viernes, 23 de septiembre de 2016

Van Helsing

syfy.com/vanhelsing
-Estreno: 23 de septiembre de 2016, Syfy.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 13 episodios.

-"'The walking dead' con vampiros" podría ser la manera más rápida de definir a esta serie, lo cual es lógico si lo primero que se sabe de ella es el título. Lo que pasa es que dicha persona no es el Abraham van Helsing de la novela 'Drácula', ni siquiera el de la película con Hugh Jackman, sino su hija Vanessa (¿Van van Helsing, por lo tanto?), que ha resucitado en pleno siglo XXI y cuya sangre es capaz de revertir el vampirismo. Todo esto se encuadra en el marco de un acontecimiento apocalíptico: un volcán erupciona a lo bestia en el parque de Yellowstone, llevándose por delante no solo al oso Yogi, sino a toda la luz solar en el hemisferio norte. Esto hace que salga a la superficie una raza de vampiros que estaba ahí agazapada, y que ya no deben temer al astro rey, a campar a sus anchas. Y no, no tienen la pinta de efebos adolescentes de piel brillante, sino de bestias descrebradas mezcla de chupasangres, zombis y licántropos. Eso los que corretean por la calle, porque por encima de ellos hay una pareja de "antiguos" de aire conspiranoico, ruso con perilla y pelirroja cañón, que cualquier máster de 'Vampiro: La Mascarada' podría convertir en hoja de personaje en cero coma (yo me inclino por Ventrue y Toreador, respectivamente, por ahora). ¿La única esperanza? Vanessa, obviamente, que comienza la serie comatosa en un hospital, donde ha acabado abarricándose el pelotón de marines que había venido a llevársela justo antes de verse rodeados de monstruos, dándole a todo un opresivo aire a lo saga 'Alien'. La serie, creada por Neil LaBute, un escritor y guionista de tono a menudo violento y cruel en sus obras, cumple en el apartado del "gore" sangriento, y de los sustos repentinos, y esconde bastante bien el hecho de que SyFy no tiene un presupuesto como para tirar de efectos especiales durante 42 minutos a la semana. De hecho, el comienzo es un tanto enigmático y se tarda hasta tres episodios en explicar dónde encajan todas las piezas.