jueves, 19 de febrero de 2015

The odd couple

cbs.com/shows/the-odd-couple/
-Estreno: 19 de febrero de 2015, CBS.
-Comedia, 21 minutos, 3 temporadas, 38 episodios.

-En 2015 se cumplen 50 años desde el estreno de 'La extraña pareja' como obra de teatro en Broadway. Desde entonces, la creación de Neil Simon ha sido representada numerosas veces, se ha hecho una famosa película con dos insuperables actores para los papeles centrales (Jack Lemmon y Walter Matthau), y se ha adaptado varias veces para televisión, sobre todo en los 70, con Tony Randall y Jack Klugman. Además, en 2015 también se cumplen dos años desde que a Matthew Perry le cancelaron su último intento de volver a triunfar en una telecomedia, así que, inasequible al desaliento y aprovechando aún la perenne popularidad de 'Friends' (que también está de aniversario, 20 desde su primera temporada), vuelve a intentarlo. Para quien no lo recuerde, la extraña pareja del título son dos amigos desde la universidad que años más tarde, tras haberse divorciado ambos, comparten apartamento. Oscar Madison (Perry) es desordenado y huraño, y Felix Unger (Thomas Lennon) es tan obseso de la limpieza y los modales que la gente se pregunta si es gay (en esta versión abiertamente, en contra de encubrimientos anteriores en las primeras representaciones). Oscar es locutor deportivo (desde su propio apartamento y en calzoncillos) y Felix es fotógrafo publicitario, cosa que a menudo también hace desde casa. Y por esas casualidades de la vida, hay dos hermanas vecinas preparadas para hacer comedia sexual/romántica con ellas, así que la mitad del tiempo la cosa trata de dos compañeros de piso que se ponen de los nervios mutuamente hasta que tienen dos frases de conversación seria por episodio, y la otra mitad trata de la dificultad de encontrar la pareja perfecta en la América urbana. Para redondear el reparto (y darle diversidad racial) están dos conocidos actores negros: Wendell Pierce, que fue Bunk en 'The wire', e Yvette Nicole Brown, la ama de casa de 'Community', aquí notablemente más delgada. El proyecto no ha tenido buenas críticas, lo cual ilustra el peligro de rehacer clásicos que el público recuerda con afecto: por un lado atraen atención inmediata, pero por otro el nivel de exigencia es muy alto. Resulta eficaz y profesionalmente hecha, pero sin nada que la haga destacar especialmente en la despiadada competición televisiva actual.