domingo, 11 de septiembre de 2016

Son of Zorn

fox.com/son-of-zorn
-Estreno: 11 de septiembre de 2016, Fox.
-Comedia, 21 minutos, 1 temporada, 13 episodios.

-Edie y Alan son madre e hijo, y viven sin muchas estrecheces en Orange County, la zona pija de California (sí la de la serie 'The OC'), en una de esas amplias casas norteamericanas que salen en todas las series y películas. El padre no está mucho por casa, la verdad, porque tiene un trabajo que le quita mucho tiempo: ni más ni menos que ser un musculoso guerrero animado a lo He-Man, de indómita cabellera pelirroja, de quien depende el destino de la legendaria isla de Zephyria. Y cuando digo "animado" no me refiero a que sea doblador de dibujos, o que se pinte la cara a lo "cosplay". No, me refiero a que es un personaje animado, mezclado con actores de carne y hueso a la manera en que ocurría en '¿Quién engañó a Roger Rabbit?', por ejemplo. Un día, después de muchos años, Zorn decide volver desde su mítica isla a ver a su hijo Alan (diminutivo de Alangulon), y con su talante machote, brutote y torpón, acostumbrado a arreglarlo todo a hachazos y espadazos, estropea más cosas de las que arregla en la vida de su esposa, su hijo, y toda la gente que se lo tropieza. Es fácil ver que este "high concept" para la serie intenta ser una simple vuelta de tuerca al topicazo del padre metepatas y fuera de onda que nunca acabó de madurar mucho a pesar de haber tenido hijos, y que ha salido en multitud de comedias. Y lo curioso que acaba ocurriendo es que lo que debería ser más sobresaliente en la serie (Zorn convertido en una alegoría metafórica fácilmente descifrable sobre los problemas que conlleva el ser padre y pareja y sobre cómo controlar la propia testosterona), acaba siendo lo más trillado y carente de interés, y lo verdaderamente hilarante, sobre todo para frikis de pata negra, son las coñas sobre lo absurdo de la situación: Zorn hablando por Skype con su banda de bárbaros que siguen en Zephyria cortando cabezas, Zorn regalándole a su hijo su primer medio de transporte (un halcón gigante, también animado), Zorn intentando convertir sus dotes y experiencia en burocráticas frases prefabricadas que añadir a su currículum cuando sale a buscar trabajo en nuestro mundo, Zorn rememorando una orgía con trolls, etc, etc. En suma, es una premisa que tiene pinta de tener vuelo corto, pero quién sabe, Zorn no se rinde nunca, y los viejos roleros nunca mueren, solo se hacen otro personaje.