miércoles, 7 de diciembre de 2016

Shut eye

hulu.com/shut-eye
-Estreno: 7 de diciembre de 2016, Hulu.
-Drama, 45 minutos, 1 temporada, 10 episodios.

-A pesar de ser una plataforma de "streaming" a lo Netflix en lugar de una cadena convencional de televisión, Hulu solía emitir sus series al viejo estilo, es decir, estrenando un solo episodio cada semana. Con esta serie he intentado la otra forma, que es colgarlos todos a la vez, y que el usuario sea quien vea cada uno cuando quiera y pueda. 'Shut eye' trata sobre una pareja, Charlie y Linda, de timadores especializados en la lectura de cartas, o de bolas de cristal, o de adivinaciones varias, en diversos locales legales en California. El problema es que todo ese negocio está dominado por una mafia gitana, y la pareja, blanca, formada por un exmago y una exstripper, ambos de Las Vegas, se debaten entre el agachar las orejas y pagar la extorsión o pasar de todo y empezar a arponear incautos por libre. Como planteamiento, es lo suficientemente original, pero la ejecución final es menos satisfactoria. Los gitanos, obviamente lejos de ser rumberos a la española con cassettes de Camela en el loro, son de navaja fácil y venganza sanguinaria (la matrona del clan está interpretada por Isabella Rosellini), y la trama se complica con un extraño suceso por el que Charlie, tras un golpe en la cabeza, oye unas voces que a veces le hacen pensar que sí que tiene un don adivinatorio. En ocasiones resulta un peculiar híbrido de drama, comedia y violencia extrema que debería funcionar mejor de lo que resulta, sobre todo por la acumulación de subtramas menos interesantes, como la típica del adolescente rebelde que da más problemas que otra cosa. Jeffrey Donovan, ex de 'Burn notice' y de la segunda temporada de 'Fargo', queda bastante bien como el timador con su corazoncito a veces y con la cabeza fría y en su sitio, pero lo mejor de la serie es su esposa (KaDee Strickland) haciendo de hembra con arrestos, que no hace ascos a encamarse con alguna tía buena, y cabreada porque Charlie ya no es un hombre como antes era. Irregular pero original.