domingo, 16 de octubre de 2016

Berlin station

epix.com/series/berlin-station
-Estreno: 16 de octubre de 2016, Epix.
-Drama, 53 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Renovada.

-Epix es el nuevo jugador en la partida de cartas en la que participan como pesos pesados HBO o Showtime, por ejemplo. Es un canal por cable "premium" que habiendo empezado como videoclub de películas de éxito, ahora se lanza a la producción propia, con 'Graves' y esta 'Berlin station' como sus primeras series. La primera de ellas toca el tema de la sátira política, y la segunda la del espionaje con toques de la Guerra Fría, trasladado ahora a la Guerra Contra el Terror, así, con mayúscula. En una capital alemana ahora ya no presentada como triste, oscura y llagada por el famoso muro, como antaño, sino como tan hedonista y fiestera que uno de los personajes se quiere ir de allí antes de que su hijo llegue a la edad universitaria, se desarrolla una historia de secretos, traiciones, cruces de agentes, conspiraciones, tráfico de armas, affairs sexuales y planes de atentados terroristas que a ratos recuerda un tanto a las temporadas justo anteriores de 'Homeland', con la que no va a coincidir en antena. Daniel Miller, un agente estadounidense de padre militar destinado en Europa y madre alemana (interpretado por Richard Armitage, Thorin en 'El hobbit') es el protagonista que trabaja en la embajada de su país, y como ha sido de todo antes (analista de la CIA, agente de campo, veterano de guerra), pues está siempre en el centro de todo. La trama comienza con un personaje estilo Edward Snowden, cuyos "wikileaks" particulares parecen centrarse mucho en las actividades americanas en Alemania, y claro, se lo pinta enseguida como el malo de la película. Es una serie que a veces recuerda a la recomendable 'Rubicon', que duró una sola temporada en AMC, concretamente en el hecho de que a menudo estaba más interesada en las consecuencias que el desgaste de una vida así causa en los personajes que en la misión en sí, tratada muchas veces como un macguffin secundario que ya se resolverá por su propio peso. En este sentido, esta estación berlinesa está plagada de actores (y actrices) especialmente bien dotados para expresar varias emociones en un mismo gesto, como Richard Jenkins, Michelle Forbes, Rhys Ifans, Leland Orser o incluso Tamlyn Tomita, quitándose a menudo su máscara de impenetrabilidad oriental. Esto por un lado es bueno si te gustan las cosas con matices y con atención a los detalles, pero a otros les ralentizará demasiado la acción. Hay que avisar desde el principio que esto no es 'Misión imposible', así que las escenas de acción son de escasas a inexistentes, aunque el hecho de estar rodada en la propia Berlín hace de la ciudad un personaje más y le da una atmósfera especial.