lunes, 5 de septiembre de 2016

Harley and the Davidsons

http://www.discoveryuk.com/shows/harley-and-the-davidsons/
-Estreno: 5 de septiembre de 2016, Discovery Channel.
-Drama, 82 minutos, 3 episodios.
-Miniserie.

-En la particular guerrilla que Discovery Channel mantiene con la cadena History por encontrar pequeños episodios de la Historia norteamericana que convertir en miniserie con la inestimable ayuda de sus expertos en diseño de producción e investigación de época, llegamos aquí a los inicios de la marca de motocicletas Harley Davidson. Comenzando en 1903 y llegando hasta los años 30, la serie es básicamente un "infomercial" de cuatro horas del que la propia empresa en la vida real se ha mostrado bastante satisfecho, con solo quejas menores en torno a la falta de presencia de uno de los tres hermanos Davidson involucrados en el desarrollo. La trama está contada de una forma bastante directa, funcional y sin alharacas, sin desarrollar mucho los personajes aparte de notas como "el apasionado", "el vendeburras" y "el McGyver" del grupo. Las madres y esposas no tienen mucha cabida, y el foco apunta mayormente sobre los chalados de la familia y sus locos cacharros, con escenas que siempre acaban de una de dos formas: o con un éxito histórico en el avance tecnológico del motociclismo, o con el nuevo chisme prendiéndose fuego. Lo mismo ocurre con las escenas de carreras, que son seguramente lo mejor de la serie, a veces porque de verdad parecen pioneros de documental en blanco y negro, poniendo su vida en peligro por un futuro mejor para todos (y económico para sí mismos) y otras porque la cosa se asemeja más bien a los dibujos animados de Pierre Nodoyuna y el perro Patán. Entre el reparto, para los espectadores de ojo avizor y frikismo afilado, hay dos fichajes procedentes de 'Juego de tronos', a saber: el holandés Michiel "Daario Naharis" Huisman, y el inglés Robert "Ned Stark de joven" Aramayo. Sin embargo hay quien ha sugerido que el auténtico protagonista de esta serie no es ninguno de los actores, sino el Indomable Espíritu Americano, que recompensa a los atrevidos y a los que no abandonan, no solo con el éxito y la fama, sino también con "biopics" como esta, donde todo el mundo conoce el final y se viene a ver triunfar a tu caballo favorito con victoria garantizada. Porque no creo que nadie tenga dudas sobre si la compañía que comenzó llamándose Davidson-Harley llegó a triunfar en algún momento o no. Y en gran parte, es cierto: Bill Harley y los hermanos Davidson luchan contra sus rivales (pintados como los villanos malvados de cada carrera), fabrican motos cada vez más grandes, y cuando llegan las guerras mundiales contra europeos y japoneses de allende los océanos, encuentran la manera de contribuir patrióticamente a la victoria de su bando... y del mercado libre. En fin, una serie que da lo que promete: motos y motores de principios del siglo XX y los chiflados que se atrevían a montarlas.