viernes, 27 de noviembre de 2015

South of hell

wetv.com/shows/south-of-hell
-Estreno: 27 de noviembre de 2015, WE TV
-Drama, 39 minutos, 1 temporada, 8 episodios.
-No renovada.

-¿Alguien se acuerda de Mena Suvari, la rubia de los pétalos de rosa en 'American beauty'? Bueno, pues su carrera después de aquello no ha sido para tirar cohetes, y además de lo que buenamente ha ido pillando en cine y televisión ha ido viviendo principalmente de ser modelo para Lancôme. Ahora tiene 36 años, se le empieza a arrugar el cuello, y para una serie donde la contratan como protagonista, la cadena que la emite se fía tan poco del proyecto que la echa toda seguida en la misma fecha, EXCEPTO el último episodio, que solo se puede ver en iTunes. El panorama televisivo está cambiando y evolucionando a marchas forzadas, pero ve uno cada cosa que es un auténtico despropósito. La serie en sí es una especie de mezcla entre 'El exorcista' y 'Dexter', donde Suvari interpreta a María Abascal, una echadora de cartas de día y cazademonios por la noche que vive, lógicamente, en el sur profundo de Estados Unidos, con su regusto franco-criollo-español antes de que llegaran los yanquis a blanquearlo todo. Cuando la llaman para exorcizar a gente que muerde las mejillas de los telepredicadores de carpa de circo ambulante, le sale de dentro su propia mezcla de espíritu cabrón y hermana gemela malévola, llamada Abigail (lo cual la convierte en Abigail Abascal, muy aliterativo todo), a la que podemos distinguir por su mala leche, sus dientes podres y sus lentillas color fosforito. Junto a ella está en el negocio su hermano David en plan guardaespaldas en el trabajo y metomenlíos fuera de él, que se está quitando de las drogas. También está el padre de ambos, líder de su propio culto, y también hay un cura negro vestido de alzacuellos, y hasta aparece Lauren Vélez, que era la capitana María LaGuerta en 'Dexter'. La conexión con esta última serie viene no solo por ella, sino también por el "showrunner" James Manos jr, y por el hecho de que 'South of hell' está narrada con voz en off al estilo de lo que hacía el famoso patólogo de Miami, aunque con mucho menos acierto e ironía. La serie es un tanto desastrosa, la verdad, a pesar de que está Eli Roth de productor ejecutivo, no da miedo ni susto, los efectos son muy cutres e incluso ni llega a los 40 minutos por episodio.