lunes, 25 de enero de 2016

Lucifer

fox.com/lucifer/
-Estreno: 25 de enero de 2016, Fox.
-Drama, 42 minutos, 2 temporadas, 35 episodios.
-Renovada.

-Pues resulta que está el diablo (el de verdad, el fetén, Belcebú, Lucifer, Luzbel, Mefistófeles, Satanás, Maradona no juega) todo aburrido en el infierno, y cuando por fin decide encarnarse y bajar (o mejor subir, ¿no?) a la Tierra, ¿a qué decide dedicarse? A adoptar acento británico y a investigar crímenes en Los Ángeles junto a una pibona rubia y de ojazos azules. El subgénero de las parejas de polis de grandes diferencias entre sí es prácticamente tan grande como el propio género policiaco, pero aquí se han lucido, la verdad. Y eso que la cosa nace de un personaje del respetado cómic 'Sandman', de Neil Gaiman, que luego tuvo su propio spin-off, pero al final el toque sobrenatural no eleva el material resultante más allá de otro tropo típico de los polis del cambio de milenio, que es algún tipo de dote hipersensorial (y todo esto al día siguiente de estrenarse la décima temporada de 'Expediente X'). Aquí se supone que Luci (en serio, hay quien lo llama así, en concreto un ángel negro que se le aparece de vez en cuando con ganas de agarrarlo por las orejas y llevárselo pa casa a collejas otra vez), nombre completo Lucifer Morningstar, no es malvado, sino que como la historia la escriben los vencedores, pues le han puesto una leyenda negra que no se puede quitar de encima. Él el único poder que tiene, aparte de la inmortalidad, que viene muy bien en los ghettos californianos, es sacarle a la gente los deseos más íntimos que llevan dentro, por el simple procedimiento de preguntarles directamente cuáles son los deseos más íntimos que llevan dentro. Y solo por eso Papá se cabrea con él. Pero por alguna razón, la poli rubia (la supermona Lauren German) es inmune a eso, lo cual hace que Luci se interese aún más por ella. En fin, que tras dulcificar a piratas, vampiros, hombres lobo y demás, que no son malos, es que los han dibujado asín, ahora también toca sentir un poco de simpatía por un diablo que incluso va al psicólogo. Cualquier día lo hacen con Hitler también. Lo más molón de la serie al final va a ser lo mucho que ha pasado la gente de que tenga éxito una petición contra ella por parte de la muy conservadora American Family Association. El propio Gaiman ha recordado cómo hace 25 años también le intentaron boicotear 'Sandman' por sus personajes gays y transexuales, cerrando su zasca con un "me pregunto si se han dado cuenta de que aquella vez tampoco funcionó".