miércoles, 8 de febrero de 2017

Legion

fxnetworks.com/shows/legion
-Estreno: 8 de febrero de 2017, FX.
-Drama, 43 minutos.

-Cuanto más se extiende la marea de las ficciones sobre superhéroes, menos se parecen a las historias más clásicas de superhéroes, y este es uno de los ejemplos más extremos vistos hasta ahora. Legion, alias de David Haller, es un personaje del universo Marvel, planeta X-Men, creado en los años 80, y en ese rinconcito oficialmente licenciado juega esta serie, creada por Noah Hawley, autor también de la adaptación televisiva de 'Fargo'. Legion es posiblemente uno de los mutantes más poderosos nunca vistos en este universo, pero en el momento en el que nos lo encontramos es un treintañero que lleva toda la vida cargando con un diagnóstico erróneo de esquizofrenia, y los últimos años además con un problema de adicción a las drogas. Cuando los X-Men le echan el guante se descubre que tiene grandes poderes de telepatía y telequinesis, que no comprende, que no sabe usar y que a veces se le disparan solos en momentos de ira o tensión extrema. La serie es la historia de cómo Haller se descubre a sí mismo, usando esos mismos poderes, tanto para controlarlos como para revisar su vida entera a la luz del descubrimiento, en lo que viene a ser un viaje psíquico a su interior. En lo formal, 'Legion' usa una estética un tanto retro-futurista, con toques de diseño sesentero mezclados con pantallas y ordenadores modernos, un poco al estilo a veces de 'La naranja mecánica', y todo el tema de los encuadres de cámara y los efectos visuales están muy medidos y son bastante sofisticados, acercándose a veces al arte y ensayo. Además, en el apartado del sonido, las influencias principales son cosas como The Who, Serge Gainsbourg, los primeros Pink Floyd (uno de los personajes llega incluso a llamarse Syd Barrett) o la psicodelia más tripi. El resultado es una serie de gran belleza estética, pero que quizá no acabe de llegar del todo a aquellos que prefieran ver a sus superhéroes haciendo superheroicidades continuamente, aunque sí a los que busquen algo más revisionista y con mayor atención a la construcción de personajes. Es una serie donde hay mucha imaginería de flashbacks alucinógenos, recuerdos distorsionados, estados hipnóticos y exploración cerebral que le dan un toque de rompecabezas que resolver y de sensación de no saber qué es lo real de verdad a menudo, lo cual no es del agrado de todo el mundo, así que es una serie que requiere un poco de paciencia, empezando por el episodio piloto de 67 minutos. Dan Stevens, superada su fase 'Downton Abbey', hace un papel muy currado, prestando mucha atención a los tics de (posible) enfermo mental, pero sin llegar a pasarse. Junto a él están la mencionada Syd Barrett (Rachel Keller), cuyo "poder" es que si te toca se cambia la mente contigo, o Lenny Busker (Aubrey Plaza), un personaje que originalmente iba a ser un varón de mediana edad, pero que luego ha acabado interpretado por una sarcástica morena de 32 años, sin retocarse el diálogo, dejándolo andrógino, fluido e indefinido, e interpretado con influencias de David Bowie. Y quizá esto sea lo que mejor defina el meollo de la serie: la épica aventura de adentrase dentro de uno mismo y explorar lo que significan la memoria, la personalidad y la enfermedad mental. En resumen, si te gustó lo que Hawley hizo con el 'Fargo' de los Coen, convirtiéndolo en su propio bicho, esa es la mentalidad con la que hay que venir a 'Legion'.