viernes, 11 de marzo de 2016

Flaked

-Estreno: 11 de marzo de 2016, Netflix.
-Dramedia, 30 minutos, 1 temporada, 8 episodios.

-Tan de moda está entre los canales de prestigio la comedia "descomedificada" que empieza a ser posible pasarse no ya un episodio sino una serie entera sin reírse uno ni una sola vez. 'Flaked' toca suelo en ese respecto, lo cual resulta chocante siendo, como es, creación de Mitch Hurwitz y Will Arnett, director y protagonista de una de las mejores comedias de principios de siglo, 'Arrested development'. La serie sigue a Chip, un exalcohólico recuperado que ahora trabaja en una tienda de muebles fabricando taburetes de tres patas (porque cuatro sería mucho curro) y a la vez se ha convertido en una especie de gurú entre los alcohólicos anónimos del lugar. Chip no tiene mucho que ofrecer, pero tiene labia, buena voz y buen ojo para la mentirijilla piadosa, y además vive en la costa de California, así que casi siempre encuentra ligues que a menudo le arrebata, a veces sin querer, a su colega Dennis, un barbudo con menos carisma que él. Entra ahora en la historia London, una rubia y mona camarera, y el trío está servido. O cuarteto, teniendo en cuenta a Kara, la inquilina actual de la cama de Chip y artista bohemia en ciernes. Rodada in situ en Venice Beach, el ambiente es todo gafas de sol, calchonchelos-bañador todo el día, bicicleta pobre-ecológica y tiendas con encanto donde no entra nadie y el que entra no compra nada. Hay mucho relax, pasan pocas cosas, y las que pasan tienen que ver sobre todo con el vaya tía más mona acabo de ver, a ver cómo me la ligo. O eso parece hasta el sexto episodio de ocho, para cuando la mayoría de la gente no habrá llegado tan lejos. Se pueden hacer mil y una lecturas sobre la importancia del tono sobre la trama, la post-comedia, la ironía vital y la incertidumbre de las relaciones humanas, pero en fin, la serie ha debido de costar muy poco de hacer, Netflix está forrada, y con 'BoJack Horseman' (donde Arnett pone voz al caballo protagonista) teniendo buen éxito de crítica, tampoco se pierde nada si nadie ve este proyecto de fin de semana.