martes, 10 de marzo de 2015

Powers

playstation.com/en-us/explore/playstation-plus/powers/
-Estreno: 10 de marzo de 2015, PlayStation Network
-Drama, 45 minutos, 2 temporadas, 20 episodios.
-No renovada.

-Más gente que se pone a hacer series de ficción, capítulo 815: esta vez, PlayStation Network. Como lo oyen. La Play ya no solo vale para jugar o ver pelis, sino que ahora también se meten a producir series. Y su primer proyecto es una de superhéroes basada en la saga de cómics del mismo nombre, que se llevan publicando desde el año 2000. En realidad, es más una mezcla (o quiere serlo) de superhéroes y tono policiaco del llamado "hard-boiled", es decir, con raíces en el cine negro, pero de mayor violencia, con detectives duros y con defectos, y con diálogos basados en frases cortantes y afiladas. En un mundo donde gente con poderes y personas normales coexisten, Powers es una división de la policía de Los Ángeles que se ocupa de delitos relacionados con los primeros. A su frente está un detective que tuvo poderes antes, Christian "Diamond" Walker, pero que luego los perdió, así que ese trauma, que se manifiesta en barba de varios días y corbata desastrada, es el que en otros detectives clásicos sustituye, o acompaña, a la bebida, o a la mujer fatal, o a la infancia difícil, o a un fracaso profesional significativo. La serie no tiene episodios individuales con monstruitos de la semana, sino una única trama continua, que se centra en la posibilidad de adquirir, perder o modificar los poderes, para lo cual abundan los experimentos, a veces fallidos, y las sustancias prohibidas que hacen las veces de drogas que erradicar del mercado. Hay que decir que por un lado, a pesar de ser un proyecto para una empresa de videoconsolas, no se corta con las muertes y torturas violentas, los tacos en el lenguaje, e incluso con el contenido sexual, aunque no demasiado explícito (se sugiere, por ejemplo, que hay gente aficionada a chupársela a algunos superhéroes porque eso da subidón, e incluso se rumorea que eso trasmite poderes, en pequeñas dosis). Sin embargo, por otro lado, con frecuencia la serie resulta un poco cutre en su resultado visual (muchos de los juegos de la videoconsola quedan más convincentes, la verdad), lo cual reduce bastante el impacto final. El resultado es una mezcla que en general no llega a lo que se propone, pero con algún punto bueno.