando la llegada del verano.

En cuanto a la creación de suspense, está competentemente conseguida, con mucho tono negro, retro y de frontera del espacio/tiempo y de la realidad/delirio, pero a ratos uno se ve a veces como cuando presencia un espectáculo de magia o prestidigitación y está más atento a ver si consigue descubrir el truco del mago que a dejarse llevar por las sensaciones que el artista quiere producirle. En ese particular, el nombre de Shyamalan, por toda la atención internacional que aún recibe, es una espada de doble filo. Para acabar, decir que la serie se va a estrenar en ciento y pico países al mismo tiempo, en un intento sin duda dirigido a evitar la piratería, pero que ya va tardando en hacerse de manera regular, ya que el mercado internacional para las series norteamericanas, aunque no lo parezca, está todavía bastante sin explotar.

viernes, 8 de mayo de 2015

Grace and Frankie

-estreno: 8 de mayo de 2015, Netflix.
-Comedia, 30 minutos, 1 temporada, 13 episodios.

-Jane Fonda está casada con Martin Sheen. Lily Tomlin está casada con Sam Waterston. Son dos parejas de septuagenarios (Fonda ya va por los 77) donde ellas se llevan mal, y ellos, compañeros de profesión (abogados) se llevan bien. De hecho, se llevan tan bien que un día deciden revelar a sus esposas que van a dejarlas y que se van a casar el uno con el otro, después de años de estar enrollados a espaldas de ellas. Así que ahora, a todas las preocupaciones de la vejez (pastillas, sexo o su falta, temas económicos, situación de los hijos y nietos) se viene a sumar un cambio tan radical como este. El resultado es una comedia bastante desigual cuyo placer principal es ver a cuatro veteranísimos intérpretes, que entre todos deben de juntar unos 200 años de experiencia ante las cámaras (sin exagerar), hacer papeles que en su carrera juvenil a duras penas habrían podido existir en el cine y desde luego no en televisión. Fonda (Grace) es una exmodelo neurótica y de cabreo fácil que ahora se ha quedado para anunciar tintes de cabello para gente de su edad, mientras que Frankie (Tomlin) es una hippy (no exhippy) de vestido amplio y floreado que como remedio para todo utiliza el fumarse algo, lo que sea, a ser posible de noche con fogata en la playa. Tras odiarse durante años, ahora se ven unidas por un trago que pasar en común. Creada por Marta Kauffman, una de las co-creadoras de 'Friends', es un proyecto casi diametralmente opuesto: actores de generaciones diferentes ('Friends' se estrenó hace 20 años y sus actores aún son 20 años más jóvenes que los de 'Grace and Frankie'), costas diferentes (California en vez de Nueva York), proveedores diferentes (Netflix en lugar de la NBC) y ausencia de risas enlatadas y publicidad. Como siempre con Netflix, existe la sospecha de que el proyecto casi al completo ha sido diseñado por algoritmo informático, mezclando en el mismo sitio el tono dramédico de moda, la popularidad de 'Friends' y nombres de actores muy respetados y productivos desde los tiempos de los videoclubes, en especial Fonda y Sheen. El resultado final quizá no llega a la suma de sus partes, y probablemente acabe gustando más a gente de mayor edad que a un público más joven, pero aún así queda digno. Como los propios intérpretes.

viernes, 17 de abril de 2015

The messengers

cwtv.com/shows/the-messengers/
-Estreno: 17 de abril de 2015, The CW
-Drama, 42 minutos.

-Ángeles contra el demonio. Esta es la premisa de la serie, aunque el episodio piloto tarda un rato en resumirlo así. Un día cae lo que parece un meteorito en el sur de los Estados Unidos, y cinco personas en varios lugares cercanos (México, Nuevo México, Texas, Arkansas y Arizona) se ven afectados de una manera que va a cambiar sus vidas, en forma de poderes extraordinarios que hasta entonces no tenían (telepatía, fuerza sobrehumana, dotes curativas, visiones del futuro) e incluso unas alas visibles solo en espejos y videocámaras. A cambio, aparece entre ellos un misterioso Hombre (así, con mayúscula) empeñado en tentar a todo el que se cruza en su camino para usar esos poderes para aviesos propósitos (el papel está interpretado por Diogo Morgado, que mire usted por dónde, hizo antes de Jesús de Nazaret en 'The Bible'). Y todo esto por si no tuvieran bastante con lo que lidiar en sus vidas hasta entonces, ya que los personajes afectados son un telepredicador, un huérfano adolescente, una radioastrónomo que busca a su hijo desaparecido, una madre de una hija de siete años cuyo ex es un policía violento, y un agente del FBI que está empotrado de incógnito en una peligrosa banda delictiva. Y aún no hemos hablado de la profecía. Pues sí, obviamente hay una profecía, y no tiene mérito ninguno adivinar que trata sobre el Apocalipsis, con toda su parafernalia de cuatro jinetes y siete sellos, etcétera etcétera. Si todo esto suena muy emocionante, hay que recordar que estamos en el canal The CW, hogar ya de brujas, vampiros y hombres lobo anteriormente. Le faltaban ángeles, y ya los tiene, en forma de gente guapa y joven, lógicamente. El episodio piloto está dirigido por un veterano de 'Perdidos', así que resulta lo suficientemente intrigante, pero al igual que esa misma serie, el problema vendrá a la hora de convertir una nebulosa informe en algo concreto y con respuestas. Tampoco parece que vaya a convertirse en una serie particularmente religiosa: uno de los productores involucrados es Trey Callaway, proveniente de 'Supernatural', donde estos temas se han mantenido siempre más en el tono que en un debate teológico sesudo.

jueves, 16 de abril de 2015

Major Lazer

fxnetworks.com/shows/animation-domination/episodes
-Estreno: 16 de abril de 2015, FXX.
-Animación, 10 minutos, 1 temporada, 12 episodios.

-Como en la ficción serializada ya vale todo, el penúltimo invento es un grupo musical mezcla de reggae y electrónica que después de seis años de éxito relativo (si eso se mide en colaboraciones con Rita Ora, Ariana Grande, Snoop Doog o Ellie Goulding), se meten en este mundillo también. El asunto va de un superhéroe espacial jamaicano con rastas, gafas de sol y un cañón láser en vez de brazo derecho. Con esta premisa, la duración corta y la base musical de los creadores, el resultado es mayormente una serie de videoclips de 10 minutos con cuatro o cinco cortes de canciones y una temática más bien alucinógena entre animaciones de vivos colores con aire ochentero. Baste decir que en el primer episodio, el protagonista, el comandante Lazer, vuelve de sus vacaciones para rescatar de las garras de un monstruo a Penny Whitewall, la hija del presidente de Jamaica, y el colega no mata al monstruo, sino que se lo fuma. Te lo juro, Jordi. En otro episodio la isla de Ibiza ha quedado devastada por una espuma tóxica procedente de una fiestorra "rave" y solo quedan allí unas ratas radioactivas. En otro, unos gusanos subterráneos empiezan a atacar a la gente en discotecas jamaicanas. En otro hay un humanoide sintético creado para lavar el cerebro a la juventud a base de la música que canta. y así. Todas las tramas van de algo musical (fiestas, graduaciones, conciertos, clubes) donde alguien ataca a alguien y el comandante Lazer, junto a Penny y su compinche Blkmrkt desfacen los entuertos entre bajos contundentes y ritmos reggaetrónicos. Repasando el reparto de voces se encuentra gente comocida, como por ejemplo Adewale Akinnouye-Agbaje, que según el tiempo que se lleve viendo series será o bien Mr Eko de 'Perdidos' o Simon Adebisi, el preso cuyo gorrito desafía las leyes de la física en 'Oz', o JK Simmons, que antes de torturar músicos en 'Whiplash' también salía en 'Oz' como jefe de los nazis de la cárcel. En fin, un tripi para echar el rato al solecito.

martes, 14 de abril de 2015

Other space

screen.yahoo.com/other-space/
-Estreno: 14 de abril de 2015, Yahoo! Screen
-Comedia, 27 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-Paul Feig fue el creador de una de las series más recomendables que se puedan recomendar (valga la redundancia) a quien no la haya visto, 'Freaks and geeks'. Bueno, pues aquella original dramedia llena de sensibilidad, que duró una sola temporada, sobre adolescentes de instituto en los años 80 no tiene prácticamente nada que ver con esta parodia sobre las sagas espaciales al estilo 'Star trek'. Primero de todo, ya ha habido muchas parodias anteriores de intrépidos exploradores interestelares (incluidos algunos episodios, más o menos aposta, de la propia 'Star trek'), y segundo, esta en concreto resulta bastante cutre: los decorados y los ridículos uniformes no van mucho más allá de lo que podría verse en una obra de colegio de barrio, aunque quizá esto esté hecho a propósito como parte de la parodia. El interés, aparte de las extrañas misiones en que se ve metida esta tripulación del año 2105, está también en las relaciones que mantienen entre sí sus diversos miembros, a cada cual más incompetente. Porque resulta que aquí no estamos en un futuro lleno de diferentes civilizaciones alienígenas, alianzas planetarias o imperios enfrentados, sino que los exploradores humanos no han encontrado hasta ahora nada más que rocas, polvo y agujeros negros, con lo cual el programa espacial no es el glamuroso culmen de una brillante carrera, sino el retrete al que van a parar aquellos pilotos que leyeron demasiados cómics de pequeños. Varios de ellos acaban juntos en la nave 'Cruiser', empezando por un capitán recién salido del cole, su ceñuda hermana mayor, que era la que esperaba recibir el mando, un veterano ingeniero ido de la olla tras haber recibido demasiada radiación y una navegante que ha sido fichada solo por que es la chica que le mola al capi. A ellos hay que añadir un robot coñón con pinta de ser tecnología de 1950 en vez de del siglo XXII, y la inteligencia artificial de la nave, que en vez de ser una plúmbea voz invisible a lo HAL tiene interfaz de monísima y pizpireta veinteañera. Ninguno de los actores de la serie es remotamente conocido, y la experiencia que parecen tener es sobre todo de sketches cortos. Son ocho episodios de media hora, se ve rápido y tiene algún buen golpe de vez en cuando.