viernes, 15 de julio de 2011

La Reina del Sur

http://msnlatino.telemundo.com/novelas/La_Reina_Del_Sur/
-Estreno: 28 de febrero de 2011, Telemundo.
-Drama, 40 minutos, 1 temporada, 63 episodios.
-Terminada.

-Pues sí, 'La Reina del Sur' tiene cabida en este blog, ya que por mucho que esté basada en una novela española que trata sobre una mujer mexicana y esté rodada en castellano, el canal que la encargó, Telemundo, es una cadena estadounidense, y Estados Unidos fue el primer país donde se emitió. Obviamente, hay muchas más series en el mismo caso (estadounidenses y no rodadas en inglés), pero este blog no se va a ocupar de ellas. Sirva esta entrada, pues, de desagravio general y mención de reconocimiento para todas en conjunto. Además, dado que es la serie de más éxito en la historia de su cadena, resulta un buen ejemplo.

Las estadísticas dicen que desde 2009 o así, Estados Unidos tiene más hablantes nativos de español que la propia España. Eso, obviamente, significa un mercado potencial tan grande como el de España en número de posibles espectadores, y hay varios canales que emiten solamente en español, alguno de los cuales llega a superar habitualmente la audiencia de varias de las cadenas importantes en inglés. Sus productos más exitosos son las telenovelas, género al cual pertenece esta serie. En él no se habla de temporadas, o de renovaciones, sino que cada proyecto tiende a estar cerrado desde el principio, como si fuera una novela, con principio y final bien definido. Además, se suelen emitir capítulos diarios de lunes a viernes, no una vez a la semana, y con frecuencia la serie se filma entera antes de siquiera emitirse el primer episodio. Son, pues, unas reglas muy diferentes a las de las cadenas tradicionales en inglés. Y este es el caso de 'La Reina del Sur', que rodó sus 63 episodios en apenas seis meses y los emitió todos en otros tres. En las cadenas angloparlantes, 63 episodios serían tres temporadas de una serie larga típica (de unos 22 episodios semanales), o cinco o seis de una serie corta de las que abundan más ahora, a 13 por año. 'The wire', por ejemplo, solamente llegó a 60 entregas en 5 temporadas.

La rapidez en el rodaje es otra cosa que tener en cuenta. No solo no hay tiempo para plantearse escenas particularmente elaboradas, sino que las actuaciones tampoco se complican demasiado. Prácticamente, con que a los actores se les entienda el diálogo ya sirve, y el atractivo de las telenovelas está más en lo que el guión decide que pasa en ellas que en la perfección estilística de su acabado: lo que importa es la historia, lo que los personajes deciden hacer y el qué ocurre después, y no tanto la brillantez del rodaje. Y esto es así porque al público al que está dirigido no le importa que sea así (o si no, no las vería, obviamente). Además, el presupuesto es muy inferior al de las grandes cadenas angloparlantes ('La Reina del Sur' fue la producción más cara en la historia de Telemundo, con un presupuesto de 10 millones de dólares en total), así que todo esto hace que en comparación, las telenovelas queden bastante crudas en lo formal, aunque no por eso pierdan eficacia (las que son buenas dentro de su género, al menos).

Estas, pues, son las reglas del juego al que se apuntó a jugar Arturo Pérez-Reverte, el autor de la novela original, cuando decidió firmar su contrato para esta adaptación. No es una película de Hollywood, para la que también había un proyecto posible, ni una serie de la HBO. Es una telenovela, un culebrón. Las escenas son poco complicadas, el peso se carga por completo en el diálogo, y se añaden toques melodramáticos como broncas a gritos, escenas románticas o abundancia de visitas a hospitales, que no casan exactamente con el tono más frío (o al menos, menos exaltado) de la novela. Es parte de las convenciones del género. Si fuera una adaptación musical, los personajes cantarían, y si fuera una obra de teatro clásico, hablarían en verso.

En el mercado americano (entendido en toda la extensión del continente) esta serie sobre una joven mexicana que se ve metida en las mafias del narcotráfico en México y España fue un gran éxito en cada país donde se estrenó, tanto que se hizo una campaña seria para que la actriz principal, Kate del Castillo, fuera nominada a los premios Emmy. No lo consiguió ni de lejos, pero era la primera vez que una cadena no en inglés se atrevía a apuntar tan alto. El episodio final tuvo una audiencia de 4,2 millones de espectadores, y fue el programa más visto de esa noche en Estados Unidos, batiendo a TODAS las cadenas en inglés. Por contra, en España, el canal Antena 3 emitió una versión recortada de 13 episodios, uno por semana y en horario de máxima audiencia. Es decir, vendió la serie como lo que no era, y las críticas negativas fueron abrumadoramente mayoritarias en todo el país. Básicamente, trajo una baraja española a un partida de poker. Y el público no tragó.

Más información sobre la serie y su recepción en este enlace.

No hay comentarios: