domingo, 8 de noviembre de 2015

Agent X

tntdrama.com/shows/agent-x.html
-Estreno: 8 de noviembre de 2015, TNT.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Cancelada antes de terminar.

-Al mismo tiempo en que se estrenaba en cines el último Bond, 'Spectre', llegaba a la televisión esta serie que a ratos parece planteada como una especie de primo norteamericano suyo. Resulta que en la mitología interna de esta serie, el vicepresidente de Estados Unidos, cargo que siempre es objeto de bromas en la vida real debido a su muy elevado título unido a su falta de responsabilidades de importancia (véase 'Veep', Emmy a la mejor comedia este año), aquí se dedica, ayudado por un apartado oculto de la mismísima Constitución original, a desfacer en secreto los entuertos que el presidente no puede desfacer en público. Y de la misma manera que 007 se va renovando con el paso del tiempo al servicio de Su Graciosa, aquí también hay un agente Case, John Case, que es quien se ocupa del trabajo físico que el vice de turno le encarga. A partir de este planteamiento entre chorras y juguetón, el resto de la serie es una cadena de misiones en pos de misiles balísticos y/o terroristas chechenos, donde los malhechores del mundo aún se reúnen en persona en algún lugar del Cáucaso, pibón del brazo, para pujar en subasta pública por cabezas nucleares robadas. Tampoco falta una seductora agente rusa capaz de asfixiarte con sus muslos, interpretada por Olga Fonda (nombre real Olga Tchakova, que en mi opinión mola más), que dado lo inexpresivo del agente Case protagonista (Jeff Hephner) acaba siendo lo mejor de la serie, y esto incluye a la mismísima Sharon Stone, de la que aún no hemos dicho que encarna aquí a la vicepresidente de turno. La Stone, alias Charito Piedra cuando estuvo rodando la racial 'Sangre y arena' en España, fue todo un mito erótico en los 80-90, época en la que no hubiera dado mal como chica Bond (su rival de la época, Kim Basinger, lo fue), pero aquí está bastante desaprovechada, y se limita a viajar en coche oficial de un sitio a otro, a sonreír deslumbrante en actos oficiales rodeada de dignatarios y a mirar medio horrorizada medio atenta las pantallas de su bunker secreto, donde va siguiendo las misiones de su "hombre especial". Lo cual es una pena, porque si le dan cosas que hacer, la protagonista de 'Instinto básico' no tiene por qué no poder lucir como Judi Dench en los últimos Bonds o Robin Wright en 'House of cards'. Redondean el reparto el siempre eficaz Gerald McRainey como siervo en jefe de la vicepresidenta, y la mismísima voz original de Darth Vader, James Earl Jones, ya de 84 años de edad, como Presidente de la Corte Suprema del país. La bien engrasada maquinaria de Hollywood hace que cada episodio esté competentemente dirigido, con peleas y explosiones bien controladas y profesionalmente hechas, aunque el producto, Fonda/Tchakova aparte, acaba resultando entretenido para los amantes del rollo post-guerra fría, pero un tanto rutinario en general. Diez episodios, y eso en una temporada de paciencia mayor de la usual en las cadenas USA, y se le revocó la licencia al agente.