domingo, 19 de febrero de 2017

The good fight

cbs.com/shows/the-good-fight/
-Estreno: 19 de febrero de 2017, CBS.
-Drama, 42 minutos.

-Menos de un año después de terminarse las siete temporadas de 'The good wife', una de las mejores series en abierto de su época, llega a las pantallas de la misma cadena este "spin-off" protagonizado por Diane Lockhart (Christine Baranski), que continúa la historia de un bufete de abogados de Chicago, ya sin la presencia de Alicia Florrick (Julianna Margulies). A lo largo de toda su duración, 'La buena esposa' se convirtió en una serie de paso ágil, muchos personajes, muchos platos en el aire al mismo tiempo, e incluso en una mezcla de drama y comedia bastante efectivo. Con ese mismo tono comienza esta continuación, con una Diane, feroz demócrata y feminista, totalmente anonadada ante la victoria electoral de Donald Trump, justo cuando parecía que un alter ego de ella, Hillary Clinton, iba por fin a romper el techo de cristal y ser la primera mujer presidente en la historia del país. 'The good fight' usa el mismo esquema para comenzar que había usado 'The good wife', y este es colocar como protagonista a una mujer que acaba de ver arruinada su exitosa vida por culpa de otros. Alicia Florrick sufrió las consecuencias de las infidelidades de su marido el fiscal del distrito en Illinois, y Diane Lockhart pierde todos sus ahorros en una estafa piramidal, lo cual la impide jubilarse y la obliga a volver a luchar por algo que ya creía conseguido. A partir de ahí, tendrá que luchar por su propia carrera otra vez, por salvar su matrimonio (con un republicano defensor de las armas de fuego), por adelantarse a la competencia de otros bufetes, por aguantar las acometidas del suyo propio (que ha crecido hasta los ocho apellidos en el nombre), por imponerse a la sangre joven que llega hambrienta, y también, cuando queda tiempo, para ganar sus casos. Junto a Baranski continúa de la serie madre Cush Jumbo como Lucca Quinn como única considerada "main cast", aunque entre los invitados "recurrentes" haya alguna otra cara conocida. Se añaden al reparto principal entre otros Rose Leslie (Ygritte en 'Juego de tronos', aquí poniendo acento yanqui), como la novata, hija del estafador, o Delroy Lindo como fiscal y rival profesional de Diane. ¿Llegarán a las mismas alturas sin Santa Alicia? Lo veremos.

Crashing

hbo.com/crashing
-Estreno: 19 de febrero de 2017, HBO.
-Comedia, 28 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-Esta es otra de esas comedias cuyo protagonista se interpreta a sí mismo, haciendo pasar a su personaje por todo tipo de humillaciones más o menos basadas en su propia vida. En este caso Pete Holmes es un treintañero cuyo sueño es ser "stand-up comedian", de los de hacer monólogos delante de una pared de ladrillo dentro de un bar en Nueva York. Tras varios años intentándolo, lo único que ha conseguido es tener que pagar por que lo dejen actuar de vez en cuando, sin éxito alguno. Un día, su novia de toda la vida, la única chica con la que ha estado, le pone los cuernos con el profe de arte del colegio donde trabaja, y Pete decide irse de casa a refugiarse en lo único que le queda: su sueño y la penica que da a los demás cómicos que va conociendo. También aprendemos que Pete viene de una familia profundamente religiosa, y que precisamente la blandenguez que ha heredado es lo que le impide ser un buen cómico (Holmes, de hecho, tiene una pinta de tipo completamente ordinario y buenagente, que tampoco ayuda a hacerle destacar), así que comienza a malearse por las malas calles de la Gran Manzana, con la ayuda de varios otros cómicos que también se interpretan a sí mismos, como Artie Lange, TJ Miller y Sarah Silverman. Todo esto, además, está producido por Judd Apatow, alguien que comenzó haciendo este tipo de currillos exactamente, antes de llegar a la fama como director, productor y guionista, así que, vista como una guía del autoestopista monologuista, también puede ser útil para mucha gente. Lo mejor que se puede decir de la serie es que a pesar de ser representante de un subgénero ya tan manido que hasta parece obligatorio para los cómicos norteamericanos, logra encontrar su propio camino sin parecerse a ninguno de los ejemplos anteriores, y también consigue que cuando a Pete le llegue por fin un cheque de verdad por una de sus actuaciones, nos reconforte tanto a nosotros como espectadores como a él por ser el primer mojón importante en la carretera hacia su sueño.

Big little lies

hbo.com/big-little-lies/
-Estreno: 19 de febrero de 2017, HBO.
-Drama, 50 minutos, 1 temporada, 7 episodios.

-Cuando tres de las madres que tienen críos en tu colegio de primaria en California son Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Laura Dern, sabes que aquello debe de ser una jaula de gatas con bastante mala leche. Y así resulta ser en esta miniserie creada por David E Kelley, uno de los grandes de la televisión norteamericana, y que tras varias series multitemporada parece haberle cogido el gusto a esto de los proyectos más cortos (esta misma temporada ya hizo 'Goliath', serie de ocho episodios, para Amazon). Basada en el libro de Liane Moriarty, la trama va de un asesinato que ocurre en una comunidad rica y acomodada, cuyos componentes se conocen principalmente porque sus críos van al mismo colegio. Madeline Martha Mackenzie (Witherspoon) es la hembra alfa del lugar, mandona, hiperactiva y superpreocupada por sus dos hijas, de 6 y 16 años. Kidman, al borde de los 50, interpreta a otra de las madres, envidia del lugar por su apuesto marido una década más joven (Alexander Skarsgård, el vampiro vikingo de 'True blood'). Y Dern es la más neurótica de las tres, atenazada por la sensación de que no le cae bien a nadie y de que la miran mal por trabajar en lugar de simplemente cuidar a los retoños. En todo este opresivo ecosistema viene a meterse una novata, Jane Chapman (Shailene Woodley), soltera y contable freelance, que no pega mucho con el nivel Maribel de las demás, que se ha mudado allí ex profeso, en principio por la calidad del colegio, pero nos olemos que hay algo ahí por debajo que no sabemos. Con estas piezas se juega una clásica partida de mirar bajo las pestilentes alfombras de la en principio idílica sociedad pudiente de Monterey (con una sola erre). Poco a poco, los maridos, los exes, las nuevas novias y otros personajes irán entrando en juego en un Cluedo a lo bestia donde hay que adivinar el quién, el dónde y el con qué, además del por qué, si es posible, en medio de celos, maltratos y jugarretas de zorra rica. No hay grandes novedades en el planteamiento ni elementos rompedores en toda la serie, pero la calidad del guion y el poderío estelar de las interpretaciones (Kidman y Witherspoon son además productoras de la serie) elevan lo que podría haber sido algo más normalito en otra cadena.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Doubt

cbs.com/shows/doubt/
-Estreno: 15 de febrero de 2017, CBS.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 2 episodios.
-Cancelada antes de terminar.

-Cuando este blog abrió en 2010 era muy normal ver cada año series que si no rendían bien eran canceladas sin miramientos en menos de un mes. Poco a poco esa costumbre ha ido desapareciendo, debido a varios factores: primero, la aceptación del hecho de que las audiencias de antaño ya son imposibles (cada hay más canales y más oferta de ocio diferente de la televisión para repartirse el pastel de la atención del espectador); segundo, el desperdicio de tiempo, dinero y energía que supone rodar entre media y una docena de episodios para luego no emitirlos; tercero, la falta de prestigio que conlleva el cancelar productos propios continuamente; y cuarto, que nada que vayas a poner en lugar de lo cancelado garantiza tampoco elevar la audiencia. Y así hemos llegado al caso de esta temporada 2016-17 en que la primera cancelación, de esas sangrientas y sin miramientos, tan solo dos episodios en antena, no se ha producido hasta febrero. Ha habido cosas no renovadas, pero no un hachazo tan tajante como este. 'Doubt'. Repasada rápidamente, es un drama legal sobre una abogada especializada en la táctica de crear duda razonable entre los jurados, que al mismo tiempo está liada con su principal cliente, un pediatra acusado de matar a su novia 24 años antes. Es un vehículo de lucimiento para Katherine Heigl, que tuvo una época dorada una década antes, con un Emmy por su papel en 'Anatomía de Grey', seguida por cierto éxito en la comedia romántica en la pantalla grande, pero que hace unos años que no levanta cabeza, y esta es su segunda cancelación consecutiva, tras 'State of affairs' en la NBC. Ya no parece quedar mucho sitio para ese estilo de heroína supercompetente en lo profesional y complicada en lo sentimental en el que se empeña en insistir, y es una pena hasta cierto punto, porque 'Doubt' era la primera vez en que había una actriz transgénero (Laverne Cox, la peluquera de 'Orange is the new black') haciendo de personaje transgénero entre el reparto principal en una de las "majors" estadounidenses. Ahora ese pequeño gran paso hacia adelante quedará reducido al estatus de nota a pie de página.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Legion

fxnetworks.com/shows/legion
-Estreno: 8 de febrero de 2017, FX.
-Drama, 43 minutos.

-Cuanto más se extiende la marea de las ficciones sobre superhéroes, menos se parecen a las historias más clásicas de superhéroes, y este es uno de los ejemplos más extremos vistos hasta ahora. Legion, alias de David Haller, es un personaje del universo Marvel, planeta X-Men, creado en los años 80, y en ese rinconcito oficialmente licenciado juega esta serie, creada por Noah Hawley, autor también de la adaptación televisiva de 'Fargo'. Legion es posiblemente uno de los mutantes más poderosos nunca vistos en este universo, pero en el momento en el que nos lo encontramos es un treintañero que lleva toda la vida cargando con un diagnóstico erróneo de esquizofrenia, y los últimos años además con un problema de adicción a las drogas. Cuando los X-Men le echan el guante se descubre que tiene grandes poderes de telepatía y telequinesis, que no comprende, que no sabe usar y que a veces se le disparan solos en momentos de ira o tensión extrema. La serie es la historia de cómo Haller se descubre a sí mismo, usando esos mismos poderes, tanto para controlarlos como para revisar su vida entera a la luz del descubrimiento, en lo que viene a ser un viaje psíquico a su interior. En lo formal, 'Legion' usa una estética un tanto retro-futurista, con toques de diseño sesentero mezclados con pantallas y ordenadores modernos, un poco al estilo a veces de 'La naranja mecánica', y todo el tema de los encuadres de cámara y los efectos visuales están muy medidos y son bastante sofisticados, acercándose a veces al arte y ensayo. Además, en el apartado del sonido, las influencias principales son cosas como The Who, Serge Gainsbourg, los primeros Pink Floyd (uno de los personajes llega incluso a llamarse Syd Barrett) o la psicodelia más tripi. El resultado es una serie de gran belleza estética, pero que quizá no acabe de llegar del todo a aquellos que prefieran ver a sus superhéroes haciendo superheroicidades continuamente, aunque sí a los que busquen algo más revisionista y con mayor atención a la construcción de personajes. Es una serie donde hay mucha imaginería de flashbacks alucinógenos, recuerdos distorsionados, estados hipnóticos y exploración cerebral que le dan un toque de rompecabezas que resolver y de sensación de no saber qué es lo real de verdad a menudo, lo cual no es del agrado de todo el mundo, así que es una serie que requiere un poco de paciencia, empezando por el episodio piloto de 67 minutos. Dan Stevens, superada su fase 'Downton Abbey', hace un papel muy currado, prestando mucha atención a los tics de (posible) enfermo mental, pero sin llegar a pasarse. Junto a él están la mencionada Syd Barrett (Rachel Keller), cuyo "poder" es que si te toca se cambia la mente contigo, o Lenny Busker (Aubrey Plaza), un personaje que originalmente iba a ser un varón de mediana edad, pero que luego ha acabado interpretado por una sarcástica morena de 32 años, sin retocarse el diálogo, dejándolo andrógino, fluido e indefinido, e interpretado con influencias de David Bowie. Y quizá esto sea lo que mejor defina el meollo de la serie: la épica aventura de adentrase dentro de uno mismo y explorar lo que significan la memoria, la personalidad y la enfermedad mental. En resumen, si te gustó lo que Hawley hizo con el 'Fargo' de los Coen, convirtiéndolo en su propio bicho, esa es la mentalidad con la que hay que venir a 'Legion'.

martes, 7 de febrero de 2017

Imposters

bravotv.com/imposters
-Estreno: 7 de febrero de 2017, Bravo
-Drama, 44 minutos.

-'Imposters' es una serie sobre una banda de timadores cuyo "modus operandi" es colocar a una tía buena para que se ligue a un rico y se case con él rápido, situar a un par de secuaces en el negocio del mencionado rico, hacerse con todo lo que puedan y luego pirarse por la vereda, con la precaución de llevarse también algo tan comprometedor que el timado no quiera ir a la policía. Cuando comienza la serie, la banda ya ha conseguido un par de peces gordos, están acabando de pescar al tercero y ya enfilan hacia un cuarto. Pero hay un par de complicaciones en el asunto: una, que los pringaos que cayeron en la trampa están empezando a coaligarse para buscar a los malhechores (o mejor dicho, a la chica, con la que todos se casaron y que los dejó con el corazón partío), y dos, que a la muchacha, que es supermona, la verdad (la israelí Inbar Lavi), a veces le va demasiado la marcha ("acercarse demasiado a la llama", como le dice su compinche), y no descarta hacerse ligues extra entre trabajito y trabajito, o a veces en el medio, lo cual no queda muy profesional. La serie se anuncia como "comedia negra", lo cual no empieza a ocurrir hasta pasada la mitad del primer episodio, y es un tono que a veces no acaba de cuajar, sobre todo porque la principal raíz de la comedia puede venir de lo bobos que son dos de los maridos engañados. Descartada por la NBC para su filial Bravo, un canal por cable, no cuenta con actores conocidos (excepto por, de repente, Uma Thurman como "recurring" de demasiada fama en comparación), y probablemente se quede en poca cosa, en especial dada la avalancha de timadores en las pantallas últimamente.

Detroiters

cc.com/shows/detroiters
-Estreno: 7 de febrero de 2017, Comedy Central.
-Comedia, 21 minutos.

-Creada por sus propios protagonistas, Sam Richardson y Tim Robinson, es una serie cómica sobre dos amigos, blanco y negro, que trabajan de publicistas en la Detroit del título, con el sueño dorado de algún día  conseguir hacer la publi de alguna de las grandes marcas de coches radicadas en la ciudad que una vez apodaron Motor City. Pero mientras tanto, se ven obligados a rodar anuncios con videocámara casera para el rey de los jacuzzi de la ciudad y otros clientes de poca monta. Sam y Tim, protagonistas que se llaman como sus actores, son colegas desde niños, viven uno enfrente del otro y se conocen por su nombre (o apodo) a los basureros de altas horas de la madrugada. Y dado que ya hemos pasado antes por la fase de ver a Detroit como un monstruo de metal desventrado y descascarillado, postindustrial y fracasado, donde todo es miseria, drogas y futuro negro, ahora toca un tono de "jodidos, pero contentos" que es lo que le da a esta comedia el encanto que pueda tener, convirtiendo a la ciudad en un personaje más. Todo sale mal, pero al menos nos llevamos bien, como muestra la escena en que los protagonistas empiezan a pensar ideas para su gran entrevista y acaban más interesados en jugar al basket con la canasta de plástico de la oficina que en emular a Don Draper.

lunes, 6 de febrero de 2017

APB

fox.com/apb
-Estreno: 6 de febrero de 2017, Fox.
-Drama, 42 minutos.

-"APB" es un término policial que significa "All-points bulletin", enviado normalmente desde la central a todos los agentes cuando se busca a un sospechoso urgentemente. Aquí el acrónimo da título a una serie policiaca sobre un multimillonario que tras una tragedia personal se harta del sistema tan lento e ineficaz que se encuentra en el distrito 13 de Chicago y decide proporcionarles tantos medios nuevos de su propio bolsillo que el resultado es poco menos que privatizarlo en todo menos en el nombre. El ricachón es un ingeniero que ha hecho su fortuna en el mundo de la tecnología, así que además de pagar generosamente las horas extra, también se trae todos los juguetes nuevos que está probando su empresa, y los pone a disposición de la comisaría, siempre y cuando no dejen de prestar atención también a su particular caso. Su primera idea es una app que permite al ciudadano alertar directamente a la policía de cualquier delito que ocurra, conviertiendo de hecho a la ciudad entera en un gigantesco despachador de APBs. Y bueno, tras el troleo inicial del que es lógico que no se libre nadie ya en este mundo, el experimento sale más o menos adelante, y la serie va progresando con más casos y más cacharritos (coches más rápidos, tasers más seguros, programas de reconocimiento facial, detectores de mentiras mejorados, etc), rechazando casi siempre meterse por una visión más distópica al estilo de lo que hizo 'Robocop', por ejemplo, con la idea de la privatización de la seguridad pública. Junto a Justin Kirk como el millonario Gideon Reeves, la principal protagonista es la siempre eficaz Natalie Martínez haciendo de agente de la comisaría cuyos casos seguimos más a menudo. Competente, sin ser rompedora.

viernes, 3 de febrero de 2017

Santa Clarita diet

-Estreno: 3 de febrero de 2017, Netflix.
-Comedia, 28 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-Esta serie es una curiosa mezcla de dos subgéneros bien diferentes: el de las comedias de barrio acomodado y el de los zombis. Los protagonistas son Joel y Sheila Hammond (Timothy Olyphant y Drew Barrymore), una pareja de vendedores de casas, que van avanzando por los cuarenta y pico años de edad con las típicas neuras de este tipo de personajes: la rutina sexual, el empleo poco inspirador, la hija adolescente respondona y pedigüeña y el deseo frustrado de ser más lanzados y más alfa. Y quizá aquí esté uno de los problemas de la serie, que quien haya visto a Olyphant como Raylan Givens en 'Justified' o Seth Bullock en 'Deadwood' le costará verlo ahora como un mindundi aburguesado que rehúye peleas en un bar. Pero todo esto va a cambiar cuando un día de repente Sheila sufre un extraño, y enorme, ataque de vómitos y descubre que lo único que la puede alimentar a partir de ahora es la carne humana, viva o recién muerta. Otro problema de la serie, el cómo no considerarla desde entonces un monstruo cuyo destino debería ser una celda o incluso una compasiva eutanasia, se convierte aquí en el motivo principal de la comedia: los Hammond, incluyendo a su hija, eligen con mucho cuidado a las próximas víctimas, que evidentemente van a ser los capullos insufribles que tengan más a mano, y que por lo tanto se lo merezcan. Además, dado lo grave del embolado al que se enfrentan, ambos componentes de la pareja finalmente se sacan de dentro las personalidades decididas y arremangadas que llevaban dentro y se lanzan de cabeza a ocultar (y alimentar) el problema, sobre todo teniendo en cuenta que tienen no solo uno, sino DOS vecinos que son policías. O sea, que otra vez volvemos a usar zombis como metáfora y alegoría de todo el comportamiento humano. Sin embargo, por todo lo que cuesta ver a Olyphant en su papel, la Barrymore da muy bien en el suyo: desde que ya no es la niña de ET, siempre ha tenido un rollo un poco raro y alternativo, mezclado la ricura casi infantil con lo majara, y aquí se la nota disfrutar cubierta de sangre y tripas. Porque uno de los toques principales de la serie es que no ahorran en detalles de casquería al mostrar lo más crudo del problema antropofágico que tiene Sheila, lo cual aumentará la gracia para algunos y supondrá el punto sin retorno para otros. El creador de la serie es Victor Fresco, autor de una telecomedia de oficinas de hace unos años que pasó desapercibida y fue cancelada rápidamente, 'Better off Ted', y que a pesar de ello se recomienda desde aquí. En cuanto a esta "dieta", buen provecho para quien tenga el estómago adecuado.

jueves, 2 de febrero de 2017

Training day

cbs.com/shows/training-day/
-Estreno: 2 de febrero de 2017, CBS.
-Drama, 42 minutos.

-'Training day' es una película del año 2001 por la que Denzel Washington ganó un Oscar y además Ethan Hawke fue nominado a otro. En ella se narra el día en que un pipiolo blanco, novato en la poli de un barrio muy duro de Los Ángelesse estrena con su nuevo compañero, un detective negro efectivo pero corrupto, o corrupto pero efectivo, como se prefiera enfocarlo. Década y media más tarde, la serie cuenta lo que pasó década y media más tarde: un novato, esta vez negro, recibe el encargo de informar a la superioridad sobre los manejos de un veterano, esta vez blanco, aficionado a obtener resultados de formas a veces poco legales. Antoine Fuqua, el director de la película, hace aquí de desarrollador y productor ejecutivo, pero lo que más se nota entre una y otra cosa es la mano de Jerry Bruckheimer. Lo que en la película era tensión no carente de escenas de acción repentinas y explosivas, dominada por la personalidad de Washington en un papel irrepetible, en la serie se convierte en una sucesión de escenas sin tiempo para asentarse, con demasiado diálogo peliculero ya robado de otras ("más vale que te juzguen doce que que te lleven a cuestas seis"), y donde si no hay tiros cada diez minutos el productor se aburre. Lo cual es una pena, porque el veterano de turno, Bill Paxton, es un tío más efectivo de lo que se le acredita, en una serie que si tuviera menos prisa podría ser mejor, en el sentido de tener un significado profundo en lugar de ser tiroteos unidos por diálogo. Eso sobre todo en un momento en el que los maderos de gatillo fácil a lo Clint Eastwood, Mel Gibson o Sylvester Stallone en los 70-80 están sometidos cada vez más a intenso escrutinio público y desaprobación generalizada entre muchos colectivos del país. Sin duda su montaje rápido y a toda pastilla tendrá su público, pero quien venga recordando la película notará la diferencia rápidamente.

Powerless

nbc.com/powerless
-Estreno: 2 de febrero de 2017, NBC.
-Comedia, 21 minutos.

-Superhéroes. Na más que de superhéroes. Parece que la gente sigue sin cansarse de los superhéroes. Tanto hay sobre el tema que incluso empiezan a invadir otros formatos, como en este caso la "workplace comedy", o telecomedias de lugar de trabajo, como esta, en la que se sigue lo que pasa en una empresa que se dedica a comercializar productos para que los pobres humanos sin poderes que viven sus tristes vidas urbanas puedan protegerse de los continuos destrozos cusados por las épicas batallas a que los someten diversos personajes en calzoncillos (por ejemplo, ventanas de kriptonita para evitar que Superman te jeringue la hipoteca). Parte de la idea cómica viene de que estamos en un mundo que es copia de una copia, como por ejemplo que la compañía en cuestión sea Wayne Securities, o sea, no la famosa compañía propiedad de Bruce Wayne, alias Batman, sino una filial dirigida por su primo, un mindundi cuyo único deseo es que lo larguen de allí y lo devuelvan a Gotham City (porque tampoco estamos en Gotham, sino en una ciudad de marca blanca llamada Charm City), y para remate el conflicto inicial se centra en el hecho de que WS se dedica principalmente a lanzar productos que son básicamente plagios baratos de los hechos por otras empresas del ramo. En estas llega al lugar Emily Locke (la ex-'High School Musical' Vanessa Hudgens), toda mofletes y sueños de gran ciudad y positivismo juvenil, y se dispone a inundar de energía la oficina, hasta ahora llena de "nerds" con varios tipos de sarcasmo, desilusión y falta de entusiasmo como sus principales características (entre ellos Dani Pudi, el incomparable Abed de 'Community'). La serie viene sellada como "based on the characters from DC Comics", lo cual significa que es un producto licenciado, y como tal, la comedia resultante ha de ser ligerita, gentil, nada hiriente y que incluso aporte su granito a la imagen de la casa madre, haciéndola quedar como una corporación tan majetona que acepta reírse (hasta cierto punto) de sí misma. O sea, el equivalente de 'Lego Star Wars', por ejemplo. De esta forma, se acepta usar al mencionado primo de Batman, llamado Van Wayne, o a un par de héroes y villanos de cuarta fila (Jack O'Lantern y Crimson Fox) procedentes todos ellos de cómics de hace décadas. Acaba de empezar, así que aún es difícil juzgarla, pero cuando lo sea, seguramente lo será por su vis cómica, como debe ser, en lugar de como otra pieza más en una imparable maquinaria de venta de pijamas.

Superior Donuts

cbs.com/shows/superior-donuts/
-Estreno: 2 de febrero de 2017, CBS.
-Comedia, 21 minutos.

-Basada en una obra de teatro estranada en Chicago en 2008 y representada en Broadway en 2009, 'Superior Donuts' es el nombre de la tienda donde se desarrolla esta telecomedia. Es un negocio unipersonal regentado desde 1969 por Arthur, que es judío, polaco y viudo, todo a la vez, y que está tan pasado de moda, sin cafés con nombres raros ni productos hechos con soja, que es posible que cualquier día los hipsters lo adopten como propio. Por allí se pasan casi en exclusiva clientes fijos de toda la vida, como Randy, una policía local interpretada por Katey Sagal (Gemma Teller en 'Sons of anarchy'), junto a su nuevo novato, James; Tush, un cincuentón calvo que trabaja en lo que pilla y que todavía usa un fax; y Maya, una niña bien, postuniversitaria, postfeminista, postanimalista y posttodolopost. También anda por ahí Fawz, un iraquí de Chicago que anda detrás del local para desmantelarlo y hacer negocio con él. Y en estas llega el otro protagonista principal de la serie, que es Franco, un joven afroamericano que le coge cariño al judío y entra a trabajar con él, lleno de ideas juveniles y del siglo XXI. El director de la serie es James Burrows, un veterano de 76 años que es un mito viviente de las sitcoms norteamericanas, desde 'Cheers' hasta 'Friends', pasando por 'Will y Grace' (que volverá pronto), 'Dos hombres y medio', 'The big bang theory', 'Mike and Molly' o '2 broke girls'. Es eficaz, con un punto antiguo en el sentido de que es una comedia con chistes continuos, algunos basados en la raza y la nacionalidad, risas enlatadas y personajes que se incordian durante 17 minutos y se reconcilian en los últimos 4. Al igual que los propios donuts, llega hasta donde llega, y sacia ese apetito particular muy satisfactoriamente.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Madiba

bet.com/shows/madiba.html
-Estreno: 1 de febrero de 2017, BET.
-Drama, 3 episodios, 80 minutos.
-Miniserie.

-"Madiba" era el apellido original en lengua xhosa de Nelson Mandela, el famoso activista anti-apartheid, preso político y finalmente presidente de Sudáfrica, fallecido en 2013. Esta miniserie de cuatro horas es una biografía filmada, hecha por el canal BET (Black Entertainment Television), y protagonizada por Laurence Fishburne. Como drama resulta una tanto "telefílmica", en el sentido de que cuenta las cosas todo seguido, sin mucha alharaca visual y con más vocación didáctica que deseo de inspirar grandes emociones en el espectador, con un guion quizá temeroso de parecer demasiado espinoso o reivindicativo en un momento delicado en la historia racial estadounidense. No es necesario hacer comparaciones con las interpretaciones de Morgan Freeman o Idris Elba en otras películas, pero Fishburne y sus sompañeros de reparto, casi ninguno sudafricano, hacen lo que pueden con el acento y con el aparentar las diversas edades entre los 20 y los 70, y van pasando revista a los principales eventos de la vida de Mandela con corrección y claridad, y sin grandes dramatismos. Se presta bastante atención a las reuniones de Mandela con sus correligionarios políticos, en especial los momentos de tomar decisiones de alcance, como el uso de la violencia, la colaboración o no con partidos similares e incluso los contactos con el comunismo internacional. También aparece su formidable segunda esposa, Winnie, y se deja claro que aunque Mandela era el nombre más conocido fuera del país, el ANC no era un movimiento unipersonal. Fishburne logra mantener un tono de firmeza y dignidad ante la adversidad y la injusticia, que logra provocar la admiración incluso entre algunos de sus carceleros. Adecuada como retrato correcto y formal de lo que fue su vida y obra a nivel público.

viernes, 27 de enero de 2017

Z: The beginning of everything


-Estreno: 27 de enero de 2017, Amazon.
-Drama, 28 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

Para esta serie, remito a esta entrada más pormenorizada escrita para Zenda Libros:

http://www.zendalibros.com/z-the-beginning-of-everything-prisionero-zelda/

jueves, 26 de enero de 2017

Riverdale

cwtv.com/shows/riverdale/
-Estreno: 26 de enero de 2017, The CW.
-Drama, 43 minutos.

-Si se ve sin saber nada más de ella, 'Riverdale' es una teleserie más de la CW sobre adolescentes de 22 años que se pasan el día complotando unos contra otros en el instituto, con sus animadoras y su equipo de fútbol americano, y su rubia angelical y su zorra pelirroja y su morena cañón, y los padres de todos ellos que o no se enteran de la vaina o solo salen para estorbar. Todo esto además aderezado con un muerto, que es el gemelo de la pelirroja, y que es el detonante de que el pueblo entero se ponga a sacar sus trapos sucios a ritmo de dos o tres sorpresones por episodio. O sea, que es un subgénero ya conocido, sabido y manido, y a quien le gusten los "guilty pleasures" de este tipo, aquí tendrá uno de los más golosos de los últimos tiempos. Sin embargo, si se averigua un poco más sobre ella, aparecen un par de capas más que pueden dar al producto un interés adicional, aunque solo hasta cierto punto. Para empezar, el proyecto entero está basado en una editorial, Archie Comics, que lleva desde 1939 publicando el tipo de historias ilustradas para la juventud que se permitían en aquellos años: llenas de gente mayormente sana y bienintencionada que resolvía los problemas con gallardía y americanez, con limpieza y sin molestar. Bueno, pues esos mismos personajes (el trío del guapete Archie, la rubia modosa Betty y la morenaza Veronica, el inmaduro Jughead, y varios otros, como Kevin, el tardíamente añadido mejor amigo gay), aquí aparecen convertidos en una caterva de adolescentes oscuros y respondones, producto de familias con traumas y secretos del pasado que pasan de generación en generación, y tan solo por el hecho basar estos personajes en aquellos, y por llevar sus mismos nombres, aunque tengan muy poco que ver, se han creado una buena voluntad entre la crítica norteamericana que en otros países no se va a apreciar casi en absoluto. Más detectable, sin embargo, puede ser el hecho de que varios de los adultos de 'Riverdale' están interpretados por exestrellas juveniles de los 80 y 90, como Luke Perry de 'Beverly Hills 90210', Skeet Ulrich de la saga 'Scream', Molly Ringwald de montones de comedias románticas de John Hughes, o Mädchen Amick, una de las compis del insti de Laura Palmer, la famosa asesinada en 'Twin Peaks' (justo en el año en que esta serie volverá a la televisión). Todo esto, bien mezclado y agitado y removido, puede producir un aroma delicioso para los muy cafeteros del género, a la par que produce multitud de momentos magdalena de Proust, pero probablemente a los demás les deje un poco fríos. Aparte, los diálogos siguen siendo tan exageradamente redichos que continúan sin sonar plausibles para unos chavales en plena edad del pavo, lo cual es un tópico del género que aquí parece incluso estar exagerado aposta, llevando a todo el asunto peligrosamente cerca de la parodia, en vez del homenaje. "Está como una Betty Draper de quinta temporada" es un gran zasca para llamar gorda a alguien, pero eso nunca se le oirá decir a un criajo de 16 años. Al menos, si se le quiere perdonar esta característica, siempre puede uno jugar al "adivina la cita" con qué película o libro se está referenciando.

miércoles, 18 de enero de 2017

Six

history.com/shows/six
-Estreno: 18 de enero de 2017, History.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-El "Six" del título es el SEAL Team Six, la famosa unidad de élite militar estadounidense cuya hazaña más conocida es el asesinato de Osama Bin Laden. Sin embargo, en esta serie, a pesar de estrenarse en el canal History, no se cuentan episodios reales protagonizados por este grupo, sino historias ficticias basadas más o menos libremente en las experiencias que se les han permitido publicar en los últimos años. El personaje principal es Rip Taggart, exlíder del equipo, que tras írsele la olla un tanto en Afganistán en 2014, reaparece en 2016 en Nigeria trabajando para el sector privado, hasta que Boko Haram lo secuestra junto a un grupo de alumnas. Entonces, su antigua unidad se conjura para liberarlo antes de que llegue a por él un enemigo que dejó atrás en Afganistán. Taggart iba a ser interpretado por Joe Manganiello, el que fuera macho alfa de la manada de hombres lobo en 'True blood' (y actual esposo de Sofía Vergara), pero debido a un tema de salud tuvo que dejar el papel, y este fue a parar a un actor bastante diferente, Walton Goggins, ex de 'The shield', 'Justified' y 'Sons of anarchy', entre otras, con un registro bastante distinto, menos físico y rocoso, y más intenso en cuanto expresar las tensiones mentales que afectan al personaje. Los otros miembros del grupo también aparecen rápidamente individualizados, sobre todo por los problemas que dejan en casa: un bebé muerto, una hija adolescente sin reconocer, o una esposa furiosa por que su soldadito vuelva a las andadas en vez de pasarse a la más cómoda seguridad privada. En ese sentido están todos cortados por el mismo patrón: excelentes profesionales en lo suyo, desesperadamente insuficientes cuando vuelven a casa. A pesar de eso, no deja de haber momentos donde la camaradería interna se rompe o hay disputas sobre cómo actuar en determinados momentos, que aportan gran carga de dilema moral a algunas escenas. Pero, y dado que en jerga militar "six" también significa "espalda" (en el sentido de "cúbreme las espaldas"), al final la banda de hermanos de sangre encuentra el camino adecuado para resolver la misión, obviamente. En general, el tono del rodaje se acerca más al de las cadenas generalistas que al de los canales de pago de más calidad: los personajes son menos extremos, con menos aristas y desde luego con mucha menos mala leche y menos tacos por minuto que la muy recomendable 'Generation Kill', por ejemplo. Se deja ver, con secuencias de acción solventes aunque no muy espectaculares, pero quizá sea demasiado pronto, y con demasiadas restricciones, como para que History ya esté haciendo reconstrucciones históricas sobre este capítulo del pasado norteamericano.

viernes, 13 de enero de 2017

Sneaky Pete

amazon.com/Sneaky-Pete/dp/B01347V50Y
-Estreno: 13 de enero de 2017, Amazon.
-Drama, 48 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-¿Qué ha sido de Bryan Cranston después de 'Breaking bad'? Pues un poco de esto y un poco de lo otro, pero tras alcanzar la fama a lo grande, y probablemente para siempre, ya en la cincuentena como Walter White, se lo está tomando sin prisa pero sin pausa. Aquí aparece como creador de esta serie, además de director ocasional y personaje secundario de a escena por episodio. La historia trata sobre Marius, un timador que al salir de la cárcel toma la identidad de su compañero de celda, un poco por tener dónde esconderse mientras se protege de los que lo mandaron a la trena y planea su venganza, y otro poco por pensar, equivocadamente, que la familia del compa estaba forrada. A partir de ahí, y con un tono de buscavidas ni muy serio ni muy cómico, muy al estilo Saul Goodman, el circo de tres pistas y engaños múltiples que se monta Marius es lo que mantiene a la serie viva entre un buen número de estupendos actores secundarios que aquí están a su nivel máximo, un poco como le pasaba al propio Cranston cuando podía sacar la cabeza. Entre ellos, Giovanni Ribisi, Margo Martindale o Marin Ireland. Además, con parte del personal reponsable de muy buenas series recientes como 'Justified' o 'The Americans', el resultado es muy recomendable, sin llegar a ser una banda de rocanrol de las más grandes tampoco. Simplemente, son músicos veteranos que saben lo que se hacen y salen sonando a tope y que se hacen perdonar algún que otro fallo en el concierto.

A series of unfortunate events

-Estreno: 13 de enero de 2017, Netflix.
-Drama/Comedia, 48 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-'Una serie de catastróficas desdichas' es una saga de más de una docena de libros escrita por Daniel Handler, bajo el seudónimo de Lemony Snicket, que también es el nombre del narrador de las historias. En ellas se trata la miserable vida de los hermanos Baudelaire, cuyos padres mueren en el incendio de su casa, y que al quedarse huérfanos se van a vivir con un malvado pariente suyo, el conde Olaf, que les hace la vida imposible mientras espera apoderarse de su herencia cuando la hermana mayor cumpla los 18. Los hijos, una de 14, uno de 12 y un bebé, se toman todo esto con rostro serio y triste, pero también con firme resolución, ya que los dos mayores son unos cerebritos muy espabilados. En principio es una historia para niños, con mucha dosis de comedia, pero su tono es decididamente oscuro y gótico, ya que los protagonistas no acaban de conseguir ninguna victoria al final de cada una de sus tribulaciones, sino la simple "recompensa" de tener que enfrentarse a otra desdicha más, cada vez más compleja. Es un equilibrio difícil de mantener, pero en los libros funciona, en el cine no quedó mal de la mano de Jim Carrey, y aquí Netflix aplica todo su poderío para extender la hazaña. Los dos chavales, Malina Weissman y Louis Hynes, están muy bien elegidos, y Neil Patrick Harris está perfecto como el conde (aunque a veces hay que tener un poco de paciencia con sus tics), haciendo uso de todos los trucos aprendidos en su larga carrera, desde ser niño prodigio de la telecomedia a ganador de Emmys y Tonys por sus actuaciones teatrales y televisivas, pasando por el irrepetible Barney Stinson de 'Cómo conocí a vuestra madre'. Patrick Warburton también lo hace muy bien como Lemony Snicket, mezclando tozuda decisión con pena por la historia que cuenta, y el diseño de producción realza la atmósfera de cuento surreal y teatro casi de guiñol, con unos acabados hechos poco realistas aposta. En definitiva, quizá no sea para los más pequeños, pero como fábula sobre las dificultades del crecer y sobre ese momento en el que la infancia inocente se convierte en informada adolescencia, funciona a gran nivel.

miércoles, 11 de enero de 2017

Jeff and some aliens

cc.com/shows/jeff-and-some-aliens
-Estreno: 11 de enero de 2017, Comedy Central.
-Animación, 21 minutos.

-En 2014 Comedy Central estrenó 'Trip tank', una serie de sketches bastantes crudos y violentos, una de cuyas ideas se convierte aquí en serie propia. Resulta que los alienígenas del título están decidiendo si merece la pena dejar vivir a los terrícolas o no, así que mandan a tres de ellos a vivir con el tío más mediocre que encuentran, que es Jeff, un joven que vive solo, en calzoncillos por casa todo el día excepto cuando trabaja en una heladería o algo así. Mientras estudian a Jeff, en cada episodio pasa alguna cosa superextraña que el pobre chaval tiene que arreglar, como por ejemplo matar a varias personas para arreglar un incidente intergaláctico o envejecer y rejuvenecer varias veces mientras intenta recuperar a su exnovia. Al extender la duración del sketch, da tiempo a desarrollar un poco más los personajes, aunque la base cómica sigue siendo lo sangriento, guarro y escatológico, junto a la confusión cósmica del abrumado Jeff. No llega ni con mucho al nivel de 'Rick and Morty', aunque desde luego alguna influencia sí se le nota.

viernes, 6 de enero de 2017

Emerald City

nbc.com/emerald-city
-Estreno: 6 de enero de 2017, NBC.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-Cójase 'El mago de Oz', añádase un poco de 'Érase una vez', búsquese un director del talento visual de Tarsem Singh e inténtense evitar comparaciones con 'Juego de tronos' a pesar de las armaduras y el tono épico, y se puede aproximar uno a la criatura tan rara en que se ha convertido esta serie, que no en vano ha tardado tres años en llegar a las pantallas, perdiendo por el camino a uno de los guionistas y creadores originales. Todo empieza cuando en un pueblo de Kansas un tornado transporta a una enfermera de 20 años de edad, Dorothy Gale, a la Tierra de Oz, un extraño mundo con magos, brujas, templos, rituales, chozas de piedra y paja, y una arquitectura que a ratos recuerda al Gaudí del Parc Güell. Qué pinta allí Dorothy y qué pretende exactamente cada uno de los personajes que allí se encuentra no queda nada claro después del episodio piloto de 80 minutos que inaugura la serie, pero al menos se puede apreciar el talento para la composición visual y el colorido que despliega Singh, desplegado anteriormente en videoclips musicales, anuncios publicitarios y películas como 'The cell', con Jennifer López. Aparte de eso, unos la han encontrado llena de fascinación e intriga y otros pretenciosa y enrevesada, con goteos de sexo y violencia de excesiva mansedumbre y unas actuaciones que llegan solo a lo meramente adecuado, dando la impresión de que ni los propios actores saben de qué va exactamente su personaje. Desde luego, uno de los alicientes para quien conozca la historia original es ver en qué se ha convertido cada uno de sus elementos fundacionales, como Toto, la Bruja del Este, el camino de baldosas amarillas o el propio mago de Oz. Desde luego que provocará opiniones para todos los gustos.

lunes, 2 de enero de 2017

Beyond

freeform.go.com/shows/beyond
-Estreno: 2 de enero de 2017, Freeform.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Renovada.

-Freeform solía llamarse antes ABC Family, y aunque tenía varias series que a pesar de lo del apodo de "familiar" no estaban mal, esta no llega a ser una de ellas. 'Beyond' es del palo de lo supernatural-conspiranoide, y comienza con Holden Matthews, un chaval que tras un porrazo en la cabeza a los 13 años de edad se despierta del coma a los 25... pero con poderes. No tiene secuelas físicas ni mentales (aparte de falta de recuerdos), lo cual significa que a los 14 minutos del primer episodio ya está por ahí intentando resolver el enigma en el que él mismo se ha convertido, y poco después se da cuenta de que puede hacer cosas más sobrehumanas todavía. Evidentemente, todo esto tiene una explicación, y hay un misterioso "ellos" que de inmediato aparecen persiguiendo al chaval, mientras este tiene enigmáticos sueños y visiones que apuntan a lo que de verdad pasó. Freeform, como canal, no tiene grandes aspiraciones ni pretende vender motos hiperpublicitadas que luego decepcionan, así que a menudo resulta fácil ajustarse a algo con perspectivas rebajadas y disfrutarlo si se tiene tiempo, pero a pesar de tener a Tim Kring, el creador de 'Héroes', como productor ejecutivo, la falta de carisma generalizado de esta serie y la falta también de tiempo libre entre tanta oferta nueva de mayor calidad la harán pasar bastante desapercibida. A pesar de eso, puede verse entera en Hulu desde su estreno y fue renovada nada más estrenarse.

domingo, 1 de enero de 2017

Ransom

cbs.com/shows/ransom/
-Estreno: 1 de enero de 2017, CBS.
-Drama, 42 minutos.

-'Ransom' se clasifica para aparecer en este blog a pesar de ser solo 25% estadounidense. El resto es una coproducción franco-germano-canadiense, con actores principales inglés e irlandesa, y vaya si se nota la mezcolanza. Aunque comparte título con una película de Mel Gibson y también trata de rescatar rehenes, no tiene nada que ver con ella. Aquí seguimos a un grupo de profesionales del tema (un grupo privado subcontratado, hay que decirlo, que parece ser una tendencia subyacente en los últimos años) que se supone que llega adonde las pobres fuerzas públicas no alcanzan. Lo que sigue es un caso de la semana tras otro, eficientemente resuelto, sin mayor carisma por parte de nadie participante, ni siquiera de Frank Spotnitz, cuyos exitosos días como productor en 'Expediente X' quedan cada vez más lejos. Es tan mediocre, en suma, que ni siquiera es particularmente mala, y desde su segundo episodio se emite en el cementerio de elefantes que son los sábados por la noche. Demasiadas otras cosas que ver.

The Mick

fox.com/the-mick
-Estreno: 1 de enero de 2017, Fox.
-Comedia, 22 minutos.

-Tras 12 años como secundaria en 'It's always sunny in Philadelphia', Kaitlin Olson intenta la aventura como personaje principal en esta comedia en la que interpreta a una perdedora pobretona y basurablanca que se ve obligada a cuidar de sus tres sobrinos cuando la madre de estos y su marido, millonarios de gran mansión, se las piran del país de repente para evitar la cárcel por evasión de impuestos. Lo que nos queda entonces es la contraposición de una rubia barriobajera y ya cuarentona, dada a la comida barata y a los baretos de mala muerte, con los problemáticos hijos de su hermana: la mayor es una adolescente contestona y desdeñosa, aunque con su corazoncito ecologista, el mediano es el típico víctima de una abusón del instituto mientras busca impresionar a la chica que le gusta, y el pequeño, aún medio desdentado, parece el más normal de los tres, aunque no deja de meter la lengua en una plancha, por ejemplo, o tragarse todas las pastillas que encuentra como si fueran caramelos. También está por el medio la criada hispana y obesa de la familia, a quien por alguna razón le cae bien la prota en vez de horrorizarse ante su falta de modales. La comedia parece venir aquí de lo poco preparada que está Mick para ser madre y de ver quién es el peor de todos estos personajes mientras navegan por sus problemas mezcla de clase alta y clase baja. También hay una buena dosis de comedia física, pero una marcada carencia de risas propiamente dichas, atrapada como está entre ser una comedia verdaderamente guarra y las exigencias de una cadena generalista.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Trollhunters

dreamworkstv.com/shows/dreamworks-trollhunters/
-Estreno: 23 de diciembre de 2016, Netflix.
-Animación, 22 minutos, 1 temporada, 26 episodios.

-Guillermo del Toro y la animación infantil por ordenador al estilo Pixar es una combinación tan buena que lo raro es que no se haya producido antes. Ahora Netflix da una oportunidad a ese combo en una serie que por un lado resulta muy satisfactoria y por otro resulta menos que la suma de sus partes, sobre todo dado el altísimo nivel de la competencia. Basada sin rubor alguno en los principales tópicos de las historias para adolescentes (el abusón del cole, el amigo regordete, la chica guapa y en principio inaccesible, el ser el elegido único y profetizado, los adultos que no se enteran de lo que ocurre), lo mejor es obviamente la imaginación visual de las criaturas que aparecen, aunque por alguna razón uno no puede dejar de pensar que 'Monstruos SA', por ejemplo, era más cañera, mucho más graciosa y en general más molona y lograda. La historia en sí va de un submundo lleno de trolls y cazatrolls que acaba saliendo a la superficie debido a que un antiguo y sagrado amuleto elige como nuevo héroe a un humano, Jim, un chaval de 15 años sin padre y con una madre doctora que trabaja turnos dobles casi cada día. De la noche a la mañana, sus ansias de aventura se ven más que cumplidas con el tema de los monstruitos, con los que tiene que lidiar en medio de las clases en el insti y de ensayar un 'Romeo y Julieta' con la chica que le mola, la latina Claire Núñez (en la versión española convertida en portuguesa). Ayudado por dos criaturas llamadas Aaarrrgghh y Blinky, va aprendiendo y entrenándose en medio de la desconfianza de los trolls (lección en diversidad aquí) y pasando diversas pruebas entre portales, duelos, tótems, armaduras, piedras mágicas, anillos y otros macguffins hasta la gran tarea final para salvar todo y a todos. Entre las voces en versión original están Kelsey Grammer (el exsiquiatra Frasier), Ron Perlman (ex Hellboy), y Clancy Brown (ex Kurgan en 'Los inmortales'). Aunque no alcanza las cumbres de lo mejor de los largos de Pixar, DreamWorks o Disney, es muy entretenida, progresa a buen ritmo y hace digna compañía a la edad de oro de la animación por ordenador. Estenada un 23 de diciembre, es una buena manera de tener entrenida a la tropa infantil durante nueve horas y media.

viernes, 16 de diciembre de 2016

The OA

-Estreno: 16 de diciembre de 2016, Netflix.
-Drama, entre 30 y 70 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-'The OA' es una mezcla de varias cosas, entre ellas intriga psicológica, investigación extrasensorial, aprendizaje más allá de las barreras físicas y reflexión sobre el poder de la comunicación, en una serie que Netflix, tras anunciar su rodaje tiempo antes, mantuvo tapada hasta el último momento. El primer tráiler solo se vio cinco días antes del acostumbrado estreno de todos los episodios disponibles a la vez, e incluso los críticos profesionales tuvieron que aceptar no publicar sus artículos antes de la fecha de dicho estreno si querían acceder al contenido con antelación. En un momento como el actual, en el que todas las costumbres de hace décadas respecto a lo televisivo y su difusión están cambiando casi cada semana, esto podía ser una nueva estrategia publicitaria o un simple intentar reducir el impacto de una posible reacción negativa. Y ha acabado siendo las dos cosas, porque este es el típico caso que o enamora o se aborrece, y sobre todo el final no dejará indiferente a nadie. Rodada sin actores famosos (o en realidad un secundario, fruto de 'Rogue One'), la mezcla de influencias se deja notar también en la duración de los episodios, que varía entre los 70 minutos del primero y los 30 que dura alguno de ellos. Claramente, estaba ideada como una historia continua, y el modelo Netflix implica que lo de los episodios en algunas series son más momentos sugeridos por los creadores para ir al baño o a la cocina o a la cama si lo necesitas que otra cosa. También es el tipo de historia que se beneficia si se ve sin saber nada en absoluto de ella, así que si no se quiere ir más allá, les dejo solo con la premisa inicial: una joven ciega desaparecida hace varios años reaparece ahora de repente en su pueblo de Michigan... habiendo recuperado la vista, pidiendo que la llamen The OA desde ahora, y sin querer contar a nadie lo que le ha pasado. Bueno, a nadie no. Solo lo hará a un grupo muy específico de personas, por razones que luego quedarán claras... o no tanto. Para quien quiera saber algo más, digamos que hay secuestros, teorías científicas sobre la vida después de la muerte, experimentos llevados demasiado lejos y una narración absorbente que desencadena un final desde luego memorable, aunque el tipo de memoria que a cada uno le deje, eso ya será distinto en cada caso. Con todo el éxito que Netflix está teniendo con muchas otras series, se han creado margen para el riesgo, y se piense lo que se piense de este 'OA', es de aplaudir que exploren lugares menos transitados a veces.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Star

fox.com/star
-Estreno: 14 de diciembre de 2016, Fox.
-Drama, 45 minutos.

-Del autor del culebrón musical 'Empire' llega el culebrón musical 'Star', otra historia de ambiciones de éxito, fama y riquezas. En vez de una familia de la realeza del hip-hop, en esta ocasión empezamos por abajo en vez de por la cumbre, y se presenta a un trío de mocosas de barrio que además de todo lo anterior también buscan escapar de unas vidas que no les gustan. Las hermanastras Davis, Star y Simone, blanca y mulata, desean alejarse de una infancia de pobreza y casas de acogida tras la muerte de su madre, y tras pirarse de Pittsburgh se juntan en Atlanta con la hija rica, negra, de una estrella de la música y una modelo (interpretados por Lenny Kravitz y Naomi Campbell nada menos) para ver si salen de sus malos rollos a base de garitos medio vacíos y "talent shows". Ayudando en el asunto, ya que el padre estrella pasa de su hija, está la peluquera local (encarnada por otra estrella de la canción, Queen Latifah), cuyo salón de belleza está lleno de jubiladas, transexuales, recepcionistas taconadas y demás fauna. En el camino también habrá cazatalentos, pastores de iglesia amantes del gospel, jugadores de fútbol americano, strippers casi adolescentes y rebeldes protesta del colectivo Black Lives Matter. Al igual que en 'Empire', lo mejor es la música, totalmente original para la serie, aunque demasiado pulida para un grupo que está empezando desde la calle, pero le falta un personaje realmente carismático como la Cookie Lyon de esa otra serie. En un año con ya muchas series protaginizadas por actores negros, le va a costar destacar.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Shut eye

hulu.com/shut-eye
-Estreno: 7 de diciembre de 2016, Hulu.
-Drama, 45 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-A pesar de ser una plataforma de "streaming" a lo Netflix en lugar de una cadena convencional de televisión, Hulu solía emitir sus series al viejo estilo, es decir, estrenando un solo episodio cada semana. Con esta serie he intentado la otra forma, que es colgarlos todos a la vez, y que el usuario sea quien vea cada uno cuando quiera y pueda. 'Shut eye' trata sobre una pareja, Charlie y Linda, de timadores especializados en la lectura de cartas, o de bolas de cristal, o de adivinaciones varias, en diversos locales legales en California. El problema es que todo ese negocio está dominado por una mafia gitana, y la pareja, blanca, formada por un exmago y una exstripper, ambos de Las Vegas, se debaten entre el agachar las orejas y pagar la extorsión o pasar de todo y empezar a arponear incautos por libre. Como planteamiento, es lo suficientemente original, pero la ejecución final es menos satisfactoria. Los gitanos, obviamente lejos de ser rumberos a la española con cassettes de Camela en el loro, son de navaja fácil y venganza sanguinaria (la matrona del clan está interpretada por Isabella Rosellini), y la trama se complica con un extraño suceso por el que Charlie, tras un golpe en la cabeza, oye unas voces que a veces le hacen pensar que sí que tiene un don adivinatorio. En ocasiones resulta un peculiar híbrido de drama, comedia y violencia extrema que debería funcionar mejor de lo que resulta, sobre todo por la acumulación de subtramas menos interesantes, como la típica del adolescente rebelde que da más problemas que otra cosa. Jeffrey Donovan, ex de 'Burn notice' y de la segunda temporada de 'Fargo', queda bastante bien como el timador con su corazoncito a veces y con la cabeza fría y en su sitio, pero lo mejor de la serie es su esposa (KaDee Strickland) haciendo de hembra con arrestos, que no hace ascos a encamarse con alguna tía buena, y cabreada porque Charlie ya no es un hombre como antes era. Irregular pero original.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Incorporated

syfy.com/incorporated
-Estreno: 30 de noviembre de 2016, SyFy.
-Drama, 46 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-"Año 2074. El cambio climático ha arrasado el planeta, causando grandes hambrunas y bancarrotas gubernamentales. En su lugar, las corporaciones multinacionales han aumentado su poder y ahora controlan el 90% del Globo. Estas corporaciones libran una guerra encubierta por controlar las cuotas de mercado y los cada vez más disminuidos recursos naturales. Los que trabajan para ellos viven protegidos tras los muros de las Zonas Verdes. Los que no, quedan abandonados a su suerte en los bajos fondos de las Zonas Rojas". Así se presenta el último mundo distópico creado por la especialista SyFy, con un futuro cercano que pinta muy malamente. Como siempre en estos temas, es muy difícil reflejar un mundo entero radicalmente cambiado, así que la trama se centra en un grupo pequeño, en concreto la historia de Aaron, un ejecutivo de Spiga, la mayor corporación del mundo, reyes de las Zonas Verdes, que se ganan la vida vendiendo semillas de nueva generación que solo son fértiles durante un año para así tener a los clientes agarrados por los frutos. Aaron es en realidad es un infiltrado de Terrence, uno de los jefezuelos de las Zonas Rojas, y complicando el asunto está que Aaron es yerno de una de las personas más poderosas en Spiga, Elizabeth (interpretada por Julia Ormond), y que lo que más le interesa a él es encontrar a Iliana, la hermana de su amigo y colaborador Theo, a la que tienen trabajando de prostituta de alto standing. Es decir, que la mayor parte del tiempo, en lugar de tratarse de una serie de ciencia ficción estamos más bien ante una de rescate social con tintes futuristas, donde la intriga está en ver cómo Aaron intenta trepar en la empresa para conseguir múltiples objetivos que a menudo resultan encontrados entre sí. Como siempre con las historias ambientadas en el futuro, gran parte de la diversión está en ver qué cosas creen los autores que nos deparará este, y entre ellas aquí está el uso de la cirugía plástica para que el novio pobre e inmigrante de la viuda rica sea idéntico a su marido en su años mozos, que será Canadá quien construya un muro contra la inmigración estadounidense, o que ya no habrá casquetes polares y por lo tanto podrán ponerse allí todas las plataformas petrolíferas que se quiera. Mientras en las zonas verdes la gente de traje conspira por subir por la escalera corporativa, en las zonas rojas las cosas están todas rotas y sucias y chungas y tiradas por el suelo, un tomate fresco es un manjar de cuchillo y tenedor, y abundan los puticlubes con "cage fighters" por doquier dándose de puñetazos para entretenimiento del respetable, mientras en las noticias sigue habiendo ataques terroristas. Mucho de esto ya ha aparecido en otras propuestas similares, así que a pesar de que hablamos del futuro nos suena a ya visto, pero la serie, con Matt Damon y Ben Affleck entre los productores ejecutivos, está llevada con brío, y se deja ver.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Search party

tbs.com/shows/search-party.html
-Estreno: 21 de noviembre de 2016, TBS.
-Drama, 21 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Renovada.

-En un mundo de hashtags tuiteros, últimamente cada vez hay más series que resultan difíciles de etiquetar rápidamente, y esta es una de ellas. Proveniente de un canal, TBS, que hoy se dedica sobre todo a las telecomedias más en sentido estricto, 'Search party' es una mezcla de enigma que resolver a lo 'Misterioso asesinato en Manhattan' y retrato sarcástico de milennials neoyorquinos a lo 'Girls', con momentos cómicos envueltos alrededor de una historia en realidad bastante triste, como es la desaparición (si es que lo es) de una joven local cuya foto aparece en carteles por las farolas del barrio. Dory (Alia Shawkat, la hija menor en 'Arrested development') la conoció un par de veces en la universidad solamente, pero su vida ahora mismo está tan vacía de cosas positivas que se mete a intentar resolver el caso con una mezcla de decencia humana básica y búsqueda de revalorizarse interiormente a sí misma. Trabaja de recadera para una señora rica, empleo que ya tendría que haber dejado atrás hace tiempo, y su novio es tío normalcete, poco dado a las aventuras, con el que sigue saliendo mayormente por inercia. Junto a ellos están dos amigos suyos también de la universidad: Elliott, que es gay, narcisista y filántropo, todo a la vez, y Portia, actriz secundaria de mediocres series policiacas y con ataques de rubia ocasionales. Los títulos de cada episodio parecen novelillas de misterio por entregas ('La mujer que sabía demasiado', 'El secreto de la siniestra ceremonia', etc), pero la parodia de los detectives juveniles no es en realidad de lo que trata la serie. Vistos como grupo, la verdad es que a veces dan ganas de estrangularlos a todos, pero precisamente por sus debilidades resultan una banda original y que, en menos de cuatro horas que dura la serie al completo, ofrecen un retrato de sus miserias y aspiraciones, a veces de forma bastante cómica, en medio de una ciudad especializada en grandes recompensas pero también en aplastar los sueños de cualquiera.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Nightcap

-Estreno: 16 de noviembre de 2016, Pop.
-Comedia, 21 minutos.

-Pop es otro canalcillo de esos que cuando te pones a buscar quiénes son de verdad resulta que llevan décadas existiendo, pero con varios otros nombres y funciones. Pues eso, que sean lo que sean, tienen esta telecomedia que es una especie de copia de '30 Rock', centrada en los entresijos de un programa de televisión de esos "late night" con entrevistador estrella e invitados famosos. Lo que pasa es que este (ficticio) programa en concreto es solo el quinto en audiencia en su franja horaria, por lo cual no tiene tanto glamur como sus competidores. La serie tiene la peculiaridad de que el presentador estrella no aparece nunca (solo sabemos que se llama Jimmy), ni jamás vemos nada del programa, sino que solo asistimos a todas las tribulaciones, a menudo humillantes, por las que tienen que pasar los curritos del programa entre bastidores, sobre todo la "talent scout" del espacio. En cada episodio aparece una estrella más o menos conocida internacionalmente (Sarah Jessica Parker, Gwyneth Paltrow, Whoopi Goldberg), interpretando una versión más o menos juguetona de sí mismos (por ejemplo la Paltrow aparece como cleptómana, pendona, caprichosa e ignorante de lo que vende su propia página de internet), junto a otro par de invitados menos conocidos fuera de Estados Unidos, casi siempre cómicos de segunda fila para atrás. Aunque hace lo que puede, no tiene ni mucho menos el brillo ni el talento de '30 Rock', que esta sí es muy recomendable.

Ice

ice.directv.com/
-Estreno: 16 de noviembre de 2016, Audience.
-Drama, 60 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-Algunas series fracasan porque no tienen la suficiente calidad como para destacar, otras porque están en canales muy minoritarios y otras, como en este caso, por las dos cosas. Su trama va sobre el negocio de piedras preciosas en Los Ángeles, en concreto la guerra más o menos oculta que mantienen la facción judía, incluyendo los venerables hasídicos con sus sombreros y sus barbas, con una banda africana dirigida en plan villana Bond por una espléndida belleza de ébano con la espalda cruzada de latigazos y gran afición por sicarios y sicarias que luzcan como en desplegables de moda. Dirigida en principio por Antoine Fuqua, que luego se fue desligando del proyecto, empieza intentando ser estilosa e impresionante en su fotografía de noches y amaneceres, pero poco a poco se va quedando sin gran cosa que contar aparte de secuestros, amenazas, torturas, muertes y traiciones. Que no son poca cosa, pero que suenan a muy visto. Dependiendo de cuánta televisión se haya visto, hay alguna que otra cara conocida, como el patrón de Mulder en 'Expediente X', el hermano capullo en 'A dos metros bajo tierra', y a partir del quinto episodio, Donald Sutherland.

martes, 15 de noviembre de 2016

Sweet/Vicious

mtv.com/shows/sweet-vicious
-Estreno: 15 de noviembre de 2016, MTV
-Comedia/drama, 38 minutos.

-Como sugiere su título, 'Sweet/Vicious' es una serie de contrastes: por un lado tiene el lado juvenil-de-diseño de la MTV, y por el otro trata el importante tema de la violencia sexual en los campus universitarios, en particular el "date rape" o violación durante una cita preestablecida que no acaba como los dos quisieran. Por un lado la historia va de dos alumnas que se toman la justicia por su mano en este particular, viendo la impunidad con la que escapan muchos de los que las cometen, y por el otro lo hacen de una forma tirando a comiquera, con capucha, máscara y al estilo ninja la una, casi a lo Buffy, y con el pelo verde y mucho sarcasmo la otra (incluso tienen la típica conversación sobre quién es Batman y quién es Robin). Por una parte ellas mismas recurren a la violencia, pero por otra esta viene en forma de alivio cómico unas veces, de porrazo y tentetieso en la cabeza, y otras de poco gracioso navajazo en el muslo. No es ni una comedia ni un drama, aunque tiende más a lo primero, y tiene una duración de ni una ni otra. Se le ven dinámicas además típicas de las pelis de extrañas parejas de policías justicieros, cada uno de una personalidad diferente, que se frustran mutuamente pero que se acaban salvando la vida uno a otro. Y además tiene como una de las protagonistas a Taylor Dearden, la hija de Bryan Cranston, alias Walter White, alias Heisenberg, en 'Breaking bad'. Entre toda la pelusilla adolescente que a menudo airea la MTV, de vez en cuando sacan algo que se deja ver un poco más, y aquí sin duda la reivindicación, no ya feminista sino siemplemente justa, de la universidad como lugar seguro es merecedora de atención, sobre todo porque tampoco se ignoran otros asuntos asociados, como lo de las fraternidades y sororidades, junto con las presiones a las que someten a sus miembros en temas de imagen y comportamiento en nombre de la manada y las tradiciones. Aunque para un tratamiento de verdad serio y de peso de este tema, véase la segunda temporada de 'American crime'.

Shooter

usanetwork.com/shooter
-Estreno: 15 de noviembre de 2016, USA.
-Drama, 42 minutos.

-Basada en una serie de novelas sobre un francotirador de élite, 'Shooter' ya tuvo una versión en cine protagonizada por Mark Wahlberg, y aquí se convierte en una serie con más agujeros en su guion de los que hacen los protagonistas a los objetivos en sus misiones. Bob Lee Swagger (aquí Ryan Philippe, que también produce la serie) tiene esposa e hija de seis años, a la que le narra sus batallitas como cuentos para dormirse (papi, cuéntame hoy la de Basora, mañana la de Tikrit). Vive apartado del mundanal ruido tras una misión donde el tiro salió por la culata y un checheno maloso le mató a su brodel del alma, pero como el tío es una leyenda del asunto, un día vienen a buscarlo porque el checheno ha amenazado al presidente de los EE UU de A, y eso sí que no. El primer episodio está bastante bien, seguramente porque se centra en lo que de verdad hace un "sniper" para preparar objetivos, pero después el estilo USA (la cadena) se desata y las complicaciones (que no complejidades) de la trama se vuelven un despendole, con un sinfín de traiciones, revelaciones secretosas, encierros, fugas, y una figura central machote y acosado por casi todos a quien el presi le da igual, y solo quiere que no le toquen a la familia. La emisión se retrasó varios meses (iba a ser en julio de 2016), pero se pospuso debido a varios casos de tiroteos policiales ese verano en Estados Unidos. Competente para quien le gusten este tipo de thrillers geopolíticos con más tiros que política, pero sabe a poco hecha para quien pida algo más.

Good behavior

tntdrama.com/shows/good-behavior.html
-Estreno: 15 de noviembre de 2016, TNT
-Drama, 45 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-Basada en una series de novelas cortas escritas por Blake Crouch (autor también de 'Wayward Pines' y 'Dark matter'), 'Good behavior' es una historia de serie negra contemporánea protagonizada por Letty Dobesh, una timadora recién soltada de la cárcel y que vuelve a las andadas, entre alcohol, drogas y hombres, porque no sabe hacer otra cosa. Ni tampoco quiere, porque la han dibujado así. Un día, en uno de sus timos conoce a Javier, un asesino a sueldo con el que establece una relación de sexo con toques masoquistas y adicción al peligro y a la mala vida: se supone que ninguno de los dos le va bien al otro, pero al final el morbo les puede. Hay dos cosas sorprendentes en esta serie: una, que los actores protagonistas son la británica Michelle Dockery (la hermana mayor en 'Downton Abbey') y el hispano-argentino Juan Diego Botto, y dos, que a pesar de actuar "contra tipo", se les da bien a los dos. Dockery da el pego como buscavidas sexy-desgreñada de voz profunda, aunque no llega a estar tan estropeada como debería el personaje (hija sin padre, madre de un hijo sin padre, cuatro abortos, varias estancias en la cárcel, un crío de diez años cuya abuela no le deja verlo, o sea todo muy poco Lady Mary Crawley...). Por su parte, Botto huye del topicazo del hispano hiper-emotivo y de sangre caliente, y ambos consiguen una química bastante apañada. En todo el desarrollo no deja de notarse el típico tono TNT de primero entretenimiento y luego ya veremos, así que tampoco hay que venir con expectativas de nada más profundo, pero podría ser peor.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Mars

channel.nationalgeographic.com/mars/
-Estreno: 14 de noviembre de 2016, National Geographic
-Drama, 48 minutos, 6 episodios.
-Miniserie.

-'Mars' es un híbrido de documental verdadero, documental falso e historia de ciencia ficción que resulta tan imperfecto como todas las naves espaciales pioneras, y al mismo tiempo igual de encomiable. Mezclando divulgación científica en 2016 con una trama ficticia en 2033, asistimos al primer viaje tripulado a Marte, además de a la historia de cómo ese avance fue posible. El proyecto está basado en el libro 'How we'll live on Mars', de Stephen Petranek, tiene diez productores ejecutivos, uno de los cuales es Ron Howard (director de 'Apollo 13'), y en él aparecen luminarias de la ciencia como Robert Zubrin, Neil deGrasse Tyson (autor de la nueva 'Cosmos'), Andy Weir (autor de 'Marte', la famosa peli con Matt Damon) o Elon Musk, el magnate fundador de varios proyectos científicos, como Tesla o SpaceX, que aquí recibe tratamiento casi de "infomercial" para recaudar fondos y buena voluntad universal. Tras todo este pedigrí, hay que decir que las partes documentales son mucho mejores que las ficticias. La misión a Marte está tratada de una manera muy seria y circunspecta, sin ningún tipo de humor, y llena de desgracias e imprevistos que deberían hacerla emocionante pero acaban haciéndola quedar como muy trillada y excesivamente pulida en el laboratorio para poder mostrar de qué manera la mente humana se adapta a los imprevistos. Desde luego, la herencia de la epopeya del 'Apollo 13', uno de cuyos puntos centrales era cómo convertir algo cuadrado en algo redondo usando solo la que había en la nave, resulta clara aquí. Por contra, compárese todo eso, por ejemplo, con la sencilla (y auténtica) parte de la familia Kelly: el padre, Scott, y su hermano gemelo están participando en un proyecto real para la NASA que tendrá apartado al primero de la Tierra durante un año entero para luego comparar los efectos de la ausencia de gravedad con el cuerpo de su hermano. La entrevista con la hija de Scott, Charlotte, donde dice cuánto le echa de menos, habría resultado excesivamente empalagosa en la ficción, pero en la realidad queda emotiva, real y cercana al espectador. Y así es el resto de la serie: la misión, llena de protagonistas internacionales (americanos, rusos, coreanos, franceses, nigerianos y hasta el español Alberto Ammann), sigue su estudiado curso por una adversidad enfrentada con mandíbula prieta, mientras que uno desea que se vuelva cuanto antes a la parte documental, que a su vez mezcla promesas (y amenazas) de futuro, último grito del presente y emotivos retazos del pasado (Kennedy, Apollos varios, la explosión de 'Challenger', algún que otro astronauta pionero aún vivo, etc). Como es de esperar, habrá partes donde el vocabulario suene a demasiado técnico, pero NatGeo tiene callo en esto, y la TV norteamericana también, así que si se deja uno llevar y permite que los términos extraños le resbalen por el oído, se puede disfrutar mucho, porque además la miniserie completa son menos de 5 horas en total.

viernes, 4 de noviembre de 2016

The crown

-Estreno: 4 de noviembre de 2016, Netflix.
-Drama, 60 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Renovada.

-Cien millones de dólares (de los de antes del Brexit y el Trumpasso) se gastaron en coproducción la Pérfida Albión y los EE UU de A en la primera temporada de las seis que están previstas (que no firmadas aún) para contar la vida de Isabel II de Inglaterra, la actual monarca británica. Y la verdad es que lejos de resultar un telefilme al servicio de Su Graciosa, la calidad se nota en todos sus componentes, desde los actores hasta la ambientación, pasando por la dirección y los guiones, así que quien se tema una peliculilla barata de sábado por la tarde o un 'Downton Abbey' con nombres que hayan salido en el '¡Hola!', que venga en vez de eso dispuesto a ver algo de más calado (no en vano su autor es Peter Morgan, guionista de 'The queen', con la que Helen Mirren ganó un Oscar por interpretar a esta misma soberana). Paradójicamente, precisamente por no ahorrar controversias y momentos dolorosos es por lo que la casa real de los Windsor aparece incluso humanizada en esta serie que comienza en 1947, con la renuncia del príncipe Felipe de Dinamarca y Grecia a sus títulos reales para poder casarse con Isabel, la muerte del padre de ella (el rey Jorge VI), y la reelección de Winston Churchill como primer ministro seis años después de acabar la Segunda Guerra Mundial. Irse a los 40 significa otro mundo en términos de tradiciones y permisividades sociales, y gran parte de la historia radica ahí, en cómo ser una persona de carne y hueso y a la vez encarnar un ideal de origen divino en el que cada vez menos gente cree, uno en el que para casarse con quien quieres hay que pedir permiso a tu familia, a tu religión y a tu país entero casi mientras mantienes firme tu labio superior por mucho que se te independicen (casi) todas tus colonias. Por supuesto que siempre habrá quien vea todo esto con un deje de que "se quejan de vicio, problemas de verdad nunca habrán tenido en medio de tantos lujos", pero bueno, estas son las cartas que la vida han dado a algunos. Republicanismos o monarquismos aparte, es una serie muy bien hecha, y como tal se invita a ver.

lunes, 31 de octubre de 2016

People of Earth

tbs.com/shows/people-of-earth.html
-Estreno: 31 de octubre de 2016, TBS.
-Comedia, 21 minutos.

-¿Recuerdan los episodios cómicos de 'Expediente X'? ¿No, porque es usted demasiado joven y/o averso a las conspiraciones cósmicas? Pues vaya a verlos. Para los que sí, esta serie no es que llegue a la complejidad de relojero de los mejores guiones que Darin Morgan les escribió, pero a ratos el tono y la temática recuerda a ellos. Esta comedia trata sobre un grupo de apoyo para gente que ha sufrido secuestros alienígenas, o sea, una especie de "abducidos anónimos", pero lejos de estar como una cabra y de ser camioneros borrachos que han alucinado todo eso en medio de sus cogorzas, aquí esto es real, aunque obviamente nadie los cree. Un día, un reportero de la gran ciudad, con experiencia en el New York Times pero que ahora trabaja para una web de las de búsqueda infame del clicoteo, llega al pueblo con todo su cinicismo y descreimiento urbanita, y por el camino le pasa algo que le hace pensar que esto a lo mejor es verdad. Cuando conoce al peculiar grupo de abducidos va reuniendo más información y testimonios, y por fin el espectador sabe que esto existe, y que a bordo de la nave raptadora hay un ambiente de burocracia oficinesca y piques personales entre los hombrecillos verdes, los grises y los blancos que dan un nuevo significado a la expresión "temas universales". El grupo de humanos, por su parte, lejos de ser tratado como una panda de pirados, es un colectivo muy normal cuyo trauma, más que ser pinchados por alienígenas, es su mediocre vida en la Tierra, con oficios estancados y repetitivos como cobrador de peajes, recepcionista de funeraria (a tiempo parcial), cartera o granjero de gorra de béisbol. Y el propio reportero, con su laconismo y aire de estar en la cuesta abajo antes de los 30, es también un joya. Es una telecomedia sin risas enlatadas, y por ello sin chistes frecuentes y machacones, pero que resulta graciosa hasta para quien no sea friki de los OVNIs.

Stan against evil

ifc.com/shows/stan-against-evil
-Estreno: 31 de octubre de 2016, IFC.
-Comedia, 21 minutos.

-Otra parodia del cine de terror que resulta a menudo menos graciosa que varias películas de terror propiamente dichas. La acción se sitúa en Willard's Mill, un pueblo de New Hampshire (rodado en Georgia), donde en el pasado quemaban brujas a granel y donde, para vengarse, estas maldijeron el puesto de sheriff local, que nunca acaba muriéndose en la cama, digamos. El penúltimo por ahora se ha librado de la muerte y de la maldición por los pelos a base de perder a su esposa a manos de los zombis y espíritus locales y dimitir del cargo, aunque permanece residiendo allí. Ahora, harto de todo y con tumbarse a ver la tele como único deseo vital, no le queda otra que colaborar con su sucesor, una rubia jovenzuela a la que trata con una mezcla de machismo, xenofobia y tono de tío abuelo de los 50. Lo mejor de la serie es este propio personaje del ex-sheriff, interpretado por John C McGinley, muy acostumbrado ya, al menos desde 'Scrubs', a compaginar el capullo intolerable con las razones para hacérselo perdonar a veces. El resto del reparto son diversos paletos de un pueblo donde el coeficiente intelectual no parece demasiado alto, además de monstruos y no-muertos varios. La parodia resultante a veces tiene gracia y a veces no, no está ni bien ni mal sino todo lo contrario, y la verdad es que incluso en el sub-terreno de la metacomedia los amantes del gore ya tienen mucho con lo que empacharse.

viernes, 28 de octubre de 2016

Good girls revolt

amazon.com/Good-Girls-Revolt/dp/B017AOY4WS
-Estreno: 28 de octubre de 2016, Amazon.
-Drama, 53 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-Desde 2007 es imposible hacer algo ambientado en los años 60 que no se compare con 'Mad men', y este es otro caso, por mucho que tenga su propia personalidad. Ambas series están basadas en mundillos reales de la Nueva York más influyente (el de la publicidad allí, el de las redacciones de revistas aquí), y las dos inventan una oficina imaginaria basada en nombres auténticos. En este caso es una revista mensual llamada 'News Of The Week' (porque 'Newsweek' quedaba demasiado claro, se supone), en un momento histórico, 1969, que es justo cuando 'Mad men' ya se despedía. Entre toda la fauna de personajes que se puede esperar de un lugar así (el director, las secretarias, los reporteros, etc), en este caso se sigue con especial atención a la figura del "researcher", o investigador, que es quien hace todas las llamadas de teléfono, y espera a que lo atiendan la gente importante, y se mete en callejones muchas veces sin salida, para que luego con los datos que consigue tras horas y horas llegue el reportero estrella y escriba el artículo que finalmente se publica. Aquí en concreto los "researchers" a los que se sigue son mujeres, en plena lucha laboral, de clase y de sexo. Porque algo que se puede decir de esta serie es que no es precisamente sutil a la hora de remachar el tema feminista desde el principio, reflejando las desigualdades y los menosprecios no solo en las tramas sino incluso en las conversaciones: una chica que decide casarse demasiado joven, una investigadora que se larga porque no le aceptan un artículo, y sobre todo una protagonista principal, minifaldera y liberada, en guerra permanente con jefes, novio y familia para que la dejen ser quien quiere ser. Y es que no puede ser menos, estando como está basada en el libro homónimo de Lynn Povich, que empezó su carrera como secretaria de 'Newsweek' en 1965, luego fue reportera, luego denunció a la revista por discriminación sexual y al final acabó siendo su editora senior. En las tramas aparecen pioneras reales de aquella época como Eleanor Holmes Norton o Nora Ephron, y muestra muy bien cómo era el oficio antes de la era de internet, resultando más interesante esta parte que la de las relaciones personales entre los protagonistas. En fin, no llega para quitarse el mono de Don Draper y compañía, pero merece la pena verse.

jueves, 27 de octubre de 2016

The great indoors

cbs.com/shows/the-great-indoors/
-Estreno: 27 de octubre de 2016, CBS.
-Comedia, 21 minutos.

-Joel McHale (ex de 'Community') interpreta aquí a Jack Gordon, uno de esos intrépidos machotes que van por el salvaje mundo natural explorándolo valerosamente y luego contando sus experiencias en una revista. Solo que cuando vuelve de su última expedición a Alaska se encuentra con que la revista en papel ya no existe y solo va a haber versión web. Con lo cual, la plantilla de la redacción se ha llenado de "millenials" maricomplejines pegados todo el día a sus pantallas y sus feisbucs y sus ínstagrams y sus tuiters, que se compran botas de monte porque su héroe las lleva, pero las usan solo para hacer postureo por la oficina. Es una premisa sencilla que permite desarrollar los personajes en el futuro a la vez que tiene un pozo sin fondo de recursos de los que tirar cuando hacen falta chistes: el contraste entre el cuarentón Jack y los yogurines versados en tecnología pero ignorantes de todo lo demás, y tan expertos en comunicación online como desastrosos en persona. Unos hachas a la hora de convertir todo en listas, y en añadir zombis a cualquier artículo, pero bastante melindres con el aire que no sea acondicionado, además son, claro, perfectamente "diversos": el blanco, el negro y la oriental. El jefe, y antiguo pionero de la montaña, una generación mayor todavía que Jack, es Stephen Fry, que con su excentricidad británica añade un toque aún más cómico a una serie que una vez que se acepta que es una sitcom con risas de las de toda la vida (y no una nueva 'Community' post-meta-todo) resulta bastante graciosa.