viernes, 12 de junio de 2015

Dark matter

syfy.com/darkmatter
-Estreno: 12 de junio de 2015, SyFy.
-Drama, 42 minutos, 2 temporadas, 26 episodios.
-Tercera temporada en 2017.

-Si nadie te compra tu guion, conviértelo en novela o cómic, y ya verás cómo lo vendes enseguida (eso si te lo publican, claro). Ya le pasó al mismísimo Guillermo del Toro con 'The strain', y este es otro caso parecido. Joseph Mallozzi y Paul Mallie crearon la idea original para un guion, pero como no encontraban cliente, lo tranformaron en cómic de cuatro entregas en 2012, que así entra mejor por los ojos, y ahora se convierte en teleserie. El planteamiento de la trama es una nave espacial cuyos seis tripulantes despiertan de repente sin recordar sus identidades. Todo lo demás sí lo recuerdan: hablar, moverse, hacer las cosas que sabían hacer antes (manejar los controles, usar armas, reparar cables), pero no guardan memoria alguna de quiénes son. Eso se descubrirá al final del primer episodio, así que aviso de spoilers: pues resulta que son... un grupo de mercenarios enviados a acabar con unos colonos mineros rebeldes en el planeta adonde se estaba dirigiendo la nave, y a quienes habían conocido como gente decente y hasta amable justo antes de recibir esta información. Sin embargo, al no recordar tampoco este encargo, cada uno de ellos ve la misión de una manera diferente y empiezan los desacuerdos sobre cómo actuar a partir de ahora. La serie, eso sí, la han acabado haciendo, pero es de la cadena SyFy, que es como un Lidl de la ciencia ficción: barata, básica y no siempre de lo mejor que se pueda paladear. Los efectos dan menos el cante que otras veces, pero eso es a base de no intentar hacer lo que no se tiene presupuesto para hacer y de limitar el diseño de producción a lo imprescindible. Al fin y al cabo, nadie dijo que el guion del principio te lo fuera a comprar la HBO. Y por mucho que los creadores citen la influencia de 'The shield', la saga 'Alien' o 'Doce del patíbulo', al final es una "space opera" de coproducción canadiense que cumple a secas, con la aparición estelar, pero ni siquiera en el reparto principal, de Wil Wheaton, ahora más conocido por sus apariciones esporádicas en 'The big bang theory' que por su papel original en 'Star trek'.