lunes, 30 de mayo de 2016

Roots

roots.history.com/
-Estreno: 30 de mayo de 2016, A&E, History, Lifetime
-Drama, 4 episodios, 90 minutos cada uno.
-Miniserie.

-La televisión estadounidense era muy diferente en 1977. En enero de aquel año, una miniserie sobre la esclavitud negra en el país, basada en la novela escrita por Alex Haley sobre sus propios antepasados, era considerada por su propia cadena, la ABC, un desastre en potencia tan grande que se emitió a toda prisa en ocho días consecutivos. Se temía que en los tiempos en los que la tele, noticias aparte, era entretenimiento para no calentarse la cabeza, el tema aquel tan escabroso del llamado "pecado original" de toda una nación fuera a espantar a los televidentes. El resultado fue el opuesto: fue un exitazo de crítica y público que fue cogiendo carrerilla e importancia de acontecimiento social durante toda la semana, y para cuando se emitió el último episodio, treinta y seis millones de personas estaban haciendo lo mismo todos a la vez: ver en directo qué le pasaba al bisnieto de Kunta Kinte. Esa 'Part VIII' es aún hoy, y probablemente lo sea ya siempre, el tercer episodio de ficción más visto en la historia de la televisión norteamericana. Después, hubo un par de secuelas e incluso un "spin-off" sobre otra de las primeras protagonistas, hasta llegar a este "remake" emitido a la vez por las tres cadenas que colaboraron en su producción (A&E, Lifetime y History). 'Raíces' cuenta la historia de cuatro generaciones de esclavos negros en Estados Unidos, comenzando por el mandinka Kunta Kinte, capturado en la actual Gambia en 1767 y trasladado tras un viaje de tres meses a las costas de Maryland, entonces aún colonia británica. Allí sufre todo tipo de ignominias, que ya nos son familiares a todos a través de libros, documentales, grandes producciones como 'Lo que el viento se llevó' e incluso otros productos de ficción recientes como 'Doce años de esclavitud', 'Underground' o 'The book of negroes'. Se suceden durante los cien años siguientes plantaciones, latigazos, mansiones de película, dramáticos intentos de fuga, violaciones interraciales, capataces sádicos, dos largas guerras luchando junto a blancos contra blancos y (en este caso) un papel importante jugado por las peleas de gallos. Kunta, su hija Kizzy, el hijo de esta, George, y el hijo de este, Tom, se van sucediendo entre penurias y brevísimos momentos menos tristes, unidos todos por el momento, pasado de generación en generación, en el que cada nuevo bebé es elevado al cielo con gran orgullo para que vea "lo único más grande" que él. Desde que Haley escribió su novela en 1976, se ha descubierto que no era tan fidedigna a la realidad como él decía, pero aún así es sin duda un momento muy importante en la intrahistoria de las relaciones raciales en Estados Unidos, y esta versión acierta a la hora de poner la historia al día para la generación de YouTube y 'Juego de tronos': es más sangrienta, contada más rápidamente y sin momentos contemplativos, y con gran despliegue visual. Se muestra que los negros en África no eran angelitos pacíficos, sino que se hacían cosas igual de crueles o peores sin ayuda de rostros pálidos, y tampoco se convierte a los blancos ni en caricaturas ni en excepciones de santidad (el Tom Lea hecho por Jonathan Rhys-Meyers es un buen ejemplo). En cuanto al reparto, hay gotitas de famosos como Laurence Fishburne de narrador, Forest Whitaker como esclavo violinista, o Anna Paquin aprovechando el acento sureño que aprendió para 'True Blood', pero el peso lo llevan jóvenes promesas o veteranos más o menos reconocibles de los platós televisivos. En total no llega a las nueve horas, y es una de esas cosas que merece la pena hacer un hueco para ponerse un día o dos y vérsela entera.