viernes, 9 de octubre de 2015

Red Oaks

amazon.co.uk/Red-Oaks-Season-1/dp/B00MU41GL6
-Estreno: 9 de octubre de 2015, Amazon.
-Comedia, 2 temporadas, 20 episodios.
-Última temporada en 2018.

-Cuando se habla del cine de los años 80, a menudo lo primero que se viene a la cabeza son cosas como Stallone contra Schwarzenegger, 'Regreso al futuro', los gremlins, 'Top gun', las sagas de terror con Jason y Freddy Kruger, la 2 y la 3 (luego rebautizadas como la 5 y la 6) de 'Star Wars', Indiana Jones, Robocop, 'Blade runner', etc... Pero fuera de Estados Unidos, en ese tipo de recuerdos siempre suelen quedarse en segundo plano muchas de aquellas películas para adolescentes y sobre adolescentes como 'El club de los cinco' ('The breakfast club'), 'Dieciséis velas', 'La mujer explosiva' ('Weird science'), 'El club de los chalados' ('Caddyshack'), o 'Todo en un día' ('Ferris Bueller's day off'), donde jovenzuelos hormonados se enfrentaban a sus ritos de paso al mundo adulto entre bikinis rosa chicle, gafas de sol y travesuras varias con final feliz.

Es precisamente de ese tipo de películas de donde proceden estos 'Robles Rojos' que es el nombre de un club de tenis donde seguimos a varios personajes durante el verano de 1985. El principal es David, un joven de 20 años que empieza como segundo instructor del club, y con quien están relacionados casi todos los demás: sus padres judíos que quieren que sea buen chico y sea contable de mayor, su amigo cachondete, aparcacoches y vendemarías, el presidente del club, que no le quita ojo a los empleados, su hija (que obviamente va a molarle a David), y sobre todo el superior directo de David, un ex tenista profesional de origen turco que ahora es un caradura chulillo y ya barrigoncete que se dedica más a ligar con las clientas que a servir y restar. Todos ellos representan un tipo diferente de arquetipo cómico que se dedica a complicarle la vida de una manera u otra a David, un chaval callado, formal y tímido, y con quien el espectador ha de identificarse. Hay que decir, sin embargo, que no es una comedia alocada estilo 'Los Albóndigas en remojo' ('Up the creek'), por citar otro título ochentero, sino que es más relajado en el tono, casi una dramedia. No ocurre así en la afición de esta serie a dejar a las protagonistas femeninas en topless, no obstante, para asombro y/o regocijo de sus sedientos pretendientes. Además, justo para cuando ya parece que ha cogido el carril de convertirse en su propio proyecto, separado de sus influencias originarias, en episodios siguientes le da por adoptar ochentadas de toda la vida como una trama sobre dos personajes que se encuentran viviendo dentro del cuerpo del otro, u otra como el famoso día que sales a tomarte algo y aquello se te va de las manos en plan bola de nieve absurda, como ocurría por ejemplo en 'Jo, qué noche' ('After hours'), un atípico Scorsese de 1985. Nostalgia aparte (para quien tenga edad de recordar aquellos años y aquel género concreto de películas), resulta agradable, pero no de visionado esencial.