viernes, 10 de abril de 2015

Daredevil

marvel.com/tv/show/216/marvels_daredevil
-Estreno: 10 de abril de 2015, Netflix
-Drama, 52 minutos, 2 temporadas, 26 episodios.
-Renovada.

-El Universo Cinemático Marvel (MCU) continúa extendiendo sus tentáculos, y esta vez llega a Netflix, con su ya clásico formato de 13 episodios estrenados todos a la vez en la misma fecha. El personaje elegido en esta ocasión es el del abogado Matt Murdock, que se quedó ciego a los 9 años de edad, que de día es picapleitos y de noche superhéroe de identidad oculta y máscara negra (ya veremos cómo se llega al uniforme rojo más tarde). La serie nos presenta a Murdock al inicio de su carrera de abogado, cuando aún está montando su diminuto bufete junto a un solo colega de la universidad. Su frustración con los crímenes cuyos autores quedan impunes y sus problemas para controlar sus impulsos lo convierten en un vengador nocturno partidario de usar la violencia y la tortura cuando la ley no alcanza, asunto complicado por su fe católica. Las escenas de acción son brutales y al grano, aunque no se pueden comparar en espectacularidad con las películas del MCU hechas para el cine, y la mayor duración en comparación con las cadenas en abierto (unos 10 o 15 minutos más por episodio) se emplea sobre todo en hacer las conversaciones más largas y cuidadas. La trama es continua, no de casos de la semana, y se centra en la lucha de varios mafiosos rivales (rusos, chinos, japoneses, el comiquero Wilson "Kingpin" Fisk) por controlar el submundo delictivo del barrio neoyorquino de Hell's Kitchen. Murdock intenta impedirlo tanto en su guisa de justiciero, con frecuentes peleas a puño limpio contra varios esbirros, como en su papel público de abogado, para lo cual cuenta con la ayuda del otro abogado, de un periodista, de una enfermera (Rosario Dawson nada menos) y de la primera cliente del bufete (interpretada por Deborah Ann Woll, la pelirroja de 'True blood', cuyo novio en la vida real es invidente también). En un subgénero aún en plena expansión televisiva, la crítica norteamericana ha llamado a esta serie la mejor del MCU hasta ahora, citando entre otras cosas su tono oscuro y realista, incluyendo escenas de lluvia tras los cristales de su destartalado pero bien situado ático casi en desuso. A pesar de ello, y de la insistencia en que Murdock/Daredevil es una persona normal y sin poderes, se sigue la tradición comiquera de poder hacer casi sin problema todo lo que necesite en escenas de acción, incluyendo cosas imposibles de llevar a cabo para un ciego de verdad, así que en el fondo da igual si tiene habilidades especiales o no (aunque su capacidad de ser una especie de "máquina de la verdad" al detectar determinadas inflexiones en la voz al menos resulta relevante).