sábado, 22 de octubre de 2016

Dirk Gently's Holistic Detective Agency

bbcamerica.com/shows/dirk-gentlys-holistic-detective-agency
-Estreno: 22 de octubre de 2016, BBC America
-Drama/comedia, 1 temporada, 8 episodios.
-Renovada.

-Basada en la serie de novelas de Douglas Adams, autor también de 'Guía del autoestopista galáctico', DGHDA es un serie de detectives completamente diferente a lo que se pueda haber visto nunca. Alternativa, a ratos paródica, a ratos iconoclasta, con mucha "silliness" británica, y siempre con una nueva locura ocurriendo a la vuelta de la esquina, está llena de energía, surrealismo, excentricidad y cosas que no tienen mucho sentido a veces más allá del de epatar al espectador. Esto significa que a algunos les encantará y a otros les parecerá una chorrada insufrible. Nuestro personaje de entrada en este mundillo es Todd Brotzman, un mindundi que trabaja de botones en un hotel y que empieza a notar cosas raras a su alrededor, algunas simplemente extrañas, como ver a un doble suyo vestido de drag queen en un pasillo, y otras bastante desagradables, como un asesinato en el hotel. Elijah Wood es quien da vida a este personaje, un actor ya desde Frodo o 'Wilfred' bastante acostumbrado a encarnar a personajes normalitos tirando incluso a apocados a quienes les empiezan a ocurrir cosas raras, como anillos únicos de poder o perros que les hablan con acento australiano. Aquí se acaba encontrando con Dirk Gently, un joven delgaducho, saltarín y verborreico que se autodenomina "detective holístico" y que tiene métodos bastante peculiares de "interconexión cósmica" a la hora de ponerse a desfacer entuertos. Intentar describir el resto de los personajes y el tono de la serie llevaría más tiempo que ver el primer episodio, y este es uno de esos casos en los que se sabe desde el principio si esto es algo que te va a llamar o no te va a hacer tilín especial, lo cual además se complica porque una serie norteamericana rara vez le encuentra el punto a una obra de origen británico. Solamente decir que Adams trata a sus extraños personajes con afecto más que como objetos de los que reírse, así que quien se haya sentido alguna vez como un bicho raro, quizá se encuentre a gusto aquí, al menos un rato, junto al alocado Dirk.