martes, 30 de junio de 2015

Zoo

cbs.com/shows/zoo/
-Estreno: 30 de junio de 2015, CBS.
-Drama, 43 minutos, 2 temporadas, 26 episodios.
-Tercera temporada en verano de 2017.

-Cuando se habla de escritores de best-sellers internacionales, los primeros nombres que suelen venir a la mente son Ken Follett, Dan Brown o John Grisham, pero otro que no les va a la zaga (y que de hecho fue el primer autor en vender un millón de e-books de una de sus obras) es James Patterson, un estadounidense al borde de los 70 años de edad responsable de varias sagas de éxitos de ventas. Uno de sus otros libros "sueltos", digamos, es el que se adapta en esta teleserie, y su punto de partida es bastante simple: ¿qué pasaría si de repente los animales, tras milenios de dominación de la especie humana sobre ellos, se rebelaran contra ella? La acción comienza en dos lugares, Botswana y Los Ángeles (una jungla de verdad y otra de asfalto), donde los leones, reyes de la selva y todo eso, comienzan a atacar a seres humanos con mucha mayor frecuencia de lo normal, en África en su hábitat natural a los turistas de los safaris (sean con armas, sean fotográficos) y en California, desde la cautividad de sus zoos, a sus cuidadores, visitantes e incluso, cuando escapan, a la gente en general. Lógicamente, hay una razón para todo esto, pero lógicamente también, no se va a revelar de salida, aunque los dos protagonistas de cada trama enseguida conciben diferentes teorías. En Botswana, el director de uno de los proveedores de safaris, hijo de un famoso biólogo ya fallecido, cree que una de las exageradas teorías evolutivas de su padre puede revelarse ahora como cierta. Mientras, en América, una periodista y bloguera de causas perdidas sospecha de la alimentación vendida a los zoológicos por una poderosa multinacional. Tanto la idea como la novela como la serie anuncian desde el primer momento de qué van y su tono de historia fácil, atrapante y veraniega hecha por profesionales competentes, así que resulta fácil saber rápidamente si uno se quiere subir al jeep o no. Las secuencias con animales están manejadas con bastante destreza, pero con eso me refiero a que hay mucha cámara temblorosa, mucha música estresante, mucho primer plano de actor asustado actuando ante nadie real, y mucho montaje de efectos en el momento decisivo, confiando en que sea el espectador el que rellene mentalmente lo que falta. Obviamente no se puede rodar todo en realidad por el peligro que supondría para los actores y los animales, y también por la dificultad de que estos hicieran exactamente lo que se necesita para cada toma. Desde luego, la serie ha debido de mantener ocupados a varios especialistas del gremio de la actuación animal y de los creadores de efectos de bichos varios, y también está bastante bien escondido que Botswana está en realidad rodada en Louisiana. En un verano en el que además ha vuelto 'Parque Jurásico' a los cines, esta novela puede haberse publicado en 2012, pero de repente parece que sea 1993 otra vez.