lunes, 26 de octubre de 2015

Supergirl

cbs.com/shows/supergirl/
-Estreno: 26 de octubre de 2015, CBS.
-Drama, 45 minutos, 2 temporadas, 42 episodios.
-Tercera temporada en octubre de 2017.

-Antes de que la gente se canse de superhéroes, o de que haya tantos que no se pueda seguir a todos, no puede faltar canal, productora o videoclub por internet que no tenga su ración de superpoderes, y la última en apuntarse (por ahora) es la cadena con más audiencia en Estados Unidos, la CBS, con esta Superchica (que no Supermujer, como ya se verá durante en el primer episodio). Llevada por los mismos autores de 'Arrow' y 'The Flash' en The CW, 'Supergirl' apuesta por el lado más luminoso y casi alegre de la experiencia superheroica, en lugar de por el oscuro y torturado por las responsabilidades: al fin y al cabo se trata de una rubia veinteañera de rostro tímido y soñador que anda por ahí volando en una minifalda de animadora que, por lo que sea, nunca le provoca "disfunciones de vestuario". Por dar algún detalle más, Supergirl es un personaje creado para los cómics en 1959, cuando su primo carnal, Superman, ya llevaba más de dos décadas en los quioscos. Comparte con él su trauma original (destrucción de su planeta, muerte de sus familias, viaje interestelar a un lugar iluminado por un beneficioso "sol amarillo"), sus superpoderes (volar, fuerza extraordinaria, invulnerabilidad excepto a la kryptonita procedente de su planeta natal), y su crianza inicial como jóvenes modestos de campo, que no hacen gala de sus habilidades excepto en casos extremos de peligro a gente cercana (evitando accidentes, principalmente), siempre a escondidas y sin alardear en público. Todo ello para luego para acabar mudándose a la gran ciudad (Metrópolis él, National City ella) a trabajar en un periódico, de incógnito como gente tímida y apocada tras unas gafas que no necesitan.

En el caso de esta versión, además, se le ha dado una carga feminista casi con F mayúscula muy poco disimulada: no solo hay una conversación al respecto del nombre de la heroína, que ella misma mantiene con su jefa y autora del hashtag de Twitter que lo originó (interpretada por Calista Flockhart), sino que los temas de salir del anonimato, alcanzar el máximo de tu potencial y demostrar al machito de turno que las tías lo pueden hacer igual de bien abundan en todo el metraje. Incluso se cambia el inicio de la historia, haciendo que Kara, la prima, fuera mayor en edad que Kal-El, el primo, y que en principio fuera ella la destinada a protegerlo a él al llegar ambos a la Tierra, ya que él era solo un bebé y ella ya una chica más crecida, de unos 13 años terrestres. El problema es que la cápsula de Kal-El llegó antes, el chaval se desarrolló físicamente, y para cuando Kara alcanzó nuestro planeta, sin haber envejecido nada, él ya había salido del armario (o mejor dicho de la cabina de teléfono) como Superman. Este retoque aumenta ese tono reivindicativo de mujer cuyo destino en la vida ha sido usurpado por un hombre, sin culpa de ninguno de los dos, y que añade una dificultad extra al cometido de ella, que es el de labrarse su propio futuro al lado de (cuando no en competencia contra) su equivalente masculino. En este sentido, en definitiva, los guiones son bastante poco sutiles al respecto. La serie ha sido bien recibida, sobre todo la actriz protagonista, Melissa Benoist, que encuentra un equilibrio perfecto entre la ratoncita tímida, la rebelde ocasional ante las injusticias que observa y la joven animosa que por fin desea superar sus limitaciones. Sin embargo, hay por ahí potencial para el desastre, en forma de posible triángulo amoroso entre ella, el informático y el fotógrafo del periódico, un tal James Olsen, por si los habituales de Superman lo pillan. Hablando de lo cual, tampoco faltan en la serie guiños para los conocedores del universo supermanero, como por ejemplo la identidad de los actores que interpretan a los padres adoptivos de Kara, y otros detalles que ya aparecerán más adelante. Por demás, en la serie habrá una trama continua en torno a un grupo de fugados de una superprisión espacial que han acabado llegando a la Tierra, como ella y su primo, y que también tienen poderes. Y por último, mencionar que aunque se dijo al principio que Superman no aparecería en esta serie, y de hecho no se pronunciaba ni su nombre, quizá por cuestiones de copyright, o quizá para redoblar la apuesta por la independencia de una heroína por sí misma, sin ayuda masculina, al final no se pudo resistir la tentación