domingo, 5 de marzo de 2017

Chicago justice

nbc.com/chicago-justice
-Estreno: 5 de marzo de 2017, NBC.
-Drama, 42 minutos.

-2012: 'Chicago fire'. 2014: 'Chicago PD'. 2015: 'Chicago Med'. 2017: 'Chicago justice'. Cuando se estrenó la segunda de estas series, bromeé diciendo que algún día todas las series de la NBC ocurrirían en el mismo universo de ficción, y aquella chanza cada vez se va haciendo realidad más y más. Las cuatro series hermanas ocurren a la vez en el mismo espacio-tiempo, y con mucha frecuencia los personajes de una aparecen en las otras, mezclando bomberos, policías, doctores, enfermeros y ahora abogados y fiscales. Tanto es así que el hermano pequeño se presentó en sociedad en un "crossover" de dos horas de duración cuyo primer tercio es oficialmente el episodio 5x15 de 'Fire', el segundo el 4x16 de 'PD' y el tercero el estreno de 'Justice', con personajes de 'Med' apareciendo por entre medias. La trama, como puede imaginarse, se inicia con un incendio, concretamente en un edificio medio abandonado donde resulta que se juntaba gente a hacer fiestas más o menos ilegales. La catástrofe resultante obliga a intervenir sucesivamente a los elementos de seguridad, médicos, policiales y judiciales de la ciudad para aclarar el caso, con total probidad y profesionalismo. Si los tres hermanos mayores ya eran de por sí una versión pulida y producida en cadena de sus respectivos subgéneros, 'Justice' lo es aún más, ya que esta última resulta en casi todo un clon de 'Law and order', una franquicia anterior que durante casi ya tres décadas, cinco spin-offs y más de mil episodios en total, lleva desde 1990 produciendo caso tras caso de la semana, a menudo basados en sucesos reales, eficientemente resueltos. Además, sin ningún disimulo, el protagonista de 'Justice', llamado Peter Stone, es hijo de uno de los principales personajes del 'Ley y orden original', y hay varios secundarios que retoman sus papeles con el mismo nombre y personaje de hace años, lo cual significa que todo está concebido para ocurrir en el mismo universo ficticio, solo que ahora en Chicago en lugar de Nueva York. Es toda una maquinaria perfectamente engrasada, sin sorpresas, que produce comida fácilmente digerible del sabor exacto que esperas recibir.