miércoles, 7 de enero de 2015

Hindsight

vh1.com/shows/hindsight/
-Estreno: 7 de enero de 2015, VH1.
-Drama, 41 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-No renovada.

-VH1 solía ser un canal de vídeos musicales que en algún momento amenazó con convertirse en rival de la MTV, hasta que llegó YouTube y dejó a ambos obsoletos. Y con 'Hindsight' se marcan una serie que más parece una excusa para revivir todos esos vídeosingles que tienen por ahí almacenados: el día en el que la protagonista, Becca (Laura Ramsey) se va a casar por segunda vez, entra en un ascensor y se ve de repente transportada a veinte años antes, o sea, 1995. Ace Of Base, Alanis, The Cranberries, 'Groove is in the heart', Spin Doctors, la canción esa de U2 donde es The Edge el que canta... Da igual que no estemos en un bar o en una fiesta o que tenga que sonar un radiodespertador, los éxitos del momento no paran en la banda sonora. Entre temazo y temazo, Becca debe decidir si va a usar la oportunidad para tomar decisiones diferentes a las originales, a lo cual ayuda que precisamente el día al que se ve transportada es el de su primera boda. Sabiendo que salió mal ¿se casará otra vez e intentará cambiar lo que fue mal, o directamente plantará a su primer marido? La cosa se complica por el hecho de que el que va a ser su segundo marido en el futuro es un amigo de la infancia, majete, seguro, con empleo, buen chaval... pero que no la pone mucho. O sea, lo que llevan las tías diciendo toda la vida. Sin embargo, el primer marido era un australiano artista con coleta y abdominales con el que echaba los mejores polvos de su vida. Hmmm, ¿qué hacer? Sin embargo, aparte de los maridos pasados y/o futuros, lo que Becca echa más de menos era a su mejor amiga de toda la vida, con la que se agarraba borracheras y se iba de locuras por ahí. Obviamente, ella se convierte en la primera a la que Becca le cuenta todo esto de que ella viene del futuro, la otra dice que mmbueno que mmvale y que carpe diem y que qué peli nos llevamos del videoclub (¡cintas VHS!) pa ver esta noche. Es una comedia romántica amable y sin mucho mordiente, donde el pasado tampoco es que esté recreado muy llamativamente ni con gran nostalgia (una chupa cuero, un gorro rosa post-grunge y ya), y donde tampoco es que se explore mucho lo que puede hacer Becca con su conocimiento de quién va a ganar las elecciones, por ejemplo, al estilo 'Regreso al futuro'. Entre coñas sobre los buscas y America On Line, la cosa transcurre placenteramente hasta que suena la siguiente canción del 'Now! 30'.