lunes, 21 de septiembre de 2015

Life in pieces

cbs.com/shows/life-in-pieces/
-Estreno: 21 de septiembre de 2015, CBS.
-Comedia, 21 minutos, 1 temporada, 22 episodios.
-Segunda temporada desde octubre de 2016.

-Esta "vida en trozos" es una telecomedia sobre una pareja septuagenaria y sus tres hijos adultos que a su vez tienen sus propias familias o ligues, cuya originalidad formal consiste en que cada episodio consta de cuatro escenas diferentes protagonizadas cada una de ellas por una de estas familias. En realidad, cualquier telecomedia está construida de esa manera, con su A-story, su B-story, su C-story, etcétera, que a menudo se entrelazan y resuelven juntas al final del episodio, solo que aquí, en lugar de "ocultar" que así es como está construido formalmente cada episodio, se dejan esos andamios al aire para que se vean. Por ejemplo, en el modelo en el que se mira esta serie, que es seguramente 'Modern family', podemos tener a Gloria y Jay de compras, a Phil y sus hijos de viaje, y a Mitchell y Cameron preparando una fiesta, y eso serían las historias A, B y C, que luego se verá que guardan relación unas con otras al final. Aquí se hace lo mismo, pero rotulando todo "primera historia", "segunda", etc. Al final no acaba siendo nada revolucionario, y todo sabe a la misma tortilla de patatas de toda la vida, solo que deconstruida. En fin, los personajes de esta familia extendida son los padres ya mayores, una chica casada y con tres hijos, un chico casado y con su primer bebé, y otro chico más que empieza a salir con novia nueva. El primer episodio está lleno de momentos importantes en la vida de cada componente: como hemos dicho hay un bebé nuevo en una de las familias, y el soltero acaba de ligar, pero también es el 70º cumpleaños del patriarca, y los hijos de la hija respectivamente van a la universidad, tienen su primera regla y aprenden qué personajes de su vida infantil no existen en realidad (Papá Noel, el conejo de pascua, el ratoncito Pérez, Dios...). El reparto está bien (Dianne Wiest, Josh Brolin, Colin Hanks, entre los nombres más conocidos), los guiones están trabajados, y la comedia familiar bien hecha puede ser muy disfrutable. Falta ver ahora si se llega al nivel de la mencionada 'Modern family' o si, como demuestra el hecho de que este año no ganaran el Emmy a la mejor comedia por primera vez en cinco años (en favor de 'Veep'), el momento dulce de las risas en familia se ha pasado un poquito.