miércoles, 2 de marzo de 2016

The real O'Neals

abc.go.com/shows/the-real-oneals
-Estreno: 2 de marzo de 2016, ABC.
-Comedia, 21 minutos, 2 temporadas, 29 episodios.

-Dan Savage es un escritor y columnista no solo abiertamente gay, sino también intenso activista en contra de la discriminación por razones de sexo. Con sus obras y declaraciones ya se ha metido en varias controversias públicas con políticos y candidatos presidenciales, entre otras defendiendo los derechos de la comunidad LGTB y la pornografía en internet. Con esta serie se mete en el mundo de la televisión con una controvertida serie sobre los O'Neal, una familia católica que comienza siendo una postal idealizada de armonía y participación social (dirigida por la estricta madre, Eileen) y para el final del primer episodio acaban saliendo a la luz los secretos reprimidos del grupo: el marido, policía, está pensando en divorciarse, el hijo mayor, que hace lucha libre en el colegio, es anoréxico, el mediano descubre que es gay, y la menor les está saliendo atea. Ninguna de estas cosas resulta anormal, pero la repentina acumulación de "pecados", unida a la severidad de opereta de la madre, hacen que quede todo muy poco sutil, y dada la personalidad de Savage y los enemigos que lleva teniendo desde hace años, la serie ha provocado protestas formales y recogidas de firmas en contra por parte de grupos familiares conservadores en Estados Unidos. Porque además, a todo esto, al chaval gay a veces se le aparece Jesucristo, y tiene conversaciones imaginarias con él. Y lo curioso es que después de estar tan unida a su nombre, luego Savage ni siquiera firma los guiones, con lo cual podría haber sido peor. Los actores no están mal (Martha Plimpton, la antigua "pianista" de 'Los Goonies', es una muy buena actriz cómica, como se vio en 'Raising Hope' durante cuatro temporadas, por la que fue nominada al Emmy), además a la cadena ABC últimamente se le da muy bien encontrar buenos actores menores de edad, y en los momentos en los que no es todo una farsa la serie funciona en torno a temas dignos de atención. Si se contiene un poco con el hacha de matar dragones imaginarios puede resultar interesante además de divertida.