lunes, 1 de junio de 2015

Unreal

mylifetime.com/shows/unreal
-Estreno: 1 de junio de 2015, Lifetime
-Drama, 43 minutos, 2 temporadas, 20 episodios.
-Tercera temporada en 2017.

-A veces, de donde menos se espera puede salir una serie que por una razón u otra acaba descollando, al menos hasta cierto punto, de las demás. 'Switched at birth', 'Jane the virgin' o incluso en lo suyo 'Gravity Falls' son prueba de ello en canales como ABC Family, The CW o Disney. Con 'Unreal', Lifetime se apunta un tanto al hacer esta serie que trata sobre el lado oscuro de los concursos de citas y solteros ricos, donde por debajo de las rosas, las joyas y el romanticismo de cuento de hadas hay una realidad mucho menos edificante de manipulación, falsedad y sueños rotos. Las dos grandes protagonistas de la serie son Constance Zimmer como la fantásticamente llamada Quinn King, productora del concurso y zorra sin sentimientos de mucho cuidado, y Shiri Appleby como Rachel Goldberg, una licenciada en estudios sobre la mujer, que va a los rodajes con camisetas rollo "This is what a feminist looks like", y que a pesar de odiar este tipo de programas resulta que se le da como nadie el conseguir que las concursantes se porten como la productora quiera a base de conocer sus debilidades vía informe psicológico y de un innato sexto sentido para las inseguridades, sobre todo las del tipo de mujer que se presentaría a un programa así. ¿Que hace falta que la villana del concurso pierda los nervios? Rachel se encarga. ¿Que hace falta que la tímida ruja un poco? Rachel se encarga. ¿Que esto está quedando muy soso y hace falta una pelea de gatas? Rachel se encarga. ¿Que hay que conseguir etiquetar como sea a las concursantes? Aquí viene Rachel con los carteles de villana, desesperada o virgen casta y pura. En sí son claramente dos personajes a su vez muy exagerados e incluso manipulados desde el guion también, de forma que toda la serie podría verse como un ejercicio "meta" sobre la televisión dentro de la televisión que termina usando todos los trucos sucios que critica a la vez que se los desvela al espectador, aunque a todo esto la cocreadora de la serie, Sarah Gertrude Shapiro, ha dicho que lo retorcido de 'Unreal' está completamente basado en lo que pasa en realidad en estos programas, y que los concursantes sufren un proceso de edición y montaje, en ambos sentidos de la palabra, que no pueden controlar de ninguna manera. Porque además de las neuras de las propias concursantes, también al otro lado de las cámaras pasa lo suyo, con la productora liada con su jefe, el ex de Rachel pululando por allí, y sobre todo un famoso petardazo que la Rachel protagonizó la temporada anterior del concurso, harta ya de hipocresías, y que casi la lleva a la cárcel. La primera temporada es digna de verse, pero a partir de segunda ya la cosa de desmelena demasiado.