viernes, 6 de noviembre de 2015

Master of none

-Estreno: 6 de noviembre de 2015, Netflix.
-Comedia, 30 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Segunda temporada en 2017.

-En el texto de presentación de este blog (véase a la derecha de la pantalla) se menciona que recomendar cosas a la gente tiene su dificultad. Una de las más complicadas sea quizá recomendar comedias, ya que lo que a uno le hace gracia a otro le puede dar vergüenza ajena. Aparte, dentro del mundo de la comedia televisiva existen más cosas que las series de chiste fácil cada dos frases y risas enlatadas para animar al personal, al estilo de 'The big bang theory' (ahí está la multipremiada 'Louie', por ejemplo). Y 'Master of none' es un gran ejemplo de que todavía pueden hacerse cosas sorprendentes y a la vez muy entretenidas en este género. El protagonista (y uno de los creadores) es Aziz Ansari, a quien se puede recordar por ser uno de los funcionarios en la Indiana pueblerina de 'Parks and recreation', que a su vez también fue una de las mejores comedias de los últimos años. Aquí interpreta a un actorcillo de poca monta que reside en Nueva York y vive aventurillas personales y sentimentales en la Gran Manzana. ¿Otro cómico residente en Nueva York que vive aventurillas personales y sentimentales en la Gran Manzana? Pues sí, es un tema muy trillado, pero cuando algo está bien hecho, merece la pena decirse. En los diez episodios de la temporada, su personaje, Dev, un tipo canijillo, curioso y parlanchín, comienza una relación con Rachel (Noël Wells), una publicista musical, con la que comparte el gusto por buscarle lo "cool" a la vida en forma de restaurantes, conciertos y lugares de moda. Quien recuerde el personaje de Tom Haverford que Ansari hizo en 'Parks and recreation', auténticamente obsesionado con lo guay de cada cosa, puede hacerse una idea del entusiasmo que Dev tiene por disfrutar Nueva York con suavidad y sin esfuerzo aparente. Pero esa parte de comedia romántica no se come la serie entera. De hecho, hay varios episodios donde Rachel ni aparece y Dev explora otras cosas de su vida, como su relación con sus padres (inmigrantes tamiles llegados de India), o la posibilidad de tener hijos en el futuro, o si acostarse o no con una mujer casada dependiendo de lo capullo que sea su marido, o las dificultades de ser un actor "étnico", con todos los topicazos atribuidos a los asiáticos, en un negocio dominado por los blancos. Entre idas y venidas, disfrutes y discusiones, seguimos-o-no-seguimos típicos de pareja incipiente, e incluso un condón roto, poco a poco la relación entre Dev y Rachel va cristalizando, y especialmente el noveno episodio, que condensa varios meses de convivencia en media hora, está destinado a ser una de las pequeñas joyas del género. Añadamos a esto un buen grupo de amigos del prota (el gigante Arnold y la lesbiana Denise son los mejores), junto a un par de buenos cameos de famosos (el de Claire Danes es excelente, liberada del peso de su enervante Carrie Mathison en 'Homeland'), y tenemos un cóctel de diseño muy sabroso, urbanita y elegante para mentes abiertas. Así que, con todas las reservas que mencioné al principio, se recomienda esta serie.