viernes, 20 de noviembre de 2015

Jessica Jones

-Estreno: 20 de noviembre de 2015, Netflix.
-Drama, 50 minutos, 1 temporada, 13 episodios.
-Renovada.

-Jessica Jones es uno más de la interminable lista de superhéroes del universo Marvel. Creada en 2001 para la serie de cómics 'Alias' (que no tiene nada que ver con la teleserie del mismo nombre), Jessica fue compañera de clase de Peter "Spiderman" Parker, y adquirió sus poderes de fuerza sobrehumana, invulnerabilidad limitada y vuelo (cosa que nunca llegó a controlar bien) tras un accidente de tráfico contra un convoy de productos químicos radioactivos. Obviamente, en un mundo poblado de gente con sus mismas capacidades o aún mayores, ella al principio intenta usarlas para el bien, pero su carrera superheroica resulta muy corta, y tras tener que estar ocho meses en rehabilitación, acaba pasando de los uniformes ceñidos y se mete a detective privado en vaqueros y chupa de cuero, del tipo de los de hacer fotos de parejas infieles o encontrar gente desaparecida. Es aquí cuando empieza una serie que usa varios de los motivos principales de los detectives de serie negra: protagonista con traumas anteriores, voz en off narrando su propia pesquisa (al menos al principio), y medio urbano de dudosa moralidad, entre otros. Jones, interpretada por una Krysten Ritter a la que el papel le sienta como un guante, es morena de piel muy blanca, cabello muy negro y ojos muy oscuros, y su personalidad torturada marca el tono de la serie. Tras el también oscuro 'Daredevil' estrenado por Netflix en abril de 2015, 'Jessica Jones' ha entusiasmado a los críticos aún más, por su estudio de un personaje roto, inseguro y en recuperación, en pleno síndrome de estrés postraumático, que por muchos poderes que tenga se ve desbordado por el mundo hostil en el que vive (la famosa Hell's Kitchen de Nueva York), pero del que tampoco quiere huir. En este sentido, es fácil hacer la comparación con un soldado moderno, de extraordinaria preparación y capacidades, pero que cuando choca con algo más fuerte, maligno y humillante, cuando va a la guerra como un héroe en potencia y vuelve con traumas posiblemente de por vida, se ve hundido y necesita salir del pozo, sin recibir la atención de quienes sí consiguien sus hazañas y salen indemnes para contarlas.

Aparte de ella, aparece en los primeros episodios Mike Colter como Luke Cage, dueño de un bar en el barrio, que también tiene poderes que es reacio a usar, y que en el futuro tendrá su propia serie también en Netflix. Además, tenemos a una periodista de éxito, amiga de Jessica desde la infancia, y a Carrie-Anne Moss, la Trinity de 'Matrix', al borde de los 50, haciendo de abogada lesbiana que le pasa trabajo a Jessica en ocasiones, papel que en el cómic original era un hombre. Pero seguramente lo más memorable será el villano de la serie, el doctor Zebediah Kilgrave, alias Purple Man, capaz de controlar los actos de otras personas simplemente con su voz, causante de las desgracias de Jessica, y que ahora vuelve a acosarla. Interpretado por el ex Doctor Who escocés David Tennant, deja a un lado la piel violeta del personaje del cómic para pasarse aquí al reverso tenebroso como malo principal, con gran éxito.

Es una serie que a pesar de estar rodeada de un océano de "mundo secundario ficticio", como lo llamaría JRR Tolkien, puede verse sin conocimiento previo del universo Marvel, y es más, para quien no le vaya demasiado el asunto de los superhéroes, hay que decir que es un proyecto con muy poca carga de ese tema, centrándose más en la humanidad de unos personajes que viven sus poderes como fuente de desgracias en lugar de habilidades con las que salir adelante. De hecho, a medida que pasa la serie, esta se convierte cada vez más claramente en una metáfora extendida sobre los traumáticos entresijos de una relación abusiva, la de Jessica y Kilgrave, contada a través de los tropos típicos de los héroes con superpoderes, y en este punto a muchos les puede parecer que se les da gato por liebre. Como hemos dicho, tras 'Daredevil' y Jessica vendrá 'Luke Cage', después 'Iron Fist', para continuar la saga televisiva de personajes entrelazados con 'The Defenders'. Esto no ha hecho más que empezar.