domingo, 3 de enero de 2016

Bordertown

fox.com/bordertown
-Estreno: 3 de enero de 2016, Fox.
-Animación, 21 minutos, 1 temporada, 13 episodios.
-No renovada.

-Creada por dos de los responsables de 'Family guy' ('Padre de familia'), 'Bordertown' es un proyecto que llevaba desde 2013 en fase de desarrollo, pero a quien la carrera electoral estadounidense para las presidenciales de noviembre de 2016 vino a traer maná publicitario del cielo, en concreto debido al controvertido candidato republicano Donald Trump y su extravagante promesa no solo de construir una muralla que separe por completo México de Estados Unidos (más de 3000 kilómetros de frontera), sino que además los mexicanos paguen su construcción. 'Bordertown' tiene lugar en un lugar ficticio, muy poco sutilmente llamado Mexifornia, y los protagonistas principales son dos familias vecinas casa con casa, los Buckwald blancos y los González "marrones", que es como algunos llaman en Norteamérica a los latinos. El patriarca de los Buckwald, Bud, es agente de inmigración, de los de pedir papeles en la frontera y partidario de echar a todos los ilegales del país, y el de los González, Ernesto, es un jardinero afable y trabajador, o sea que ya se ve desde el principio que la sutileza no es una prioridad en esta serie. Además, habrá la inevitable complicación de que una de las hijas de una familia se enamore de uno de los hijos de la otra. A partir de ahí, y con un primer episodio centrado en una histórica votación sobre una nueva y más restrictiva ley de inmigración, la serie reparte tortazos sarcásticos a diestro y siniestro a ambas familias, razas y grupos de topicazos centenarios. Porque si eres racista con todos entonces no eres racista con nadie, se supone, y además es una serie con una gran cantidad de personal hispano trabajando en ella en términos de guionistas y actores de voz. Así que el debate está servido: ¿es hacer chistes sobre los tópicos raciales lo más racista que se puede hacer, o la demostración más definitiva de que el problema está superado sin que nadie deba molestarse? Todo esto además del tema de la libertad de expresión, claro. La crítica está muy dividida al respecto, algunos considerándola valiente, valiosa y rompedora (entre ellos un periódico californiano en lengua inglesa), y otros tratándola como un conjunto de bromas de mal gusto, a lo cual hay que añadir el historial anterior de uno de sus creadores, Seth MacFarlane, un veterano de la comedia arriesgada en sus temas, si no siempre en su finura, sí en su polémica. Al final, no fue renovada, y Trump ganó las elecciones.