domingo, 10 de abril de 2016

Dice

sho.com/sho/dice/home
-Estreno: 10 de abril de 2016, Showtime
-Comedia, 28 minutos, 1 temporada, 6 episodios.
-Renovada.

-Ningún cómico sin su serie donde interpreta una versión ficcionalizada de sí mismo y con parte de su nombre en el título (de entre las tres posibles opciones, Andrew Dice Clay ha elegido aquí la segunda). Lo único nuevo en esta propuesta suya es que no es un apocado judío neoyorquino, sino un machote judío neoyorquino, con un acento que no quedaría fuera de sitio en una de mafiosos. Con sus gafas de Elvis tardío, sus patillas y chupa de cuero de rockabilly (y tupé cuando tenía el pelo suficiente, recordemos que Clay fue Ford Fairlane en 1990), ha basado su personaje cómico en ser un brutote machirulo, abusón y ególatra, que mete la pata continuamente debido al alcohol, el juego, las pibas o su obsesión por el lenguaje genital, y nunca se disculpa por nada. Sin embargo, una de las reglas de la "autocomedia", por así llamarla, es que tienes que "autohumillarte" y ser tú quien tenga defectos de los que otros se rían. Pero claro, tampoco pueden ser defectos muy gordos, que estropeen tu imagen pública de verdad. Y así, aquí Clay ofrece desde el principio la disculpa de que su personaje cómico es eso, un personaje cómico, y que él en realidad, aunque un tanto testosterónico, es en realidad un oso de peluche por dentro, amigo de sus amigos, leal y abierto, que cuando la fastidia luego la arregla aunque sea de forma indirecta. Rodada y ambientada en Las Vegas, que desde luego le pega, tiene cameos en abundancia de gente conocida, a veces interpretándose a sí misma, y en general, no resulta el mejor ejemplo de este tipo de comedia, pero tampoco el peor, aunque hay algún episodio, como el segundo, donde Adrien Brody se dedica a seguir a Dice imitando sus gestos para preparar un papel, que puede tener su punto.