martes, 2 de febrero de 2016

American crime story

fxnetworks.com/shows/american-crime-story/episodes
-Estreno: 2 de febrero de 2016, FX.
-Drama, 52 minutos, 1 temporada, 10 episodios.
-Segunda temporada en 2018.

-Esta serie resulta un crisol de varias tendencias en la televisión estadounidense reciente: por un lado, las llamadas "antologías", o series en las que cada temporada es algo totalmente diferente de la anterior, con una historia autoconclusiva propia que se cierra al final de sí misma, aunque todas retengan un nexo común entre sí, como si fueran novelas de la misma colección. Por ejemplo, 'Fargo' o 'True detective', o 'American horror story', dos de cuyos responsables, Ryan Murphy y Brad Falchuk, también lo son de la serie que ahora nos ocupa. Por otro lado, está el interés por los crímenes auténticos. En este blog no hemos hablado de ellas, porque no son productos de ficción sino documentales, pero dos de las cosas más recomendables que se pueden ver de entre las últimas producciones gringas son 'The jinx' y 'Making a murderer', series documentales de varios episodios de duración en torno cada una de ellas a un asesino real, y que precisamente porque todo lo que cuentan sucedió de verdad, enganchan como raras veces lo llega a hacer una ficción tecleada sobre mesas de guionista, y que no carecen en su manera de contarlas de trucos profesionales del gremio para estirar el interés. Incluso podría señalarse, para los muy "hardcore" del género (y del entender bien el inglés) el "podcast" 'Serial', que ha logrado un seguimiento de culto a base únicamente de audio, y que también documenta un caso real sin necesidad de imágenes, a lo emisora de radio antigua. Y por último, está la tendencia de los proyectos con la palabra "American" en el título, desde concursos como 'American idol' hasta animaciones como 'American dad!', pasando por una gran serie como 'The Americans' o un título casi clavado al de esta otra, como es 'American crime' a secas.

Al hablar de esta última serie ya dijimos que cuando se pone la palabra "American" en el título se intenta dar una idea de trascendencia especial de lo que se cuenta, de que lo que se está viendo no es una simple trama más o menos entretenida, sino que se está haciendo con la intención de reflejar como espejo más o menos deformante la esencia principal de todo el país. En 'American crime' uno de los ingredientes que la hacían "American" es el tema racial, y eso también lo recoge ahora su prima 'Crime story'. La primera temporada (o el primer volumen) de esta serie, subtitulada 'The people versus OJ Simpson' trata sobre el famoso jugador de fútbol americano y luego cómico y actor, que fue juzgado por el asesinato de su exesposa y un amigo de ella en 1994. Fue un caso que tuvo en vilo a todo el país y parte del extranjero, agolpando a decenas de millones de espectadores ante los televisores en horario de oficina, viendo todo en tiempo real en la época pre-'Gran hermano', e incluso vino a caer en medio del momento álgido de los "thrillers" judiciales de los 90, tanto en novela como en cine, del estilo de John Grisham, por ejemplo. La serie comienza no con nada que tenga que ver directamente con el caso (al menos en principio), sino con otro famoso momento de la historia reciente de Estados Unidos, que fue el apaleamiento del ciudadano negro Rodney King a manos de varios policías blancos en California en 1992 y los violentos disturbios que siguieron a la exoneración de sus autores por un jurado exclusivamente blanco. El caldo de cultivo provocado por este incidente sin duda influyó en el asunto Simpson, consistente en el asesinato de dos personas blancas (ella guapa, rubia y de ojos azules) presuntamente por un hombre negro, rico, famoso, popular y con antecedentes de violencia que se intentaron ocultar. Uno de los momentos más importantes del caso fue cuando sus abogados consiguieron cambiar el lugar del juicio para así evitar otro jurado cien por cien blanco, y también jugó un papel importante el que uno de los policías blancos relacionados tuviera antecedentes violentos contra detenidos negros. El resultado del juicio no debería ser considerado "spoiler", pero por si alguien no lo sabe, lo dejamos aquí sin revelar, que para eso están los intertubos.

Además, es un caso que en vez de olvidarse con el tiempo parece que se empeña en añadir nuevos ingredientes al caldo incluso décadas después: el abogado de Simpson era Robert Kardashian, padre de las ahora archifamosas-por-ser-famosas hermanas Kim, Khloe y Kourtney, y de hecho en el primer episodio aparece el momento (auténtico) en el que Simpson estuvo a punto de suicidarse en el dormitorio de Kim (entonces de 14 años de edad) durante una visita al abogado antes de ser detenido. Además, la serie llegó a las pantallas en plena polémica por la justicia o no de las nominaciones a los Oscars de 2015, demasiado carentes de actores no de raza blanca, tanto que varios actores negros boicotearon la gala. Para remate, uno de los pocos actores negros en ganar un Oscar, Cuba Gooding jr, que empezó en el cine con historias de negros marginados en guetos californianos, es quien interpreta a OJ aquí. Todo esto hace que ya de por sí, e incluso antes de verse una sola imagen de la serie, esta haya adquirido una dimensión de acontecimiento importante. Una vez vista, hay que decir que está hecha muy competentemente, que deja que sea la propia historia real la que dirija la trama y cree el interés, y que está contada de forma tan sencilla que parece una serie "de tele de las de antes", por así decir, cosa que aquí es una ventaja. Ha recibido las mejores críticas vistas en mucho tiempo, excepto quizá por la actuación de John Travolta como otro de los abogados de Simpson, pero a cambio brilla con luz propia el personaje de Johnnie Cochran (Courtney B Vance), el abogado negro que logró convertir el juicio en un referéndum sobre el racismo de la policía de Los Ángeles en lugar de un simple caso de asesinato con muchas pruebas incriminatorias y en principio de abrir y cerrar fácilmente. También es digna de mención Sarah Paulson como Marcia Clark, la encargada de la acusación que ve cómo el circo a su alrededor la va superando sin remisión posible. Por otra parte, ya se ha anunciado que la segunda temporada/"crime story" versará sobre el huracán Katrina.