lunes, 13 de junio de 2016

BrainDead

cbs.com/shows/braindead/
-Estreno: 13 de junio de 2016, CBS.
-Drama, 43 minutos, 1 temporada, 13 episodios.
-No renovada.

-Solo un mes después de emitirse el último episodio de 'The good wife', tenida como la mejor serie hecha en Norteamérica por una cadena en abierto durante su generación, sus creadores, el matrimonio Robert y Michelle King, estrenaron esta otra mezcla de géneros con bastante menos éxito: si 'The good wife' intentaba mezclar política con drama legal, aquí se trata de política (otra vez) e invasión alienígena, nada menos. Para ser una serie sobre temas muy serios, TGW ('La buena esposa') a menudo tenía momentos cómicos brillantes (y otros en los que su comedia creía ser brillante pero no lo era), y aquí los King echan una dosis extra de sátira que a algunos les parecerá muy entretenida y a otros un pastiche difícilmente fumable. Estamos en Washington DC, en la primera mitad de 2016, cuando Hillary Clinton y Donald Trump, entre otros políticos, ayudantes, esbirros, lacayos y comentaristas de uno y otro bando, dicen tantas marcianadas por la televisión que parecen haber sido poseídos por algo o alguien de otro planeta. Bien, pues esa sensación de la población general en el mundo real se toma aquí en serio (para tomarse el mundo real en broma, si se me sigue el razonamiento), y en efecto, el típico meteorito estilo 'Expediente X' caído en Rusia, del que salen unas hormigas que se le meten a la gente por una oreja y le sacan el cerebro por la otra, es el causante de extraños cambios de comportamiento entre los congresistas estadounidenses durante una de esas crisis parlamentarias donde nadie se pone de acuerdo, se pasan los plazos para aprobar presupuestos y se acaba cerrando el gobierno hasta nueva orden. En medio de todo este mejunje, 'BrainDead' sigue como protagonista principal a una "outsider" del submundo político, que se ve arrastrada al capitolio obligada por las deudas, por su fracaso como documentalista, y por su padre, senador demócrata. A través de su primer empleo de poca monta, la muchacha se entera de lo del meteorito, empieza a notar cambios extraños en la gente (sonreír con beatífica felicidad, quedársete mirando fijamente, explicar las cosas con las mismas palabras unos que otros, escuchar sin parar la ochentera canción 'You might think', de The Cars) y poco a poco va desenredando el ovillo, o enredándolo más aún, en una extraña mezcla de parodia política que a veces ni siquiera resulta más extraña que la realidad. Para hacerse una idea del tono baste recordar que uno de los senadores republicanos de la trama está interpretado por Tony Shalhoub, veterano de 'Men in black', así que, sin llegar a ese descoque, se puede hacer uno una idea de por dónde van las hormigas.