martes, 12 de enero de 2016

Shadowhunters

shadowhunterstv.com/
-Estreno: 12 de enero de 2016, Freeform.
-Drama, 41 minutos, 2 temporadas, 33 episodios.

-Freeform no es un canal nuevo, sino la nueva denominación de lo que hasta ahora era ABC Family. El cambio se hizo porque con lo de "family" en el título la gente se pensaba que era algo básicamente para niños o abuelitos, cosa que, dentro de las limitaciones de las cadenas en abierto, no ha sido verdad, e incluso han tenido alguna que otra serie bastante estimable. Como su primer proyecto con nuevo nombre está esta adaptación basada en una saga de novelas juveniles de fantasía, creada por Cassandra Clare, publicadas desde 2007 (también hay cómics, relatos cortos y una película de cine germanocanadioense, 'City of bones', hecha en 2013), en las que seres como los vampiros, los ángeles, los hombres lobo y los demonios son reales y pululan por Nueva York. Y por Chernobyl también. El día de su decimoctavo cumpleaños, Clary Fray (Katherine McNamara) se entera de que ha vivido toda su vida protegida del secreto de que ella es una "cazadora de sombras" con la capacidad de destruir los seres malignos que a veces atacan a los humanos (o "mundanos", como se los llama aquí), con ayuda de unas espadas luminiscentes mezcla de Tolkien y George Lucas. Pero a partir de ahora todo esto va a cambiar cuando Clary se ponga a enfrentarse al submundo, en compañía de su amigo el mundano Simon, de los cazasombras Jace, Alec e Isabelle y de varios amigos, enemigos y ambas cosas a la vez. Poco a poco se va construyendo y poblando un mundo secundario un poco más amplio, entre lo molón a veces y lo ridículo otras, con unos efectos visuales que resultarían pobres diez años antes y mucha posturita adolescente-veinteañera. Varios de los personajes están delineados de una forma un tanto comiquera, como por ejemplo la protagonista, Clary (menudita, pelirroja, ojos verdes), el pagafantas Simon (gafotas, ojos y pelo marrones, abdominales cuando se quita la camiseta) o Jace el cachas rubio y de ojos dorados. También está Isabelle, la dominatrix morenaza, aficionada a los modelitos ajustados, los tacones y el látigo, y que es lo mejor de la serie, a la que añade un toque de postureo, sexualidad y diversión mientras los demás andan muy serios cumpliendo sus misiones en busca de Copas Mortales y diversos otros objetos o personajes. Y no faltan runas y tatuajes. Muchos tatuajes y runas. Ni tampoco cuadrángulos amorosos. Serie B para pasar el rato, que en televisión también existe.