viernes, 5 de junio de 2015

Sense8

netflix.com/WiMovie/80025744
-Estreno: 5 de junio de 2015, Netflix.
-Drama, 60 minutos, 1 temporada, 13 episodios.
-Segunda temporada en mayo de 2017.

-'Sense8' es una serie de ciencia ficción hecha por los creadores de 'Babylon 5' (J Michael Straczynski) y de la saga 'Matrix' (Andy y Lana Wachowski), aunque seguramente una referencia más válida para acercarse a este proyecto sea 'El atlas de las nubes', la película que los Wachowski hicieron con Tom Tykwer en 2012. La historia trata sobre ocho veinteañeros (los "sensates", pronunciado "sénseits", del título) de diferentes lugares del mundo, que un día comienzan a sentir una especie de visiones, alucinaciones o ensoñaciones que unen a unos con otros con cada vez más intensidad. Estos ocho personajes son un policía de Chicago, una disc-jockey islandesa que vive en Londres, un conductor de autobuses en Nairobi, una ejecutiva surcoreana, un actor español que trabaja en una telenovela mexicana, una estudiante de farmacia hindú en Mumbai (antes Bombay), un delincuente de una mafia eslava que revienta cajas de caudales en Berlín y una bloguera transexual de San Francisco. Este último personaje está especialmente influido por uno de los creadores de la serie, Larry Wachowski (ahora Lana), que se hizo un cambio de sexo en 2008. Este fenómeno les ocurre por una razón que es mejor no destripar aquí, pero sí se puede decir que estas ocho personas, a medida que van entendiendo mejor lo que les pasa, también se ven afectadas por otros dos personajes que sí saben de qué va el rollo y que actúan con propósitos opuestos respecto al octeto. La serie está rodada siempre que es posible in situ en cada uno de los lugares originales, y resulta visualmente impresionante, como corresponde a la filmografía anterior de sus creadores. Los diálogos, por otra parte, digamos que no son lo mejor, y desde luego no es una historia que facilite mucho su comprensión a quien la ve. Las cosas no se explican mucho al principio, o casi nada, y se espera del espectador que pase por el mismo estado de confusión inicial, de atar cabos mentalmente y de hacerse teorías más o menos acertadas a medida que va transcurriendo la historia. ¿Por qué el policía de Chicago cree oír en el piso de al lado la música que está pinchando la DJ en Londres en ese momento? ¿Por qué una gallina keniana de repente asusta a alguien en Corea? ¿Por qué los ocho tienen la misma visión de una misteriosa rubia madura (Daryl Hannah) vestida de blanco? ¿Por qué de repente alguno de los personajes es capaz de hacer algo en que otro de ellos es un experto? ¿Y por qué los responsables de la serie son tan aficionados a hacer épicos montajes musicales?

El haberse estrenado en Netflix, con su ya conocido modelo de ofrecer temporadas completas de un tirón, puede ser de gran ayuda en este sentido, ya que es una historia que se beneficia de poder verse si no toda seguida, al menos sí en poco tiempo, en lugar de esperar 12 semanas (y un especial navideño de dos horas de duración) a acabarla. La trama, aparte de una típica lucha de bien contra el mal y de un grupo heterogéneo unido en resistencia contra un poder corrupto, trata también sobre temas políticos, filosóficos, sexuales, religiosos y de conexión humana a nivel planetario: de búsqueda de la verdad, de saltos adelante de nuestra especie y de llevar las cosas al límite (replicando por otra parte lo que los propios creadores lograron anteriormente en el mundo visual, en especial la muy influyente saga 'Matrix'). Además, los personajes se debaten tanto contra el mal que los acecha como contra los propios problemas de sus vidas: muertes recientes, decisiones vitales de importancia, pobreza o violencia en sus entornos familiares, crisis de identidad... En fin, que lleva muchas cosas dentro, sobre todo para ser una serie en principio de ciencia ficción escapista, y  puede ser tan fácil encontrarla fascinante como decepcionante, e incluso ambas cosas al mismo tiempo.