jueves, 24 de septiembre de 2015

Heroes reborn

nbc.com/heroes-reborn
-Estreno: 24 de septiembre de 2015
-Drama, 42 minutos, 1 temporada, 13 episodios.
-No renovada.

-En febrero de 2010 se emitió el 79º y hasta entonces último episodio de 'Heroes', una serie con una gran primera temporada, que en su momento jugó un importante papel en la gran invasión de gente con superpoderes que estamos sufriendo más que disfrutando ahora en pantallas grandes y pequeñas, pero que luego fue perdiendo calidad a raudales hasta dar más pena que otra cosa. Cinco años más tarde, a pesar de que nadie en realidad la echaba de menos, llegó esta continuación que tenía pinta de contener varios de los principales errores y pocas de las mejores virtudes de la serie. Por recordar lo básico, en este universo estamos en un mundo en el que gente hasta entonces normal empieza a descubrirse habilidades y poderes en mayor o menor grado, como la capacidad de leer la mente, o volar, o regenerar sus heridas o incluso viajar en el tiempo. Algunas de estas personas salen buenas, otras malas, y los humanos "normales" del medio reaccionan con aprensión y preocupación ante lo que sus congéneres con habilidades pueden llegar a hacer. Durante cinco temporadas hubo varias amenazas a la existencia del mundo, y otra nueva se repite aquí, que habrá que desmontar con la ayuda de varios personajes en varias tramas diferentes que irán convergiendo. En principio, por poco interés que hubiera por un renacimiento, la idea de hacer una miniserie limitada, de solamente 13 episodios, no parecía mala idea: bien pensada y construida, sin perderse por meandros de meses y meses de episodios interminables, podría quedar tan bien como un bloque de cómics corto y compacto. Si funciona, se puede hacer otra, y si no, pues al menos has llenado tres meses de parrilla hasta las navidades.

Y fue lo segundo lo que ocurrió: hay demasiados personajes (una de las cosas que acabó derribando el edificio original), con el agravante de que casi ninguno de ellos resulta especialmente interesante, y desde luego ninguno hay con el tirón carismático de los mejores de la primera hornada. Por mucho que se le haya olvidado a uno de qué iba en realidad cada amenaza de cada temporada, en el recuerdo fácil quedan la animadora texana de cuya salvación dependía el mundo, su padre el de las gafas sesenteras, la pareja de japoneses viajeros en el tiempo, el político volador, el poli fondón que podía leer la mente de la gente o el narrador y geneticista indio, e incluso uno de los principales villanos, Sylar el robapoderes. Aquí, nadie queda tan memorable, y los momentos principales de la miniserie es cuando aparecen en escena cuatro de esos héroes originales. La trama, por si interesa, habla de un acontecimiento catastrófico estilo 11-S que desencadenó definitivamente una caza pública del "evo" (los "evolucionados"), y de la lucha de un grupo de personajes en principio inconexos entre sí por averiguar la verdad de lo que ocurrió, quién estuvo detrás en realidad (se sospecha, cómo no, de una oscura corporación multinacional) y cómo, obviamente, salvar el mundo, otra vez. Hay un luchador de máscara mexicana, hay un chaval adolescente con poderes que no controla, otro par de japoneses que se pueden meter en un videojuego, etcétera, pero no fue suficiente para levantar la franquicia de nuevo.