martes, 17 de marzo de 2015

iZombie

cwtv.com/shows/izombie
-Estreno: 17 de marzo de 2015, The CW.
-Drama, 42 minutos, 2 temporadas, 32 episodios.
-Tercera temporada desde abril de 2017.

-The CW es un canal tan obsesionado con la belleza juvenil que tras emitir series donde antiguos monstruos, como los vampiros o la bestia de 'La bella y la bestia' son guapos y guapas de pasarela, ahora hacen lo mismo nada menos que con los zombies. Porque a ver por qué no van a poder tener ellos los mismos derechos que sus primos. Hay que decir, sin embargo, que la serie está basada en un cómic anterior (llamado 'I, zombie'), pero el producto es perfecto para The CW: se coge algo que está triunfando en otras cadenas o en la cultura popular en general, se pone a una niña mona al frente (niña mona de veintipico años) y se lo reempaqueta para adolescentes. El procedimiento tiene su método: ya que su producción se dirige a jóvenes que pasan más tiempo ante la tele que por ahí de fiesta con los colegas más populares, los personajes principales de todas estas series derivadas de exmonstruos se ven reinterpretados como personas marginadas por razones que no fueron culpa suya y faltos de comprensión y afecto por parte del resto de la sociedad, incluyendo sus propias familias.

En el caso concreto que nos ocupa, Olivia es una joven doctora, dedicada y con novio, que un día en una misteriosa fiesta en un barco se ve atacada por zombies (o lo que quiera que sean) y tras ser dada por muerta resucita en la playa. A partir de ahí, su aspecto y personalidad cambian, se la ve toda demacrada, ojerosa y emo-gótica, y deja el hospital y a su novio para trabajar en una morgue. ¿La razón? Que allí tiene acceso a los cerebros de los muertos que van llegando, que ella se come camuflados entre fideos, como si fueran gambas. Eso no es todo, sin embargo, porque resulta que cuando se come los cerebros, es capaz de acceder a los recuerdos de la persona que se está merendando, incluyendo las cosas que el fallecido supiera hacer, como hablar otros idiomas, por ejemplo. Añadiendo a esto que ya está muerta (o no-viva, o como sea el concepto), y es mayormente inmune a las balas, pues resulta una persona ideal para resolver entuertos policiales. De forma que en realidad lo que tenemos es una peculiar mezcla de cómic (cuya estética se usa en los créditos de la serie y en las viñetas de cambio de escena), serie post-adolescente y procedimental policiaco con investigador de poderes peculiares. Alrededor de Olivia están otros médicos e investigadores, y su entorno familiar, formado por la madre, el hermano, la compañera de piso y el ex, ninguno de los cuales conoce su secreto y que siguen extrañados y preocupados por el cambio que ha dado su vida y que atribuyen a depresiones o estado de shock por lo de la fiesta. La protagonista, Rose McIver, lleva el papel con brío, y la serie en general es una curiosa variación de los omnipresentes zombis de hoy en día, aunque según vayan pasando los episodios se difuminará la novedad y se acabará pareciendo a muchas otras series.

1 comentario:

Tanausú Vilches aka Moonwalker dijo...

Creo que la serie es fresca y promete tener momentos brillantes si se le da el espacio y el tiempo para desarollarla. Sin duda tiene el sello de Rob Thomas, creador de otra delicia televisiva injustamente maltratada como fue Veronica Mars.