martes, 31 de marzo de 2015

Younger

tvland.com/shows/younger
-Estreno: 31 de marzo de 2015, TV Land.
-Comedia, 21 minutos, 3 temporadas, 36 episodios.
-Renovada..

-TV Land es un canal donde abundan las telecomedias y donde va a parar todo aquel que no encuentra sitio en otro lugar, sobre todo porque su tiempo ya ha pasado. El último en caer en el hoyo es Darren Star, creador de 'Melrose Place', '90210' y 'Sexo en Nueva York', por ejemplo. En esta serie vuelve a tratar un tema que cada vez iba estando más presente en la última de sus series mencionadas antes, que es el de qué le ocurre a la gente, sobre todo a las mujeres, cuando van cumpliendo años y se les pasa la juventud. La protagonista de 'Younger' es una madre recién divorciada de 40 años que intenta encontrar empleo en una Brooklyn que no perdona llevar un 4 delante, así que, dado que está delgada y tiene buenas piernas para su edad, una amiga suya la convence para que mienta en las entrevistas diciendo que tiene 26, a la vez que la hace ponerse al día con el rollo de Twitter, con 'Los juegos del hambre' y One Direction, y con el rasurarse la vagina (pues sí, aquí, como en SENY, no para de hablarse de partes pudendas). Al poco es contratada en una editorial, donde su compa de curro es la ex-estrella Disney Hilary Duff, ya con 27 años, al tiempo que conoce a un tatuador jovencillo y guapetón con quien mantiene la misma mentira que en el trabajo. La serie en conjunto es superior al resto del menú de risas enlatadas, grabadas más o menos "en directo", que sirve TV Land, y gran parte de ello se debe a la protagonista principal, Sutton Foster, que como ya vimos al hablar de 'Bunheads', es una estrella de los musicales de Broadway que funcionó muy bien en la comedia televisiva, y ahora repite experiencia. Al igual que entonces, muestra una inteligencia sarcástica no exenta de simpatía natural que la hace muy atractiva como personaje al que apoyar como espectador. El guion, por su parte, al igual que pasaba con 'Sexo en Nueva York', a veces es lo mejor y a veces lo peor de la serie: por cada pulla ingeniosa hay alguna otra frase sin acabar de cocer que no funciona, y por cada vez que plantea un tema interesante, como en este caso la obesión con la juventud y la imagen, saca alguna conclusión que trivializa lo que podría haber sido interesante.