jueves, 22 de septiembre de 2016

Notorious

abc.go.com/shows/notorious
-Estreno: 22 de septiembre de 2016, ABC.
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-No renovada.

-'Notorious' es una serie con un síndrome de falta de atención tan grande que parece que quiere tratar de todo a la vez: noticias, abogados, asesinatos, escándalos, cuernos matrimoniales, comedia romántica... Según se ha anunciado, está "basada" en dos personas reales, el abogado defensor Mark Geragos y la productora del programa de noticias 'Larry King Live'. Y en efecto, esos son los personajes principales de la serie: ella es una rastreadora de noticias sensacionalistas tan superdotada en su empleo que con un móvil y unos tacones es capaz de servir en bandeja programón tras programón a su jefa, presentadora estrella, que solo aparece por allí cuatro minutos antes de empezar la emisión, mientras su juguete sexual (negro, cachas) se recupera en el camerino. Él, por su parte, se supone que está al servicio de quien sea el cliente que quiera evitar algún escándalo público (e incluso se le da un apellido armenio para ver si se pega algo del tirón del caso OJ Simpson, cuya serialización televisiva acababa justo de barrer en los Emmys), pero por la otra en realidad está ojo avizor para pasarle carnaza a la productora, siempre y cuando se presente en pantalla de una manera beneficiosa para su representado. Ambos tienen relaciones complicadas con otra gente al empezar la serie, pero está claro que ambos están destinados no a acabar juntos, sino a que el público lo desee fervientemente. Y es que tanto Piper Perabo (antigua chica 'Bar Coyote') como Daniel Sunjata irradian guapura y "star power" televisivo. Alrededor de ellos hay un maremágnum de cosas que ocurren tan a toda leche que yo creo que el episodio piloto ha debido de batir algún tipo de récord por vueltas de tuerca dadas en 42 minutos. Hay jueces pillados con prostitutas, inocentes viandantes atropellados por famosos que se dan a la fuga, políticos posando en camiseta sudista, hijos del jefe que debutan en la redacción intentando ser más cabritos que nadie, y seguro que me dejo varias cosas más, mientras los dos protas hacen su trabajo, el de la poli, el de los médicos y hasta el de sus subalternos sin parar ni para ir al baño, a pesar de lo cual la mayoría de las veces el programa solo queda listo para empezar treinta segundos antes del comienzo, y aun así todo se cambia sobre la marcha a base de pinganillo. La verdad es que habría una estupenda serie, hecha en plan serio, sobre las relaciones entre la ley y los medios de comunicación (y la mencionada 'American crime story' lo reflejó con bastante tino hace unos meses), pero en este caso el brilli-brilli se prefiere al rigor y se pasa de largo completamente ante las repercusiones morales de lo que hacen los protagonistas, dado lo adorable de sus sonrisas, y también del hecho de que aquí todo el mundo quiere chantajear a todo el mundo. Viniendo de la ABC, cadena casi canibalizada ya por el estilo Shonda Rhimes, el tono ya suena a conocido: relájate los jueves por la noche a base de meterte en esta montaña rusa y no hagas preguntas.