lunes, 25 de mayo de 2015

Texas rising

history.com/shows/texas-rising
-Estreno: 25 de mayo de 2015, History.
-Drama, 5 episodios de 90 minutos.
-Miniserie.

-Tres años después del éxito que se apuntó con 'Hatfields y McCoys', History regresa al indómito siglo XIX norteamericano, trayéndose incluso al actor protagonista, Bill Paxton, para marcarse una miniserie con mucho de todo: uniformes, batallas, barbas, fusiles, sombreros, llanuras polvorientas, un reparto largo, y sobre todo mucha épica a lo hollywoodiense. La historia que se cuenta es la de la Revolución de Texas, o cómo este territorio cambió de manos mexicanas a estadounidenses, pasando por un breve momento en el que casi se consolidó como nación independiente. El guion comienza recién tomado el famoso fuerte de El Álamo por los mexicanos del general Santa Anna en marzo de 1836, y continúa durante los meses siguientes, junto a los legendarios rangers de Texas en su retirada táctica y luego en sus victorias más o menos decisivas sobre unas tropas mexicanas cuyos uniformes eran tan imponentes como su incompetencia ocasional sobre el terreno. Lejos de grandes despliegues a la napoleónica, se trató de un conflicto donde lucharon apenas unos cientos de combatientes en cada escaramuza, y en ocasiones unas meras decenas de personas en cada bando, con varias acciones donde los muertos se podían contar con una mano. Y sin embargo, en apenas una década este conflicto produjo un cambio decisivo en la zona (hoy día Texas es por sí sola la 12ª economía del mundo).

La serie en sí continúa con un sello propio que el canal History ya se ha hecho, que es el de dar más cabida a los sucesos históricos en el guion de lo que harían otras productoras, pero aun así dejar espacio para la inventiva. Además, el diseño de producción sigue siendo perfecto, y los personajes siguen siendo no muy elaborados, con diálogos más bien dedicados a exponer lo que en un documental estaría diciendo el narrador. Dirigida por Roland Joffé, el realizador de las premiadas 'La misión' o 'Los gritos del silencio', tiene un reparto lleno de caras conocidas del cine y la televisión que casi es mejor no mencionar para darse el gusto de decir "anda, mira quién es" cada vez que aparece un nuevo personaje. Entre tanta ensalada de personalidades, destacan el ya mencionado Paxton como Sam Houston, el ideólogo de la retirada para luego luchar otro día y en cuyo honor se llama la ciudad texana donde está la NASA, y Jeffrey Dean Morgan como el Sordo Smith, hombre que seguía luchando a pesar de estar gravemente enfermo de los pulmones. En el bando mexicano, el papel de Santa Anna está hecho por el francés Olivier Martínez, lo cual resulta muy poco apropiado, y a pesar de que en la vida real este general era bastante cruel e histriónico, aquí está convertido casi en un villano de folletín que retuerce el cuello a gallos de pelea para ilustrar sus monólogos. Eso por no mencionar lo del hablar inglés con acento raro cuando habla con otros mexicanos, mientras que los indios nativoamericanos que aparecen en la serie sí que hablan en su lengua, subtitulados. En fin, que hay cosas mejorables, y que a cinco episodios de hora y media cada uno (siete horas y media en total) se puede hacer un tanto largo, pero puede gustar bastante a los aficionados al nicho del western histórico.

jueves, 14 de mayo de 2015

Wayward Pines

fox.com/wayward-pines/
-Estreno: 14 de mayo de 2015, Fox.
-Drama, 43 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-"M Night Shyamalan se mete a hacer algo del estilo de 'Twin Peaks' en televisión" fue de los primeros rumores que se oyeron sobre este proyecto. Uno de los siguientes fue que el propio Shyamalan dijo que 'Wayward Pines' no tenía nada que ver con 'Twin Peaks'. Y al final nos encontramos con que Shyamalan se limita a dirigir el episodio piloto y a colocar su nombre como uno de los productores, mientras que el auténtico "showrunner" del asunto es otro. La trama va en principio sobre Ethan Burke (Matt Dillon), un agente del Servicio Secreto que tras un accidente de coche despierta de repente en un extraño hospital del pueblo de Idaho que da nombre a la serie. A partir de ahí, el resto del episodio piloto es una constante siembra de dudas en la mente del espectador, y no solo acerca del caso que Burke venía a investigar (la desaparición de otros dos agentes anteriores), sino sobre cualquier otra posible certidumbre. ¿Por qué en el hospital solo parece haber una enfermera que da repelús y el propio Burke? ¿Por qué el sonido de los grillos del pueblo proviene de unos altavoces escondidos entre arbustos? ¿Por qué a Burke no le dejan irse del pueblo? ¿Qué pasa con los teléfonos y telefonistas del lugar? ¿Por qué la camarera del primer día no está al siguiente? ¿De verdad hay gente en el pueblo que no sabe en qué año vive? ¿Lo de empezar la serie entera con un ojo que se acaba de abrir es un guiño a 'Perdidos', el ejemplo más acabado de serie que podía tratar sobre todo y sobre nada a la vez? ¿Tienen razón un psicólogo y un doctor que aparecen por ahí cuando cuestionan la salud mental de Burke, que en poco tiempo sufre un accidente, recibe un golpe en la cabeza y es sedado en el hospital? ¿A qué se debe la pachorra del sheriff local? Es decir, que justo cuando parece que ya vemos que esto no es 'Twin Peaks' ni 'Alguien voló sobre el nido del cuco', y quizá pueda ser 'El show de Truman', pues a lo mejor tampoco lo es. O quizá 'Expediente X'. O quizá, sin salirnos de Shyamalan, 'El bosque'. ¿O por qué no 'The twilight zone', yéndonos a lo más clásico? ¿El lema del pueblo, "Where Paradise is home" es la clave? Por lo que parece, las cosas raras y sin respuesta van a continuar hasta más o menos el episodio cinco (de los diez que tiene la serie), que es hasta donde se calcula que a la gente le puede durar la paciencia antes de irse de copas en vez de seguir la serie cada semana, aprovechando la llegada del verano.

En cuanto a la creación de suspense, está competentemente conseguida, con mucho tono negro, retro y de frontera del espacio/tiempo y de la realidad/delirio, pero a ratos uno se ve a veces como cuando presencia un espectáculo de magia o prestidigitación y está más atento a ver si consigue descubrir el truco del mago que a dejarse llevar por las sensaciones que el artista quiere producirle. En ese particular, el nombre de Shyamalan, por toda la atención internacional que aún recibe, es una espada de doble filo. Para acabar, decir que la serie se va a estrenar en ciento y pico países al mismo tiempo, en un intento sin duda dirigido a evitar la piratería, pero que ya va tardando en hacerse de manera regular, ya que el mercado internacional para las series norteamericanas, aunque no lo parezca, está todavía bastante sin explotar.

viernes, 8 de mayo de 2015

Grace and Frankie

-estreno: 8 de mayo de 2015, Netflix.
-Comedia, 30 minutos, 1 temporada, 13 episodios.

-Jane Fonda está casada con Martin Sheen. Lily Tomlin está casada con Sam Waterston. Son dos parejas de septuagenarios (Fonda ya va por los 77) donde ellas se llevan mal, y ellos, compañeros de profesión (abogados) se llevan bien. De hecho, se llevan tan bien que un día deciden revelar a sus esposas que van a dejarlas y que se van a casar el uno con el otro, después de años de estar enrollados a espaldas de ellas. Así que ahora, a todas las preocupaciones de la vejez (pastillas, sexo o su falta, temas económicos, situación de los hijos y nietos) se viene a sumar un cambio tan radical como este. El resultado es una comedia bastante desigual cuyo placer principal es ver a cuatro veteranísimos intérpretes, que entre todos deben de juntar unos 200 años de experiencia ante las cámaras (sin exagerar), hacer papeles que en su carrera juvenil a duras penas habrían podido existir en el cine y desde luego no en televisión. Fonda (Grace) es una exmodelo neurótica y de cabreo fácil que ahora se ha quedado para anunciar tintes de cabello para gente de su edad, mientras que Frankie (Tomlin) es una hippy (no exhippy) de vestido amplio y floreado que como remedio para todo utiliza el fumarse algo, lo que sea, a ser posible de noche con fogata en la playa. Tras odiarse durante años, ahora se ven unidas por un trago que pasar en común. Creada por Marta Kauffman, una de las co-creadoras de 'Friends', es un proyecto casi diametralmente opuesto: actores de generaciones diferentes ('Friends' se estrenó hace 20 años y sus actores aún son 20 años más jóvenes que los de 'Grace and Frankie'), costas diferentes (California en vez de Nueva York), proveedores diferentes (Netflix en lugar de la NBC) y ausencia de risas enlatadas y publicidad. Como siempre con Netflix, existe la sospecha de que el proyecto casi al completo ha sido diseñado por algoritmo informático, mezclando en el mismo sitio el tono dramédico de moda, la popularidad de 'Friends' y nombres de actores muy respetados y productivos desde los tiempos de los videoclubes, en especial Fonda y Sheen. El resultado final quizá no llega a la suma de sus partes, y probablemente acabe gustando más a gente de mayor edad que a un público más joven, pero aún así queda digno. Como los propios intérpretes.

viernes, 17 de abril de 2015

The messengers

cwtv.com/shows/the-messengers/
-Estreno: 17 de abril de 2015, The CW
-Drama, 42 minutos.

-Ángeles contra el demonio. Esta es la premisa de la serie, aunque el episodio piloto tarda un rato en resumirlo así. Un día cae lo que parece un meteorito en el sur de los Estados Unidos, y cinco personas en varios lugares cercanos (México, Nuevo México, Texas, Arkansas y Arizona) se ven afectados de una manera que va a cambiar sus vidas, en forma de poderes extraordinarios que hasta entonces no tenían (telepatía, fuerza sobrehumana, dotes curativas, visiones del futuro) e incluso unas alas visibles solo en espejos y videocámaras. A cambio, aparece entre ellos un misterioso Hombre (así, con mayúscula) empeñado en tentar a todo el que se cruza en su camino para usar esos poderes para aviesos propósitos (el papel está interpretado por Diogo Morgado, que mire usted por dónde, hizo antes de Jesús de Nazaret en 'The Bible'). Y todo esto por si no tuvieran bastante con lo que lidiar en sus vidas hasta entonces, ya que los personajes afectados son un telepredicador, un huérfano adolescente, una radioastrónomo que busca a su hijo desaparecido, una madre de una hija de siete años cuyo ex es un policía violento, y un agente del FBI que está empotrado de incógnito en una peligrosa banda delictiva. Y aún no hemos hablado de la profecía. Pues sí, obviamente hay una profecía, y no tiene mérito ninguno adivinar que trata sobre el Apocalipsis, con toda su parafernalia de cuatro jinetes y siete sellos, etcétera etcétera. Si todo esto suena muy emocionante, hay que recordar que estamos en el canal The CW, hogar ya de brujas, vampiros y hombres lobo anteriormente. Le faltaban ángeles, y ya los tiene, en forma de gente guapa y joven, lógicamente. El episodio piloto está dirigido por un veterano de 'Perdidos', así que resulta lo suficientemente intrigante, pero al igual que esa misma serie, el problema vendrá a la hora de convertir una nebulosa informe en algo concreto y con respuestas. Tampoco parece que vaya a convertirse en una serie particularmente religiosa: uno de los productores involucrados es Trey Callaway, proveniente de 'Supernatural', donde estos temas se han mantenido siempre más en el tono que en un debate teológico sesudo.

martes, 14 de abril de 2015

Other space

screen.yahoo.com/other-space/
-Estreno: 14 de abril de 2015, Yahoo! Screen
-Comedia, 27 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-Paul Feig fue el creador de una de las series más recomendables que se puedan recomendar (valga la redundancia) a quien no la haya visto, 'Freaks and geeks'. Bueno, pues aquella original dramedia llena de sensibilidad, que duró una sola temporada, sobre adolescentes de instituto en los años 80 no tiene prácticamente nada que ver con esta parodia sobre las sagas espaciales al estilo 'Star trek'. Primero de todo, ya ha habido muchas parodias anteriores de intrépidos exploradores interestelares (incluidos algunos episodios, más o menos aposta, de la propia 'Star trek'), y segundo, esta en concreto resulta bastante cutre: los decorados y los ridículos uniformes no van mucho más allá de lo que podría verse en una obra de colegio de barrio, aunque quizá esto esté hecho a propósito como parte de la parodia. El interés, aparte de las extrañas misiones en que se ve metida esta tripulación del año 2105, está también en las relaciones que mantienen entre sí sus diversos miembros, a cada cual más incompetente. Porque resulta que aquí no estamos en un futuro lleno de diferentes civilizaciones alienígenas, alianzas planetarias o imperios enfrentados, sino que los exploradores humanos no han encontrado hasta ahora nada más que rocas, polvo y agujeros negros, con lo cual el programa espacial no es el glamuroso culmen de una brillante carrera, sino el retrete al que van a parar aquellos pilotos que leyeron demasiados cómics de pequeños. Varios de ellos acaban juntos en la nave 'Cruiser', empezando por un capitán recién salido del cole, su ceñuda hermana mayor, que era la que esperaba recibir el mando, un veterano ingeniero ido de la olla tras haber recibido demasiada radiación y una navegante que ha sido fichada solo por que es la chica que le mola al capi. A ellos hay que añadir un robot coñón con pinta de ser tecnología de 1950 en vez de del siglo XXII, y la inteligencia artificial de la nave, que en vez de ser una plúmbea voz invisible a lo HAL tiene interfaz de monísima y pizpireta veinteañera. Ninguno de los actores de la serie es remotamente conocido, y la experiencia que parecen tener es sobre todo de sketches cortos. Son ocho episodios de media hora, se ve rápido y tiene algún buen golpe de vez en cuando.

viernes, 10 de abril de 2015

Daredevil

marvel.com/tv/show/216/marvels_daredevil
-Estreno: 10 de abril de 2015, Netflix
-Drama, 52 minutos, 1 temporada, 13 episodios.

-El Universo Cinemático Marvel (MCU) continúa extendiendo sus tentáculos, y esta vez llega a Netflix, con su ya clásico formato de 13 episodios estrenados todos a la vez en la misma fecha. El personaje elegido en esta ocasión es el del abogado Matt Murdock, que se quedó ciego a los 9 años de edad, que de día es picapleitos y de noche superhéroe de identidad oculta y máscara negra (ya veremos cómo se llega al uniforme rojo más tarde). La serie nos presenta a Murdock al inicio de su carrera de abogado, cuando aún está montando su diminuto bufete junto a un solo colega de la universidad. Su frustración con los crímenes cuyos autores quedan impunes y sus problemas para controlar sus impulsos lo convierten en un vengador nocturno partidario de usar la violencia y la tortura cuando la ley no alcanza, asunto complicado por su fe católica. Las escenas de acción son brutales y al grano, aunque no se pueden comparar en espectacularidad con las películas del MCU hechas para el cine, y la mayor duración en comparación con las cadenas en abierto (unos 10 o 15 minutos más por episodio) se emplea sobre todo en hacer las conversaciones más largas y cuidadas. La trama es continua, no de casos de la semana, y se centra en la lucha de varios mafiosos rivales (rusos, chinos, japoneses, el comiquero Wilson "Kingpin" Fisk) por controlar el submundo delictivo del barrio neoyorquino de Hell's Kitchen. Murdock intenta impedirlo tanto en su guisa de justiciero, con frecuentes peleas a puño limpio contra varios esbirros, como en su papel público de abogado, para lo cual cuenta con la ayuda del otro abogado, de un periodista, de una enfermera (Rosario Dawson nada menos) y de la primera cliente del bufete (interpretada por Deborah Ann Woll, la pelirroja de 'True blood', cuyo novio en la vida real es invidente también). En un subgénero aún en plena expansión televisiva, la crítica norteamericana ha llamado a esta serie la mejor del MCU hasta ahora, citando entre otras cosas su tono oscuro y realista, incluyendo escenas de lluvia tras los cristales de su destartalado pero bien situado ático casi en desuso. A pesar de ello, y de la insistencia en que Murdock/Daredevil es una persona normal y sin poderes, se sigue la tradición comiquera de poder hacer casi sin problema todo lo que necesite en escenas de acción, incluyendo cosas imposibles de llevar a cabo para un ciego de verdad, así que en el fondo da igual si tiene habilidades especiales o no (aunque su capacidad de ser una especie de "máquina de la verdad" al detectar determinadas inflexiones en la voz al menos resulta relevante).

jueves, 9 de abril de 2015

The comedians

fxnetworks.com/shows/the-comedians
-Estreno: 9 de abril de 2015, FX
-Comedia, 1 temporada, 13 episodios.

-Basada en una producción sueca,  esta serie trata sobre dos cómicos que por deseos de su productora acaban trabajando juntos en una telecomedia, a pesar de que tras conocerse recientemente no se llevan bien ni se adaptan el uno al otro. Los actores elegidos, Billy Crystal y Josh Gad, interpretan versiones ficcionalizadas de sí mismos, reteniendo sus nombres, fama profesional y currículum real, pero aquí protagonizan un programa de sketches televisivos a la vez que un documental sobre dicha producción ficticia. O sea, es todo muy meta dentro de lo meta. Crystal es todo un veterano de la comedia americana (camino ya de los 70 años de edad), con varias películas muy conocidas en su haber y una decena de galas de Oscars presentadas, y Gad, a sus 34 años ya no es una joven promesa, y es de esas caras que aparecen un poco en todas partes, pero sin haber tenido un gran éxito rotundo nunca. Los dos, junto con Larry Charles, forman un trío de judíos amantes del humor misantrópico y pesimista donde el hecho de que todo le salga mal a los protagonistas es la fuente cómica. Aquí, los actores se enfrentan a sus irreconciliables diferencias artísticas entre broncas continuas, reflejando entre otras cosas los distintos estilos cómicos de los que provienen, uno el de los guiones trabajados al milímetro con personajes contruidos progresivamente, y donde cada frase es sopesada antes de incluirse o descartarse, y otro el de la comedia de improvisación, hecha en camiseta y vaqueros y ante pared de ladrillos, donde la espontaneidad e incluso el absurdo sin sentido exacto pueda pesar más que la propia vis cómica al estilo clásico. 'The comedians' puede funcionar más para conocedores e incluso estudiosos de la comedia que otra cosa, pero tiene momentos bastantes buenos al alcance de cualquier espectador.

domingo, 5 de abril de 2015

The Lizzie Borden chronicles

mylifetime.com/shows/the-lizzie-borden-chronicles
-Estreno: 5 de abril de 2015, Lifetime.
-Miniserie, 4 episodios, 42 minutos.

-En 1892 una pareja de residentes en Fall River, Massachussets, fue asesinada a hachazos, y la hija del hombre (e hijastra de la mujer), Lizzie Borden, de 32 años, fue juzgada por el crimen. A través de la naciente prensa de masas, se convirtió en un asunto de gran notoriedad pública, y cuando Lizzie fue absuelta, siguió viviendo en el pueblo otros 34 años, hasta su muerte de neumonía, a pesar del aislamiento que sufrió por parte de sus vecinos. De hecho, el caso incluso dio lugar a una cancioncilla infantil que decía: "Lizzie Borden took an ax and gave her mother forty whacks. When she saw what she had done, she gave her father forty-one". En fin, que es una historia de esas que nunca desaparece del todo, y ha dado lugar a obras de teatro, óperas, grupos de rock, novelas, poemas, series, películas, dramatizaciones de radio, y todo lo imaginable en todos los medios imaginables. En 2014, Lifetime (de entre todas las cadenas posibles), hizo un telefilme, 'Lizzie Borden took an ax', donde la protagonista es Christina Ricci, lo cual es desde luego, un gran acierto de casting. El problema era el tono ficcionalizado, videoclipero y "camp" de todo el proyecto, que ahora hereda esta miniserie donde Lizzie y su hermana continúan su vida tras el juicio entre más derramamientos de sangre. Y es que en un momento en el que existen 'Penny dreadful' o 'American horror story', queda un tanto pasado el poner música de rock rasposo en la banda sonora o andar jugando con los desenfoques, la imagen lenta-rápida-lenta o la cámara al hombro para poner un tono irónico al asunto. En fin, que quien quiera ver a Miércoles Addams o a la novia de Ichabod Crane con 35 tacos ya y aún funcionando como musa de lo macabro, puede vérsela, pero que no espere una obra maestra del género.

Happyish

sho.com/sho/happyish/home
-Estreno: 5 de abril de 2015, Showtime
-Dramedia, 30 minutos.

-Al parecer, 'Happyish' viene definida como "dark satirical comedy-drama series". Y yo aquí clasificando las cosas en comedia o drama solo. Bueno, pues dejémoslo en dramedia, por aquello de que dura media hora por episodio. Inicialmente, el protagonista iba a ser Philip Seymour Hoffman (y de hecho, se rodó el primer episodio con él), pero tras su muerte en febrero de 2014, se trajo a alguien completamente diferente, el británico Steve Coogan, para rehacerlo. La serie trata, como el título dice, de gente "más o menos feliz". Desde el monólogo introductorio, el tema parece ser "a qué se le puede llamar ser feliz", y los protagonistas son gente de posición económicamente acomodada, pero pasando una crisis de los 40 que les hace comerse la cabeza con preocupaciones como el trabajo, los niños, el hacerse mayor, las pastillas, los cónyuges, y los jóvenes del curro que vienen pisando fuerte, permanentemente enchufados a sus pantallitas. El protagonista principal acaba de cumplir 44 años, y trabaja en una empresa de publicidad en Nueva York ("fuck 'Mad men'", dice él mismo antes de que nadie se ponga a hacer comparaciones), donde cada vez va quedando más como un dinosaurio: aún lee libros en papel, no tiene Facebook y pasa de ir en vaqueros a la oficina, como sí hace su colega de 52 años. Cuando llegan a la empresa dos nuevos jefes suecos veinteañeros que se dirigen a sus empleados pinganillo en oreja a lo Steve Jobs, la cosa se le pone más fea todavía. Además de eso, a su edad ya anda tomando Prozac, lo cual le reduce el deseo sexual, para lo que necesita recurrir a la Viagra, y se preocupa por que uno de sus hijos pequeños prefiera estar sentado en el parque, el muy cobardica, en lugar de tirarse de cabeza por los toboganes. Y a pesar de todo, tiene una casa grande, un empleo bien remunerado (si le dura) y una mujer que lo ama y lo comprende, así que ¿es feliz o no? ¿Se puede aspirar a más, o es mejor conformarse? ¿Hay un "techo de felicidad" más allá del cual no se puede llegar en la vida, como sugiere uno de los personajes? Pues cada uno que lo vea como quiera, incluso dependiendo del día de la semana que sea.

La serie está creada por Shalom Auslander, y si eso suena al nombre más judío que se ha oído en la vida, pues sí, no solo lo es, sino que además fue criado a lo ortodoxo, con lo cual de mayor ha salido como escritor y guionista con todos los tópicos del neurótico y permanentemente angustiado neoyorquino judío, solo que más pronunciados todavía: a todo lo mencionado anteriormente pueden sumarse hasta los títulos de los episodios, hechos  de nombres de filósofos, escritores, artistas y hasta Dios. 'Starring Samuel Beckett, Albert Camus and Alois Alzheimer', se titula el primero. 'Starring Marc Chagall, Abuela and Adolf Hitler', el segundo. Y así van saliendo en los siguientes Nabokov, Freud, Bukowski, Jesucristo... No es comedia ligera, vamos. A lo cual hay que añadir que, como estamos en la cadena Showtime, se hace uso (y frecuente) de la mayor permisividad de los canales de pago para meter lenguaje tabernario con tacos en cada frase. Si eso hace a la serie más afilada o simplemente es un truco barato, eso ya debe decidirlo también el espectador. El primer episodio se emitió en plan "sneak preview" tras el final de temporada de 'Shameless', pero la emisión continuada semanal no comenzará hasta el 26 de abril.

American odyssey

nbc.com/american-odyssey
-Estreno: 5 de abril de 2015, NBC.
-Drama, 42 minutos.

-Inicialmente titulada 'Odyssey' solamente, y en principio inspirada por la 'Odisea' de la Antigüedad (según dicen sus responsables), esta serie acaba siendo una más de esas versiones familiares de cosas mejor hechas en el cine y en las cadenas de pago. Es un thriller de conspiraciones en el que se descubre que la SOC, una empresa estadounidense, está financiando grupos terroristas islámicos con una mano y participando en los conflictos bélicos de Asia y África con la otra, como subcontrata privada. La historia tiene tres tramas entrelazadas, principalmente: en la primera, una sargento estadounidense aislada y perdida en mitad de Mali intenta volver a casa en medio de constantes peligros y encuentros con otra gente (se supone que esta es la parte más inspirada por la 'Odisea' original). Las otras dos ocurren en Nueva York, y consisten una de ellas en un exfiscal ahora convertido en asesor financiero que empieza a meter las narices en las operaciones de la SOC, pero no por su afán justiciero (o al menos no solo), sino para obtener información de interés económico, y la otra en un hijo de papá ahora metido a activista callejero, que lo mismo participa en una manifa, que sale entrevistado por la tele, que investiga por internet o que acaba metido en líos de información privilegiada. Los veteranos del género conspiranoide, subgénero militares americanos liándola por esos mundos podrán reconocer toques de cosas como 'Syriana', 'Homeland', 'Green zone', 'Traffic' o incluso '24', pero sin llegar a ese mismo nivel de calidad. Como siempre ocurre con los productos de las cadenas generalistas en abierto, le falta un poco de mordiente, pero puede servir como entretenimiento aceptable para los aficionados a estos temas.

martes, 31 de marzo de 2015

Younger

tvland.com/shows/younger
-Estreno: 31 de marzo de 2015, TV Land.
-Comedia, 21 minutos, 1 temporada, 12 episodios.

-TV Land es un canal donde abundan las telecomedias y donde va a para todo aquel que no encuentra sitio en otro lugar, sobre todo porque su tiempo ya ha pasado. El último en caer en el hoyo es Darren Star, creador de 'Melrose Place', '90210' y 'Sexo en Nueva York', por ejemplo. En esta serie vuelve a tratar un tema que cada vez iba estando más presente en la última de sus series mencionadas antes, que es el de qué le ocurre a la gente, sobre todo a las mujeres, cuando van cumpliendo años y se les pasa la juventud. La protagonista de 'Younger' es una madre recién divorciada de 40 años que intenta encontrar empleo en una Brooklyn que no perdona llevar un 4 delante, así que, dado que está delgada y tiene buenas piernas para su edad, una amiga suya la convence para que mienta en las entrevistas diciendo que tiene 26, a la vez que la hace ponerse al día con el rollo de Twitter, con 'Los juegos del hambre' y One Direction, y con el rasurarse la vagina (pues sí, aquí, como en SENY, no para de hablarse de partes pudendas). Al poco es contratada en una editorial, donde su compa de curro es la ex-estrella Disney Hilary Duff, ya con 27 años, al tiempo que conoce a un tatuador jovencillo y guapetón con quien mantiene la misma mentira que en el trabajo. La serie en conjunto es superior al resto del menú de risas enlatadas, grabadas más o menos "en directo", que sirve TV Land, y gran parte de ello se debe a la protagonista principal, Sutton Foster, que como ya vimos al hablar de 'Bunheads', es una estrella de los musicales de Broadway que funcionó muy bien en la comedia televisiva, y ahora repite experiencia. Al igual que entonces, muestra una inteligencia sarcástica no exenta de simpatía natural que la hace muy atractiva como personaje al que apoyar como espectador. El guion, por su parte, al igual que pasaba con 'Sexo en Nueva York', a veces es lo mejor y a veces lo peor de la serie: por cada pulla ingeniosa hay alguna otra frase sin acabar de cocer que no funciona, y por cada vez que plantea un tema interesante, como en este caso la obesión con la juventud y la imagen, saca alguna conclusión que trivializa lo que podría haber sido interesante.

Weird loners

fox.com/weird-loners
-Estreno: 31 de marzo de 2015, Fox.
-Comedia, 22 minutos, 1 temporada, 6 episodios.

-¿Qué hacer cuando tienes un hueco de mes y medio en la programación? Poner en él una telecomedia romántica sobre neoyorquinos a quienes les cuesta encontrar el amor. Ya ha habido muchas anteriormente (incluso 'Friends' lo era), y es un subgénero al que siempre se vuelve. En este caso, se trata de gente a quien le cuesta tanto encontrar pareja que incluso le da título a la serie. Estos "solitarios raritos" son cuatro veinte-treintañeros clasificables en dos guapas, un guapo y un gordete gracioso, y tres de los cuatro son actores veteranos de otras comedias, casi siempre corta duración. La adorable rubia Becky Newton hace de dentista neurótica que asusta a sus ligues al querer atarlos demasiado rápido (dos días o así), luego hay dos primos carnales de origen polaco, el ligoncete y el gordete al que se le acaba de morir su padre y se ve solo en la vida, y por último está la mejor de los cuatro, Zara (Meera Rohit), de origen indio, que es una pintora liberada y etérea que va por ahí rompiendo corazones y dejando a los hombres sin conmiseración ninguna cuando se pasa la pasión y se aburre de ellos. Uno de los primos, Zachary Knighton, ya formó parte de 'Happy endings', una telecomedia de este mismo tipo, de esas que también parecía que iba a ser de relleno y poca cosa, y luego resultó bastante buena, pero sería difícil que sonara la flauta dos veces. Veremos.

lunes, 23 de marzo de 2015

Sin City Saints

screen.yahoo.com/sin-city-saints/
-Estreno: 23 de marzo de 2015, Yahoo! Screen
-Comedia, 22 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-Continúa siendo inagotable el número de canales y plataformas de internet que se meten a hacer series nuevas. La última por ahora es Yahoo!, el proveedor de correo electrónico y luego noticias, que ya resucitó la serie de culto 'Community' para una sexta temporada, y que con esta otra inaugura su lista de producciones originales. Es una telecomedia de 8 episodios sobre un nuevo equipo ficticio de baloncesto, radicado en Las Vegas. En su primera temporada en la NBA les está yendo bastante bien, pero las cosas empiezan a torcerse cuando su jugador-franquicia se lesiona de una forma peculiar. La serie se cachondea del excesivo mundo del deporte mezclado con show-business a la americana, desde el dueño (un millonario joven, metepatas y lleno de caprichos de nuevo rico, de los de sudadera con capucha a todas horas) hasta los jugadores, los exjugadores, los analistas y sobre todo la dura abogada evita-litigios, impagablemente interpretada por la vikinga Malin Åkerman. El primer episodio comienza advirtiendo que "parte de su contenido es más bien para públicos adultos", pero aparte de algún amago de palabrota y alguna chica con poca ropa (estamos en Las Vegas, al fin y al cabo), lo de estos santos de la ciudad del pecado tampoco es para tanto. Aspirante de 'Entourage' a veces, se deja ver sin ser espectacular.

viernes, 20 de marzo de 2015

Bloodline

-Estreno: 20 de marzo de 2015, Netflix.
-Drama, 55 minutos, 1 temporada, 13 episodios.

-'Bloodline' es de los mismos creadores de 'Damages', y se nota, tanto para lo bueno como para lo malo. En lo positivo: buenos actores con espacio para desarrollar sus personajes. En 'Damages' ocurrió con Glenn Close y Ted Danson, por ejemplo. Aquí, con Kyle Chandler, Sissy Spacek, Linda Cardellini o Sam Shepard (y es que en el reparto principal de 'Bloodline' hay un Oscar, un Emmy, un Tony y hasta un Pulitzer). Para lo malo: la narración fragmentada, con saltos en el tiempo hacia atrás o hacia adelante que es más un truco para enganchar con la promesa de grandes revelaciones que una ayuda para la propia historia que se cuenta. Véase, si no, la frase con la que acaba el primer episodio: "No somos mala gente, pero hicimos una cosa mala" (una tormenta, un bote, una explosión, todo muy misterioso, pulse en el episodio siguiente, que para eso estamos en Netflix). En esta ocasión, el tema de la serie es el de las rencillas internas de una familia, los Rayburn, que tiene un hotel en los Cayos de Florida. Fundado hace 45 años, los patriarcas Robert y Sally aún están al frente del negocio, con su camisa remangada y su vestido fresquito y ligero respectivamente, y su pinta general de hippies playeros adinerados y bien envejecidos. Tienen cinco hijos cuarentones, cada uno de los cuales empieza por ser un tópico bidimensional antes de poder individualizarse un poco más: el mayor es un perdedor sin oficio ni beneficio que vuelve a casa ahora que los demás estaban tan tranquilos, el mediano es el sheriff del pueblo, el menor es un tanto ligero de cascos, de cabreo fácil y casi siempre con una bebida a medio acabar en la mano, y las hermanas son las que lleva toda la vida intentando poner paz entre tanto macho. La historia es lenta como un día en una hamaca, pero no aburrida, y la calidad de las interpretaciones a menudo hace olvidar que la serie en general podría no distinguirse mucho de un culebrón típico de peleas familiares, mezclado con toques de cine negro estilo sureño. Alguien va a matar a alguien, alguien va a ser un asesino, y entre medias, la familia puede venirse abajo o fortalecerse. Merece la pena empezarse a ver por lo menos.

martes, 17 de marzo de 2015

One big happy


nbc.com/one-big-happy
-Estreno: 17 de marzo de 2015, NBC.
-Comedia, 21 minutos.

-Fuera de Estados Unidos a Ellen DeGeneres probablemente se la conozca más que nada por el selfie aquel que hizo (o que hizo que otros sacaran) durante una gala de los Oscar. El resto del tiempo ha sido actriz y presentadora, con su propio programa de entrevistas y comedia. Es famosa también por ser una de las primeras personas abiertamente lesbianas en triunfar en los medios USA, y con esta serie se mete a productora de telecomedias. La idea central es un trío de personajes que acaban relacionados de una manera peculiar: un hombre es padre del hijo de una lesbiana, su mejor amiga, y marido de otra mujer a la que acaba de conocer. Y a pesar de que no debería haber gran problema en navegar esta situación, se establece una serie de rencillas entre las dos mujeres por la atención del hombre. El cual está de suerte porque si su amiga lesbiana es un bombón, Elisha Cuthbert, su nueva esposa es uno de los pibonazos más impresionantes de ahora mismo, la modelo británica y a veces actriz Kelly Brook. Cuthbert es conocida sobre todo por haber sido la hija de Jack Bauer en '24', pero hace poco pasó por una telecomedia de culto, 'Happy endings', donde le supo dar personalidad propia a un trillado papel de rubia tonta. Ese papel pasa aquí a la Brook, que a pesar de no ser rubia tiene "momentos rubios" en abundancia: en la serie, como en la vida real, basa su personalidad en su impresionante físico, personaje que tiene mucha tradición en la telecomedia, y no pasa mucho tiempo antes de aparecer desnuda (aunque pixelada) en la pantalla. Además, como es inglesa y por tanto excéntrica y con acento raro, pues resulta irresistible. En principio nace como proyecto de corto recorrido, con solamente seis episodios, en un momento en el que la NBC está muy necesitada de comedias de éxito y/o calidad, sobre todo tras haber perdido 'Community' y 'Parks and recreation'. No parece que vaya a funcionar, ya que resulta un tanto anticuada, y ya ni siquiera lo de las familias no tradicionales y el protagonista gay resulta innovador ni rompedor de tabúes.

iZombie

cwtv.com/shows/izombie
-Estreno: 17 de marzo de 2015, The CW.
-Drama, 42 minutos.

-The CW es un canal tan obsesionado con la belleza juvenil que tras emitir series donde antiguos monstruos como los vampiros o la bestia de 'La bella y la bestia' son guapos y guapas de pasarela, ahora hacen lo mismo nada menos que con los zombies. Porque a ver por qué no van a poder tener ellos los mismos derechos que sus primos. Hay que decir, sin embargo, que la serie está basada en un cómic anterior (llamado 'I, zombie'), pero el producto es perfecto para The CW: se coge algo que está triunfando en otras cadenas o en la cultura popular en general, se pone a una niña mona al frente (niña mona de veintipico años) y se lo reempaqueta para adolescentes. El procedimiento tiene su método: ya que su producción se dirige a jóvenes que pasan más tiempo ante la tele que por ahí de fiesta con los colegas más populares, los personajes principales de todas estas series derivadas de exmonstruos se ven reinterpretados como personas marginadas por razones que no fueron culpa suya y faltos de comprensión y afecto por parte del resto de la sociedad, incluyendo sus propias familias.

En el caso concreto que nos ocupa, Olivia es una joven doctora, dedicada y con novio, que un día en una misteriosa fiesta en un barco se ve atacada por zombies (o lo que quiera que sean) y tras ser dada por muerta resucita en la playa. A partir de ahí, su aspecto y personalidad cambian, se la ve toda demacrada, ojerosa y emo-gótica, y deja el hospital y a su novio para trabajar en una morgue. ¿La razón? Que allí tiene acceso a los cerebros de los muertos que van llegando, que ella se come camuflados entre fideos, como si fueran gambas. Eso no es todo, sin embargo, porque resulta que cuando se come los cerebros, es capaz de acceder a los recuerdos de la persona que se está merendando, incluyendo las cosas que supiera hacer, como hablar otros idiomas, por ejemplo. Añadiendo a esto que ya está muerta (o no-viva, o como sea el concepto), y es mayormente inmune a las balas, pues resulta una persona ideal para resolver entuertos policiales. De forma que en realidad lo que tenemos es una peculiar mezcla de cómic (cuya estética se usa en los créditos de la serie y en las viñetas de cambio de escena), serie post-adolescente y procedimental policiaco con investigador de poderes peculiares. Alrededor de Olivia están otros médicos e investigadores, y su entorno familiar, formado por la madre, el hermano, la compañera de piso y el ex, ninguno de los cuales conoce su secreto y que siguen extrañados y preocupados por el cambio que ha dado su vida y que atribuyen a depresiones o estado de shock por lo de la fiesta. La protagonista, Rosa McIver, lleva el papel con brío, y la serie en general es una curiosa variación de los omnipresentes zombis de hoy en día, aunque según vayan pasando los episodios se difuminará la novedad y se acabará pareciendo a muchas otras series.

domingo, 15 de marzo de 2015

The royals

uk.eonline.com/shows/the_royals
-Estreno: 15 de marzo de 2015, E!
-Drama, 55 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Renovada.

-Ningún canal sin su serie de ficción, aunque dicho canal no tenga nada que ver con la ficción. El último en apuntarse es E!, una cadena de programas de famoseo y alfombras rojas que con esta serie se marca lo que podría ser la tontería más grande de todos los tiempos, pero ni siquiera llega a eso: se trata de inventarse por todo el morro una familia real británica. Como la que hay en la realidad es bastante aburrida, excepto por algún escandalillo suelto, ¿por qué no juntamos un montón de topicazos, hacemos un "brainstorm" sobre lo que sabemos de cultura popular inglesa (los Rolling Stones, los pubs con dianas) y contratamos a un montón de esos actores de allí con su acento cortante y estirado que de todas formas ya están aquí robando a los nuestros el trabajo? Baste decir que en esta versión la reina es Elizabeth Hurley, lo suficientemente mayor como para tener hijos veinteañeros, pero lo suficientemente buenorra a los 49 años de edad como para ser la más guapa de la serie. Dichos hijos, sobre todo los dos menores, chico y chica, se dedican a ligar, fiestear y salir borrachos en las portadas de los tabloides, que para eso ya hay un hermano mayor heredero que es quien tiene que portarse bien. El problema es que ese heredero acaba de morirse de repente y ahora toca ponerse sobrios un rato. La serie acaba siendo una mezcla un poco rara, porque pudiendo tirar por el descoque total que la lleve a ser un placer culpable tan basura como la prensa rosa que critican, en vez de eso se pone a ratos un tanto seria, pero muy al estilo MTV, es decir, con música emotiva por debajo del diálogo y continuas quejas de gente joven y marchosa a quienes sus estirados padres no les dejan divertirse, emborracharse, drogarse y acostarse con quien quieran. Lo mejor/peor de la serie son sin duda, aparte de la propia Hurley, el hermano del rey, que tiene unas ganas poco disimuladas de ser califa en lugar del califa, y sus hijas, dos pelirrojas feúchas casi taradas totalmente inútiles para nada que no sea beber, ponerse sombreros horribles y quejarse de todo entre vulgaridades. En fin, que tiene que haber gente para todo, y esta serie en concreto se renovó incluso antes de estrenarse.

martes, 10 de marzo de 2015

Powers

playstation.com/en-us/explore/playstation-plus/powers/
-Estreno: 10 de marzo de 2015, PlayStation Network
-Drama, 45 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-Más gente que se pone a hacer series de ficción, capítulo 815: esta vez, PlayStation Network. Como lo oyen. La Play ya no solo vale para jugar o ver pelis, sino que ahora también se meten a producir series. Y su primer proyecto es una serie de superhéroes basada en la saga de cómics del mismo nombre que se llevan publicando desde el año 2000. En realidad, es más una mezcla (o quiere serlo) de superhéroes y tono policiaco del llamado "hard-boiled", es decir, con raíces en el cine negro, pero de mayor violencia, con detectives duros y con defectos, y con diálogos basados en frases cortantes y afiladas. En un mundo donde gente con poderes y personas normales coexisten, Powers es una división de la policía de Los Ángeles que se ocupa de delitos relacionados con los primeros. A su frente está un detective que tuvo poderes antes, Christian "Diamond" Walker, pero que luego los perdió, así que ese trauma, que se manifiesta en barba de varios días y corbata desastrada, es el que en otros detectives clásicos sustituye, o acompaña, a la bebida, o a la mujer fatal, o a la infancia difícil, o a un fracaso profesional significativo. La serie no tiene episodios individuales con monstruitos de la semana, sino una única trama continua, que se centra en la posibilidad de adquirir, perder o modificar los poderes, para lo cual abundan los experimentos, a veces fallidos, y las sustancias prohibidas que hacen las veces de drogas que erradicar del mercado. Hay que decir que por un lado, a pesar de ser un proyecto para una empresa de videoconsolas, no se corta con las muertes y torturas violentas, los tacos en el lenguaje, e incluso con el contenido sexual, aunque no demasiado explícito (se sugiere, por ejemplo, que hay gente aficionada a chupársela a algunos superhéroes porque eso da subidón, e incluso se rumorea que trasmite poderes, en pequeñas dosis). Sin embargo, por otro lado, con frecuencia la serie resulta un poco cutre en su resultado visual (muchos de sus juegos quedan más convincentes, la verdad), lo cual reduce bastante el impacto final. El resultado es una mezcla que en general no llega a lo que se propone, pero con algún punto bueno.

lunes, 9 de marzo de 2015

The returned

aetv.com/the-returned
-Estreno: 9 de marzo de 2015, A&E
-Drama, 42 minutos.

-A ver si deshacemos primero el lío con el título. 'The returned' es una novela escrita en 2013 por Jason Mott, cuya adaptación a la televisión, hecha en 2014, se llama 'Resurrection'. Otra cosa diferente, aunque del mismo tema, es la teleserie francesa 'Les revenants', estrenada en 2012, que en su distribución internacional en inglés también se tituló 'The returned'. Y la serie que nos ocupa ahora, también titulada 'The returned', es una adaptación estadounidense de esa serie francesa. El responsable de esta versión es Carlton Cuse, conocido principalmente por su trabajo en 'Lost', 'Bates Motel' y 'The strain'. La historia trata sobre un fenómeno inexplicado por el cual en un remoto pueblo de las montañas empiezan a reaparecer personas que llevaban años muertas, con el mismo aspecto que cuando murieron (algunas cuatro años, otras décadas) y sin recuerdos aparentes de haber fallecido. La serie explora el impacto de sus regresos entre las personas de su entorno, pero (y esto resultará familiar a muchos espectadores de 'Perdidos') tras la sorpresa inicial, nadie parece preguntarse por qué está ocurriendo algo tan portentoso ni se lo cuenta a la prensa, por ejemplo. En la serie original francesa esto se perdonaba porque su manera de estar rodada lo compensaba, haciendo parecer a toda la historia como una especie de pesadilla irreal con una atmósfera onírica bastante trabajada en cuanto a imagen y música. En la versión americana nada de eso está presente, y más bien parece un telefilme donde faltan algunas páginas, que son donde los protagonistas deben hacer las preguntas que no hacen. Las tramas y los personajes usados son muy similares a los franceses, y la intención es empezar a hacer variaciones hacia el episodio 6: una de las regresadas tiene una hermana gemela, que obviamente ha seguido creciendo, otro de los retornados es tratado como si fuera un fantasma imaginario por la novia a quien había dejado embarazada, otra está involucrada en una trama de asesinatos en serie, y también hay un chaval pequeño y sin familia, con impasible cara de pequeño Damien de 'La profecía', que parece saber de esto más que nadie y que da yuyu en general.

viernes, 6 de marzo de 2015

Unbreakable Kimmy Schmidt

netflix.com/WiMovie/80025384
-Estreno: 6 de marzo de 2015, Netflix.
-Comedia, 24 minutos, 1 temporada, 13 episodios.
-Renovada por una temporada más.

-Tina Fey es una actriz cómica, además de guionista, productora (y últimamente presentadora de galas de premios) muy conocida en Estados Unidos. Entre 2006 y 2013 fue la protagonista de una de las mejores telecomedias de los últimos tiempos, '30 Rock'. La cadena donde se emitió (y que también era objeto de su sátira) le encargó esta nueva serie, pero al final ha acabado vendida (y renovada) a Netflix, que como siempre, la ha colgado entera de su página todos los episodios el mismo día. Al igual que '30 Rock', trata sobre una protagonista femenina enfrentada a una jungla urbana neoyorquina, solo que en vez de ser una productora de televisión, el personaje principal es ahora una joven de Indiana, recién liberada de una secta que la tuvo encerrada bajo tierra durante 15 años junto a otras tres mujeres, tras haberlas hecho creer que el mundo había sufrido un apocalipsis nuclear. Sin embargo, Kimmy, como indica el título, es inasequible al desaliento, eternamente positiva y sonriente, y tras su experiencia subterránea cualquier diminuto cuchitril en la gran ciudad le parece un palacio. Sin embargo, comparada con la fauna neoyorquina que se irá encontrando durante su nueva vida, ella será lo más normal de la serie. Entre ellos está su compañero de piso (un negro enorme con aspiraciones de actuar en Broadway pero atrapado en trabajillos de supervivencia) y está su empleadora, una rubia rica llena de manías de urbanita malcriada, entre ellas el no querer tener nada que ver con la crianza de sus hijos de diseño, interpretada por Jane Krakowski, con quien Fey ya coincidio en '30 Rock'. Muchos de los mejores chistes son del tipo de humor absurdo-dentro-de-lo-cotidiano por el que Fey y otros alumnos del programa 'Saturday night live' son conocidos, además de lo que tiene que ver con alguien que se ha perdido los últimos 15 años de nuestro mundo, sus avances y su cultura popular, y que sigue siendo básicamente la adolescente que era cuando fue atrapada. La serie, pues, funciona bastante bien como parodia de todas esas películas protagonizadas por jóvenes animosas y decididas a conquistar la Gran Manzana.

jueves, 5 de marzo de 2015

Dig

usanetwork.com/dig
-Estreno: 5 de marzo de 2015, USA
-Drama, 45 minutos, 10 episodios.

-Creada por los responsables de 'Heroes' y 'Touch' (Tim Kring) y de la serie israelí en la que se basó 'Homeland' (Gideon Raff), 'Dig' resulta ser una serie que mezcla claramente las influencias de ambos autores: del primero recoge la preocupación por la búsqueda del contacto humano, especialmente entre personas fuera de lo normal, y del segundo la complicada política de Oriente Medio. La excavación del título tiene lugar en Jerusalén, y da origen a una historia de asesinatos, conspiraciones y profecías bimilenarias, rodada con cara de palo e ínfulas de serie de calidad, pero con material no muy alejado de una trama de Dan Brown. Además, de la misma forma en que las series de Raff y Kring mencionadas antes empezaban de forma muy intrigante, pero iban perdiendo fuelle poco a poco (y a veces mucho a mucho), en 'Dig' también ocurre lo mismo con sus localizaciones: concebida para ser rodada en la misma Jerusalén, tras el episodio piloto se desplazó a Croacia y de allí acabó en Nuevo México, donde comienza uno de sus hilos. En la historia contada en la serie hay agentes del FBI, embajadores estadounidenses, agentes libres y espiritualidad no se sabe si extrasensorial o engañosa. También hay fanáticos religiosos (de varias religiones), inocentes niños elegidos para un propósito concreto y persecuciones varias para animar un poco el asunto. Y sí, en el primer episodio se mencionan a Indiana Jones y el Arca de la Alianza. A pesar de tener dos buenos actores en Jason Isaacs y Anne Heche al frente, se queda en alimento para amantes, con mucha tragadera, de las conspiraciones literario-religioso-históricas.

American crime

abc.go.com/shows/american-crime
-Estreno: 5 de marzo de 2015, ABC.
-Drama, 43 minutos.

-Cuando alguien pone "American" en el título de su proyecto suele significar que es algo que quiere ir Más Allá del ser una simple historia más del montón, que quiere decir Algo Profundo, Serio Y Definitivo sobre el tema. Ahí están, por ejemplo, 'American beauty', 'American sniper' o, incluso 'American horror story'. Y esto es lo que ocurre con esta serie, que se eleva por encima de lo que se puede ver en una cadena generalista como la ABC y se acerca a la calidad de las series de los canales de pago. La "americanidad" de este crimen, lo que le da su importancia, es el elemento racial: un veterano de guerra es asesinado en su casa y su esposa atacada brutalmente. Alrededor de ellos están los padres de ambos y diversos personajes relacionados, en los cuales su raza o religión es a veces más importante que su oficio o cualquier otra circunstancia a la hora de cómo los perciben los demás y sobre todo la policía. Los atacados y sus padres son blancos, un chaval que posiblemente sepa algo es hispano, una pareja de drogadictos que andan por ahí son negro él y blanco ella (él tiene una extraña afición a coleccionar anuncios de moda donde salen parejas interraciales), y la hermana de uno de los sospechosos es musulmana. La serie entera trata sobre este caso, que es lo único prácticamente en lo que piensan todos los implicados, y eso que piensan y cómo reaccionan se supone que es lo que le da esa condición de específicamente "americana" a la historia, en un lugar donde lo del crisol de razas y culturas no facilita sino que complica las cosas debido a los prejuicios que aún abundan. El creador de la serie es John Ridley, de raza negra, ganador del Oscar por el guion de 'Doce años de esclavitud' una película con el conflicto racial muy en su centro, así que ya viene con prestigio adicional incorporado. También el reparto es de gran calidad, con nombres más conocidos quizá para el cinéfilo que para el buscador de estrellas: Felicity Huffman, Timothy Hutton, Penelope Ann Miller o Regina King, con Benito Martínez (ex 'The shield') o W Earl Brown (ex 'Deadwood') como añadidos de calidad televisiva. Tiene pinta de ser la típica serie que si te la ponderan demasiado quizá acabe decepcionando un tanto, pero la crítica "americana", nunca mejor dicho, la ha recibido muy bien y se merece cierta atención.

miércoles, 4 de marzo de 2015

CSI: Cyber

cbs.com/shows/csi-cyber/
-Estreno: 4 de marzo de 2015, CBS
-Drama, 42 minutos.

-La franquicia 'CSI' tiene tanto éxito que ya no sabe ni por dónde extenderse. Tras nacer en Las Vegas y abrir sucursales en Miami y Nueva York, ahora estrenan nueva división en Quantico, la famosa sede del FBI cerca de Washington. Como sugiere el título, esta vez la cosa se especializa en delitos cibernéticos, donde los ordenadores causan y resuelven la mayor parte de los delitos, y continúa una fórmula especializada en sacar episodios como churros con casos de la semana de rápida resolución, un misterio de largo recorrido y una gotita por episodio de construcción de relaciones entre los personajes y sus pasados. Todo el mundo ha visto alguna vez algún episodio de algún 'CSI' (o de algún film que se le parezca mucho), así que poco hay que descubrir. No es novedosa en absoluto, pero funciona, y ya está, que es lo que pide (y ve a millones) mucha gente. Entre el reparto destaca Patricia Arquette, cuya experiencia televisiva principal fue 'Medium' (2005-2011), y que mientras se terminaba de rodar este 'CSI' ha ganado un carro de premios, entre ellos el Oscar a la mejor secundaria, por su papel en 'Boyhood', la famosa película que tardó 12 años en rodarse. También andan por ahí James van der Beek, ex de 'Dawson's Creek' y Peter MacNicol, ex de 'Ally McBeal'.

domingo, 1 de marzo de 2015

The last man on Earth

fox.com/the-last-man-on-earth
-Estreno: 1 de marzo de 2015, Fox.
-Comedia, 21 minutos, 1 temporada, 9 episodios.

-Año 2021. Hace un par de años hubo una epidemia que se cepilló a toda la población mundial. ¿Toda? No. En algún lugar de Arizona aún queda El Último Hombre De La Tierra. El problema es que este hombre es una especie de niño grande de 41 años, fracasado durante su vida anterior y bastante vago, guarro y desordenado. Tras recorrerse el país buscando a alguien más, sin éxito, se vuelve a casa y durante los meses siguientes se dedica a aprovechar lo guay de la situación: puedes vivir en la casa que quieras, abriar las puertas a tiros, coger todo lo que necesitas del súper (comida, papel higiénico, vino del caro, dvds porno) y traerte lo que te apetezca para tu casa, como la camiseta con la que retiraron el número de Michael Jordan, un par de Oscars de la Academia para decorar la chimenea, cuadros de Van Gogh y Rembrandt o la Declaración de Independencia para usarla de servilleta. Si te aburres, pues puedes ver cómo de alta puedes hacer una torre de Jenga, jugar a los bolos con peceras, hacer piscinas enteras de margarita o tirar coches por una rampa del aparcamiento para que choquen con otros. Sin embargo, tras un tiempo todo esto parece fútil, y a pesar de que estamos en la situación opuesta a la de Tom Hanks en 'Cast away' ('Náufrago'), ya que aquí tenemos de todo en vez de no tener de nada, acabamos también hablando con balones (y con Dios) y yéndosenos la pinza en general.

Este es el primer episodio de la serie, que es bastante gracioso en cuanto a lo absurdo de la situación y a lo zoquete que es el protagonista (interpretado por Will Forte), pero lo siento por quien odie los spoilers, ya que para hacerse una idea de lo que en realidad va la serie hay que hablar de lo que ocurre a partir del segundo episodio (no en vano se emitieron juntos seguidos el día del estreno). Y es que descubrimos que Phil Miller (nombre hecho a partir de los de los creadores de la serie, Phil Lord y Christopher Miller) no va a seguir siendo el último hombre sobre la Tierra: los carteles que ha ido dejando por todo el país surten efecto y alguien más va a aparecer en escena. A partir de ahí la dinámica cambia completamente y la serie se convierte en la historia de la relación entre Phil y quien aparece. En un caso claro de aquello de "ten cuidado con lo que deseas, porque igual se hace realidad" y de "el infierno son los demás", a cada episodio que pasa Phil va encajando peor las nuevas situaciones, y entonces, todo el proyecto pasa a poderse interpretar (aparte de como una parodia de la obsesión actual por las diversas historias apocalípticas de las pantallas grande y pequeña), como una alegoría de esos momentos en los que parece que el mundo entero, y todas las personas que contiene, conspiran para meterte en las situaciones más frustrantes que se puedan concebir. A esto ayuda también el hecho de que Phil, además de su infantilismo ya señalado, se revele como un egocéntrico bastante torpe y rencoroso que no soporta no conseguir lo que quiere.

Por otro lado, siendo una comedia, tampoco hay que buscarle mucha lógica a cosas como por qué no hay cadáveres por las calles, por qué está todo tan generalmente limpio y colocado en todas partes (al menos hasta que Phil pasa por allí) y por qué si el váter de una casa se rompe no se va simplemente a vivir a otra. Pero en fin, la serie, pues, tiene un gran comienzo, es sin duda diferente y osada, pero la duda es hasta dónde se puede llegar la original idea (inicialmente se han rodado nueve episodios).

Secrets and lies

abc.go.com/shows/secrets-and-lies
-Estreno: 1 de marzo de 2015, ABC.
-Drama, 42 minutos.

-La series estadounidenses estrenadas hacia marzo o abril a veces son difíciles de juzgar: es un momento en el que lo mismo te estrenan 'Juego de tronos' que cualquier cosa de relleno mientras se da descanso a otra cosa. 'Secrets and lies' es claramente una de las segundas: trata sobre el asesinato de un niño de cinco años y del efecto que tiene el suceso en la comunidad circundante, en este caso una urbanización acomodada y alejada de la ciudad. Es un tropo que está muy de moda últimamente, y por eso precisamente es normal que una cadena piense que hay un filón ahí porque "eso es lo que la gente quiere ver ahora". Además, está basada en una serie extranjera, lo cual también es difícil de juzgar, porque unas veces significa que los americanos han encontrado una joya digna de importar, como 'Bron', 'Les revenants' o 'In treatment', y otras veces significa que consideran que como el guion original ya está escrito, eso acelera la cadena de montaje. Si además ese original ya está en inglés (en este caso la serie adaptada es australiana), pues venga, pim, pam, pum, fuego, y a otra cosa. La adaptación tiene como ganchos a dos protagonistas conocidos, aunque muy venidos a menos desde los 90, Ryan Philippe y Juliette Lewis. Philippe es el padre de familia descubridor del cadáver en el bosque, vecino del niño y sospechoso principal del asesinato, y Lewis la detective de policía encargada del caso. Philippe actúa todo serio y cariacontecido incluso cuando enseña abdominales, y Lewis ceñuda, con moño y emperrada con su suspechoso. Es, pues un caso claro de "si te gusta este tipo de cosas, esta cosa te gustará", y si no especialmente, pues tampoco te pierdes nada.

Battle Creek

cbs.com/shows/battle-creek/
-Estreno: 1 de marzo de 2015, CBS.
-Drama/comedia, 41 minutos.

-Ideada por Vince Gilligan, el creador de 'Breaking bad', no es como 'Breaking bad', así que empecemos por ahí. Como mucho, comparten la idea básica de filmar historias policiacas de toda la vida de una manera diferente. En este caso se trata del departamento de policía de Battle Creek, Michigan, una población  de 50.000 habitantes en el medio oeste estadounidense, lejos de las localizaciones policiacamente más glamourosas como Nueva York, Los Ángeles, Chicago o Miami. Incluso la Albuquerque de 'Breaking bad' tiene más personalidad. Es un departamento con menos recursos de los necesarios, donde ni los micros ni los tasers eléctricos tienen pilas que funcionen y donde los casos de ciudad pequeña y la mundanidad del trabajo hacen que a veces este resulte más cómico que trágico, un tono muy Gilligan por otra parte. Sin embargo, en este departamento trabaja el detective Russ Agnew (Dean Winters), que se comporta como si Battle Creek fuera una especie de 'Mallas calles' scorsesiano. Orgulloso de sus placas y medallas y deseoso de reconocimiento nacional, cultiva el aspecto de detective de cine negro moderno (sobre todo en las frases de tipo duro escritas por guionista que a veces se gasta), y deja caer en su conversación nombres de detectives televisivos como Magnum o Rockford. Al producirse un doble asesinato, cosa inaudita en la ciudad, llega al lugar un joven, repeinado y encorbatado agente del FBI, Milton Chamberlain (Josh Duhamel), y como mandan los cánones del género, Agnew intenta llevarse mal con él en plan "no te metas en mi jurisdicción" y todo eso. El nombre de Gilligan se ha usado mucho en la publicidad de la serie, pero de hecho su participación se limita al guion del episodio piloto: lo escribió hace una década, nadie se lo compró, y tras su éxito con Walter White y su crystal meth, de repente se convirtió en proyecto deseado con nombre famoso añadido. El encargado real de la serie es David Shore, ex de 'House'. Gilligan ya le dio un toque peculiar a varios episodios de 'Expediente X' y luego participó en un spin-off de corta duración sobre el trío de conspiranoicos informáticos que a veces ayudaban a Mulder y Scully, con lo cual ya tenemos un precedente válido sobre el tipo de historias un tanto excéntricas que a Gilligan le interesan: tragicómicas pero bien hiladas y trabajadas. A falta de saber si este nuevo intento coge vuelo, puede resultar interesante echarle un vistazo.

sábado, 28 de febrero de 2015

Good witch

hallmarkchannel.com/good-witch
-Estreno: 28 de febrero de 2015, Hallmark
-Drama, 45 minutos.

-'The good witch', con artículo delante, fue una serie de siete películas para televisión, de hora y media cada una, emitidas a partir de 2008, sobre una "bruja buena" que se instala en un pueblo ficticio en mitad de ninguna parte, apropiadamente llamado Middleton, donde usa sus dones para hacer el bien, aunque algún vecino mosqueado pone mala cara. Ahora la serie de películas se convierte en serie semanal. Teniendo en cuenta que estamos en el canal Hallmark, es todo muy bonito, de postal, con todo el mundo muy guapete y repeinado, e incluso el supuesto chico malo recién llegado de Nueva York tiene cara de no haber roto un plato en su vida. Los poderes de Cassie, la bruja ahora viuda, parecen basarse principalmente en tener una empatía casi adivinatoria de lo que le pasa a la gente, y vive de una tienda de productos naturales y da dar consejos bienintencionados. De hecho, en toda la serie la gente no parece hacer otra cosa que beber diversos tipos de tés e infusiones, sin una sola cerveza a la vista, e incluso el mencionado chico malo de antes, una día que hace pellas de clase, usa el tiempo para ir a una cafetería de esas de sentarse con dos amigas del cole. Menudo rebelde. El chico ha venido de Nueva York con su padre, el nuevo médico del pueblo, un tipo estresado y adicto a la cafeína, y claro, como todo el mundo se ha acostumbrado a los remedios de Cassie, que ni siquiera tiene título de nada, pues ahí tenemos ya conflicto. Si es que se le puede llamar así, porque es todo muy educado y comprensivo y con muy buenos modales. Y el conflicto más gordo es que obviamente, la hija de Cassie, que empieza a desarrollar también las habilidades de su madre, y el hijo del doctor van a ir juntos al insti y se van a interesar mutuamente. O así. Y en fin, nada tremendamente interesante, pero aún así es una serie con dos millones de espectadores en un canal secundarios, lo cual dobla la audiencia de muchas series mejores.

jueves, 19 de febrero de 2015

The odd couple

cbs.com/shows/the-odd-couple/
-Estreno: 19 de febrero de 2015, CBS.
-Comedia, 21 minutos.

-En 2015 se cumplen 50 años desde el estreno de 'La extraña pareja' como obra de teatro en Broadway. Desde entonces, la creación de Neil Simon ha sido representada numerosas veces, se ha hecho una famosa película con dos insuperables actores para los papeles centrales (Jack Lemmon y Walter Matthau), y se ha adaptado varias veces para televisión, sobre todo en los 70, con Tony Randall y Jack Klugman. Además, en 2015 también se cumplen dos años desde que a Matthew Perry le cancelaron su último intento de volver a triunfar en una telecomedia, así que, inasequible al desaliento y aprovechando aún la perenne popularidad de 'Friends' (que también está de aniversario, 20 desde su primera temporada), vuelve a intentarlo. Para quien no lo recuerde, la extraña pareja del título son dos amigos desde la universidad que años más tarde, tras haberse divorciado ambos, comparten apartamento. Oscar Madison (Perry) es desordenado y huraño y Felix Unger (Thomas Lennon) es tan obseso de la limpieza y los modales que la gente se pregunta si es gay (en esta versión abiertamente, en contra de encubrimientos anteriores en las primeras representaciones). Oscar es locutor deportivo (desde su propio apartamento y en calzoncillos) y Felix es fotógrafo publicitario, cosa que a menudo también hace desde casa. Y por esas casualidades de la vida, hay dos hermanas vecinas preparadas para hacer comedia sexual/romántica con ellas, así que la mitad del tiempo la cosa trata de dos compañeros de piso que se ponen de los nervios mutuamente hasta que tienen dos frases de conversación seria por episodio, y la otra mitad trata de la dificultad de encontrar la pareja perfecta en la América urbana. Para redondear el reparto (y darle diversidad racial) están dos conocidos actores negros: Wendell Pierce, que fue Bunk en 'The wire', e Yvette Nicole Brown, la ama de casa de 'Community', aquí notablemente más delgada. El proyecto no ha tenido buenas críticas, lo cual ilustra el peligro de rehacer clásicos que el público recuerda con afecto: por un lado atraen atención inmediata, pero por otro el nivel de exigencia es muy alto. Resulta eficaz y profesionalmente hecha, pero sin nada que la haga destacar especialmente en la despiadada competición televisiva actual. Probablemente, otra "one and done" (una temporada y se acabó) para Perry.

viernes, 13 de febrero de 2015

Bosch

amazon.com/Pilot-HD/dp/B00I3MPDP4
-Estreno: 13 de febrero de 2015, Amazon.
-Drama, 45 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-Amazon empezó dedicándose a vender libros, así que no es la peor idea en la Historia el convertir los best-sellers que ellos mismos venden en series de televisión que a su vez atraigan más lectores al botón de "añadir a la cesta". El detective Hieronymus "Harry" Bosch (así nombrado en honor al Bosco, el pintor holandés del siglo XV, famoso entre otras cosas por sus macabras escenas de muerte), es el protagonista de 17 novelas escritas desde 1992 por Michael Connelly. Trabaja en Los Ángeles, tiene 47 años, un pasado militar, y la serie nos lo presenta matando a un fugitivo en plena calle bajo la lluvia y sin testigos. Dos años después el juicio sobre el homicidio aún sigue y Bosch está deseando volver al trabajo, cosa que consigue tras cambiar un turno a cambio de unas entradas para los Lakers. La serie está llena de nombres procedentes de otras series de gran prestigio: Bosch está interpretado por Titus Welliver (ex-Deadwood, ex-Perdidos, ex-Good wife, ex-Sons of anarchy), y uno de los guionistas es Eric Overmyer (ex-The wire, ex-Tremé). De 'The wire' también salen Lance Reddick (era el teniente Daniels) y el mismísimo Marlo Stanfield (Jamie Hector). A pesar de eso, ni las novelas ni la serie son especialmente rompedoras: son un ejemplo competente, pero simplemente uno más, de detective serio y ceñudo, de infancia difícil, a menudo peleado con sus superiores, que se agarra a su trabajo y al alcohol porque todo lo demás (familia, amigos, mujeres) lo ha ido estropeando poco a poco. Aparte de su juicio, los casos que va investigando están dirigidos a ilustrar la podredumbre de la urbe occidental y la profundidad de la bajeza humana y tal. Para empezar: unos huesos de niño recién desenterrados por un perro doméstico, que muestran más de 40 fracturas pre-mortem. Ejemplo acabado de LA noir contemporáneo.

jueves, 12 de febrero de 2015

The slap

nbc.com/the-slap
-Estreno: 12 de febrero de 2015, NBC.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-'The slap' trata sobre una familia que se reúne para celebrar el 40º cumpleaños de uno de sus componentes. Durante la fiesta, si se la puede llamar así, varias tensiones se producen, que culminarán cuando uno de los críos que pululan por allí recibe una bofetada. Este momento influirá de manera importante en la vida de los personajes a partir de entonces, y cada uno de los ocho episodios está centrado en uno de ellos, a medida que la acción continúa. Adaptada de una serie australiana, la versión estadounidense mantiene el hecho de que los patriarcas de la familia protagonista sean emigrantes griegos, aunque esta vez en Nueva York. Resulta una serie muy eficaz, porque lejos de enredarse con complicados motivos para el conflicto, la trama se basa en cosas que cualquier puede haber visto en reuniones familiares de este tipo: críos que dan el coñazo, adultos con problemas laborales, padres metomentodo, cuñaos que se caen mal, indirectas más o menos directas, discusiones por dinero o política, y tentaciones de la carne a medida que se van cumpliendo años. Incluso la manía de algunos personajes de hablar en griego delante de gente que no lo entiende se usa como irritante adicional. A esto hay que añadir que algunos de los actores son bastante conocidos -Uma Thurman entre ellos, con Thandie Newton, Zachary Quinto o Brian Cox en menor medida-, y que la serie es de duración limitada, y el resultado es un experimento inicialmente bastante interesante que incluso podría provocar debates al otro lado de la pantalla.

domingo, 8 de febrero de 2015

Better call Saul!

amctv.com/shows/better-call-saul
-Estreno: 8 de febrero de 2015, AMC.
-Drama, 50 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Renovada por 13 episodios más.

-El 29 de septiembre de 2013 se ponía punto final a una de las mejores series de los últimos tiempos (que es prácticamente como decir "de todos los tiempos"): 'Breaking bad', la historia de un profesor de química de secundaria que por diversas circunstancias personales y familiares acaba convirtiéndose en uno de los principales productores de droga en el estado de Nuevo México. Sus 62 episodios son todo un logro de guion, interpretación, fotografía y dirección que es muy recomendable ver, aunque al principio quizá lleve un tiempo acostumbrarse a su peculiar manera de contar su historia. Antes de acabar la emisión de la última temporada, se confirmó que se había dado luz verde a esta precuela / secuela / serie derivada protagonizada por uno de los personajes secundarios más recordados de la saga, el abogado Saul Goodman, cuyo lema publicitario ("Más te vale llamar a Saul") da título al nuevo proyecto. Desde el principio se vio como una idea a) interesante, b) que provocaría expectación emocionada entre los aficionados de la serie, y c) con gran potencial para decepcionar y/o descarrilar fácilmente, incluso aunque fuera el propio padre de 'Breaking bad', Vince Gilligan, quien se pusiera al frente. De hecho, el concepto entero cambió, ya que de comenzar como una comedia de media hora, ha pasado a ser un híbrido que el actor protagonista, Bob Odenkirk, define como "85% drama, 15% comedia". Pero afortunadamente, el arranque de la serie comienza con paso firme y en dirección satisfactoria: Saul era en 'Breaking bad' más alivio cómico que otra cosa muchas veces, pero cuando la situación con sus clientes se ponía tensa y había que sacar la labia a pasear, el personaje funcionaba a las mil maravillas, logrando incluso en ocasiones convertir al leguleyo sin moral alguna de Saul en lo más ético de la serie. Aquí comenzamos con lo que seguramente sean sus tristes días post-'Breaking bad', refugiado en un trabajo anónimo de hamburguesería comercial, para luego retrotraernos a 2001 y empezar a ver cómo un pobre diablo, cuyo nombre ni siquiera es Saul Goodman, sino James McGill, cuyo "despacho" es un pupitre junto a la caldera de un salón de uñas y cuyo cochambroso coche amarillo tiene una puerta roja, se acabará convirtiendo no en una figura de alcance nacional, pero sí en algo más exitoso y seguro de sí mismo que hasta ahora. No hay dinero, no hay casi trabajo, el que hay paga mal, poco y de manera insegura, así que la tentación está en provocar su existencia, aunque sea fingiendo atropellos falsos. Por lo demás, en lo visual seguimos aprovechando la espléndida luz natural de Albuquerque, seguimos con los ángulos de cámara inusuales y seguimos con una gran habilidad para aumentar la tensión de las escenas clave dándoles una desasosegante pausa extra. Para cuando se cierra el primer episodio con una inquietante vuelta de tuerca, no cabe duda: Walter White no está, pero estamos en pleno territorio Heisenberg, y la nueva serie ha sido incluso renovada antes de estrenarse. A disfrutarlo.

jueves, 5 de febrero de 2015

Allegiance

nbc.com/allegiance
-Estreno: 5 de febrero de 2015, NBC.
-Drama, 42 minutos.

-Varias de las mejores series estadounidenses del momento, y las que más premios recogen, son también las que menos gente ve, principalmente a causa de ser emitidas por canales de pago. De vez en cuando, a las cadenas en abierto se les ocurre buscar ideas entre dichas multipremiadas cadenas para intentar hacer una versión más comercial y con mayor audiencia de sus series. 'The Americans', que trata sobre espías soviéticos en los Estados Unidos de los 80, es una de esas magníficas series originales, y 'Allegiance' es la copia comercial. Está basada en una serie israelí, y ambientada en la actualidad, donde se llama SVR al KGB, pero la inspiración es clara. Además, sea por coincidencia o no, 'Allegiance' se parece mucho más a la tercera temporada de 'The Americans', que acaba de comenzar su emisión, que a cualquiera de las dos anteriores, lo cual aumenta la sensación de "plagiomenaje". La palabra "allegiance" significa "lealtad, fidelidad", y ese es el tema principal de esta serie: primero, a cuál de los dos bandos políticos se presta (el estadounidense o el ruso) y luego al de la familia o al del estado. Los protagonistas son la familia O'Connor, residente en Virginia, compuesta por un marido americano que fue captado para los soviéticos por su esposa rusa, y que ahora son exagentes ya retirados del KGB, y sus tres hijos. La mayor también ha sido captada por los rusos, el mediano trabaja de novato en la CIA y la menor tiene aún solo catorce años. Cuando empieza a haber rumores de un posible ataque de alguien a algo en suelo USA, ambos bandos intentan usar a cada uno e los miembros de la familia para sus intereses, y los padres deben salir de su retiro, incluso investigando a su propio hijo justo cuando este empieza a hacer sus primeras investigaciones de campo. A eso le ayuda mucho la típica condición mental cercana al Asperger que tanto abunda entre los investigadores televisivos últimamente, y que lejos de ser una llamada de atención sobre estos casos médicos, se usa como fuente de vulnerabilidad e incertidumbre en cuanto a su comportamiento, y sobre todo como atajo para acelerar las investigaciones: Gavin O'Connor puede leerse informes de 400 páginas ("406 y un cuarto") en un pispás y recordar cada detalle, además de convertirse en un experto instantáneo sobre cualquier cosa que se esté inspeccionando, como por ejemplo hornos industriales en el primer episodio. La serie claramente va a ser un continuo apretar las tuercas sobre esta familia en particular, colocando a sus miembros en conflicto unos con otros e intentando salvarse entre ellos, aunque estén en bandos opuestos, mientras intentan evitar que cualquiera de dichos bandos, o los dos, los cace como enemigos o los sacrifique como traidores. Aunque la madre, interpretada por Hope Davis, está bastante bien, la serie resulta un tanto limitada y mucho menos brillante por comparación a otras. Y es que la mediocridad comercial es la maldición de las "majors" comparadas con las cadenas de pago.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Fresh off the boat

abc.go.com/shows/fresh-off-the-boat
-Estreno: 4 de febrero de 2015, ABC.
-Comedia, 21 minutos

-Hay dos tipos de tramas que últimamente son bastante populares en las telecomedias estadounidenses, que son A) creador de la serie que presenta una versión ficcionalizada de su propia infancia y/o adolescencia y B) minoría étnica que como hace bromas sobre sí misma no resulta racista. Bueno, pues esta serie tiene las dos cosas. Está basada en el libro autobiográfico del chef taiwanés-americano Eddie Huang, en el que describe su vida como inmigrante de segunda generación en Washington y Florida. La adaptación del libro, en la que el propio Huang pone la voz en off, ha sido criticada por él mismo por haber "limado las aristas" de su biografía, pero qué quieres, chaval, que esto es una "major" en abierto deseosa de encontrar sucesora a la multipremiada 'Modern family', así que hay que gustar a mucha gente. La serie ha recibido críticas muy positivas, sobre todo por dar cabida como personajes principales a una minoría asiática, y también por no convertir los topicazos raciales en la base de su humor, aunque como ya se ha visto esta misma temporada con 'Blackish', abunda bastante en muchas ocasiones, y también los dardos envenenados contra los blancos WASP, que aparecen casi siempre como zoquetes insensibles que miran a los demás por encima del hombro. La serie ocurre exactamente en 1995, con lo cual volvemos a tener a Ace Of Base en la banda sonora (en serio, es una plaga últimamente, deben de poner los derechos baratos), cuando Eddie tiene 11 años y la familia se muda de una Washington que tenía su propio barrio asiático a una Florida blanca, latina y negra con hipermercados asépticos en lugar de mercados callejeros donde regatear sin fin. El padre compra un restaurante de carne estilo vaquero del lejano oeste, lo cual queda un tanto incongruente en principio con la taiwanesidad de sus rasgos. Por su parte, Eddie crece obsesionado con la cultura rap negra (Nas, Snoop Dogg, The Notorious BIG, etc), cosa que comparten todas las minorías del mundo anglosajón, desde la latina hasta la del extremo oriente, pasando por la india/pakistaní. Sin embargo, seguramente lo mejor de la serie es la madre, a pesar de que (o quizá porque) es todo un estereotipo de "dragon lady", (también llamada "tiger mom") oriental: mandona, tacaña y de lengua viperina, obsesionada con ser la mejor en todo y que sus hijos también lo sean. A pesar de ello, la actriz que la encarna, Constance Wu, se detiene justo antes de la parodia exagerada y le da al personaje su corazoncito.

jueves, 22 de enero de 2015

Backstrom

fox.com/backstrom
-Estreno: 22 de enero de 2015, Fox.
-Drama, 42 minutos.

-Evert Bäckström es un personaje creado por el criminólogo y novelista sueco Leif Persson. Trasplantado a Estados Unidos, los productores le hacen perder sus diéresis, anglicizan su nombre de pila a "Everett", y lo convierten prácticamente en un detective estilo 'House'. El topicazo del investigador sucio, fumador, buen bebedor, mal comedor, y con recuerdos el pasado más negros aún que su humor ya era bien conocido, pero a ello se le añade el tono "housero" de insultar más o menos ingeniosamente al resto de personajes con los que entra en contacto, sean sospechosos o compañeros. Pero como es un lince en lo suyo, pues se lo mantiene en su puesto de trabajo más o menos a regañadientes, ya que produce resultados, aunque sea de forma poco ortodoxa. El actor protagonista es Rainn Wilson, que quien lo recuerde por su papel de chupatintas en la versión estadounidense de 'The office', lo encontrará bastante cambiado aquí: desgreñado, sin afeitar y prácticamente desahuciado por el médico del departamento debido a su general mala vida. Incluso el estar ambientada en Seattle ayuda al cáracter de permanente nubarrón que se gasta el personaje. A Backstrom lo que se le da particularmente bien es perfilar a sospechosos, y su método parece ser monologar en primera persona sobre el sujeto analizado: soy un hijo de papá rico, ¿por qué me suicido?; soy una stripper, ¿por qué me dedico a esto?; soy hindú y creo en la reencarnación, a pesar de lo cual soy médico, así que ¿por qué me paso la vida salvando a pacientes que ya volverán a la vida en el futuro? Etcétera. Por su parte, los secundarios están llenos de peculiaridades quizá heredadas del estilo de 'Bones' la serie que  el productor ejecutivo principal de 'Backstrom', Hart Hanson, creó, produjo y guionizó: uno de los agentes tiene un pasado como exluchador de MMA, otro habla de una manera muy formal (cosa que a Backstrom le pone malo) y otro personaje, que podría ser su hijo, es un "decorador" con conexiones en los bajos fondos. Es decir, es el típico plato que a pesar de ser la primera vez que lo comes, te sabe a ya conocido debido a sus ingredientes.

viernes, 16 de enero de 2015

12 monkeys

syfy.com/12monkeys
-Estreno: 16 de enero de 2015, SyFy
-Drama, 46 minutos.

-'Doce monos' fue una película estrenada en 1995 en la que dos actores muy conocidos, Bruce Willis y Brad Pitt, eran vistos con una imagen diferente a la que tenían hasta entonces. Bueno, Willis no tanto, ya que seguía haciendo de héroe calvo y apaleao, aunque un poco más sucio, pero sí Pitt, que mostró que podía ser más que un nene mono con abdominales, vaqueros prietos y flequillo: de hecho ganó el Globo de Oro y fue nominado al Oscar por este papel. El director de la película, basada en un corto anterior francés de los años 60, fue Terry Gilliam, el miembro americano de los Monty Python, responsable de los delirantes segmentos animados de dicho grupo cómico. Esa imaginación visual, que siempre le ha acompañado, está prácticamente ausente en esta adaptación hecha por la cadena especialista SyFy, donde se quedan con los elementos básicos de la trama y construyen una historia bastante normalita de catástrofes víricas y viajes en el tiempo hasta el año 2043 y vuelta (seguro que lo del ébola tuvo que ver algo en la decisión de resucitar ahora esta historia de hace veinte años). A estos ingredientes se le añaden conspiraciones varias, incluyendo, cómo no, el rey de estos temas, que no es otro que el actor Željko Ivanek. Decir por otra parte que el papel de Pitt, de loco/lúcido/más loco todavía, está encarnado esta vez por una mujer, Emily Hampshire. Resultará un tanto decepcionante para los aficionados de la película original, pero quien vea series de Ci-Fi (y de SyFy) ya sabe a qué atenerse normalmente. No todas son 'Battlestar Galactica'.

miércoles, 14 de enero de 2015

Man seeking woman

fxnetworks.com/shows/man-seeking-woman/
-Estreno: 14 de enero de 2015, FXX.
-Comedia, 21 minutos.

-Si alguna vez alguien os pide que le recomendéis algo "distinto", podéis mencionarle esta serie sin duda. Trata, como dice el título, de uno de los temas más antiguos del cine (y la ficción, y la vida), que es el de un tío intentando ligar. Y, más topicazo moderno todavía, es un judío veinteañero, delgadito y apocado. Sin embargo, lo original de la serie es la surrealista visualización de las situaciones con las que Josh, el protagonista, se encuentra, y para ilustrarlas no hay más remedio que contar lo que pasa en el primer episodio: en su primera cita, si la chica le parece brusca como un troll, en la pantalla aparece no una chica sino un troll, de los de los cuentos de hadas, verde y con verrugas, salido de un contenedor de basura y todo, mientras alrededor todo el mundo sigue tan tranquilo. Si una ex suya empieza a salir con un hombre que a Josh no le gusta, o de quien se siente celoso, nuestro protagonista se lo imagina como un Hitler aún vivo de 126 años en silla de ruedas, cual billonario lascivo al que todos ríen las gracias. Si Josh consigue por fin acercarse a otra chica que acaba de conocer en el metro y logra su número de teléfono, a la mañana siguiente la noticia saldrá en los periódicos, tendrá reporteros esperándole en casa y hasta le llamará por teléfono una de las personalidades más conocidas del país para felicitarlo. Esa es pues la idea central: llevar a la pantalla de forma visual los subidones y bajones que provocan en una persona los avatares de su vida sentimental. Es claramente una serie de sketches, con escenas diferenciadas dentro de un nexo de personajes y temética común, y por lo tanto unos caerán mejor que otros, aparte de que será una propuesta que provocará rechazo o admiración inmediatos. "Distinto" no significa "mejor", necesariamente, pero quien busque algo original, surrealista y pisando la raya de lo aceptable, puede darse un garbeo por este Chicago alternativo junto a Josh y su hermana, su ex novia y su amigo ligón.